Entrevista a María Juncal: “flamenco visceral y genuino”

0
0

Con “Destemplao”, “Tercera llamada”, “El Encierro de Ana Frank” y “Emotions”, entre muchos otros espectáculos, dirigidos, coreografiados y protagonizados por ella, María Juncal, bailarina flamenca oriunda de Las Palmas de Gran Canaria, se ha presentado en escenarios de todo el mundo y ha forjado una larga trayectoria llena de reconocimientos. En esta ocasión la bailarina visitará Buenos Aires para brindar su show Emotions, “La emoción del flamenco”, el jueves 27 de septiembre en la Sala Caras y Caretas, junto a Fernanda de Córdoba y Esteban Gonda, en guitarra; Álvaro González y Eugenio Romero en el cante y Juan Romero en la percusión.

Aprovechamos en Leedor para tener una entrevista exclusiva con ella donde nos cuenta sobre su arte y su visión sobre esta danza que tiene tantos seguidores entre los argentinos.

¿Cómo se conjuga la emoción con la técnica en el flamenco?

La emoción es inherente al flamenco, la técnica solo nos facilita el camino y derriba límites…

¿Qué es el nuevo flamenco?

Para mí no hay un nuevo flamenco, solo nuevos intérpretes, más recursos, más información; pero el flamenco es uno.

¿Te parece que el flamenco es una danza más visceral que otras?

Me parece que cada elemento flamenco en sí mismo está cargado de fuerza. Es muy potente la carga emocional que tiene un cante, un baile y un toque. Es, en efecto, visceral y genuino.

¿Cuáles son los destinos que has visitado como bailarina y cuál ha sido la repercusión en diferentes países? ¿Ya has visitado la Argentina?

Por suerte, porque me apasiona, he viajado mucho y siempre me sorprende cómo la gente recibe y busca el flamenco. Las puertas en el mundo se nos abren con cariño y respeto. Ya he estado en Argentina, aquí se quiere mucho al flamenco. Hay muy buen nivel y se trabaja seriamente. Me gusta mucho por eso.

¿Cuál es tu mayor aspiración o meta como bailaora de flamenco?

¡Siempre el siguiente Teatro!

¿Tenés formación en otro tipo de danza como la clásica o la contemporánea?

Si, en ballet y danza española. El ballet me encanta y creo que es muy necesario. He aprendido mucho haciendo ballet. Lo recomiendo siempre.

¿Cómo fue crecer en una familia flamenca?

No me di cuenta de lo que significaba realmente hasta que llegué a Madrid y entendí el peso específico que el mundo del arte flamenco tenía en mi gente. En casa escuchaba sin cansarme las historias que mi abuela me contaba. Pero todo era normal para mí, formaba parte de mi día a día. Crecí escuchando.

¿Cómo resumirías tu show Emotions que presentarás en septiembre en nuestro país?

¡Diría que es flamenco, es sentir bailando y bailar para sentir!

¿Cómo has elegido a los músicos que te acompañan?

Siempre elijo a mis músicos y a mi equipo, pensando en el corte del espectáculo en el que nos vamos a reunir… busco a personas que se emocionen con los proyectos, que tengan ilusión y aporten. De la magia, de la ilusión salen cosas increíbles.

¿Cómo ves el futuro del flamenco a nivel mundial? ¿Crees que seguirá creciendo como fenómeno?

Quiero verlo esperanzada. No por el flamenco en sí, que me parece que está muy vivo, sino por la forma en la que estamos quitándole espacio al ser humano. En ese sentido sí me preocupa. Aún así miro al futuro con fe.

¿Me podés contar brevemente sobre tu actividad solidaria?

La vida me ha brindado la oportunidad de formar parte de algunos proyectos comunitarios. Esto creo que me hecho crecer. Agradezco el tiempo que les dedico porque me hace enormemente feliz y constato que la danza es magia para el alma.