Crítica de “Traducción de las noches”, de Virginia Innocenti

0
0

Acompañada por Sergio Zabala en guitarra y voces, y Gaspar Tytelman en percusión, Virginia se dirige a sí misma en esta obra, sobre un texto escrito por ella: canto y poesía conviven en este espectáculo con la fuerza de aquello que a veces se calla, que va horadando un camino de silencio hasta llegar a ser exclamado a viva voz, ya sin el temor de lo que otros puedan opinar. La actriz se coloca en un lugar de madurez que le permite revelar su intimidad en un acto creativo.

Quien habla de sí mismo, sobre su experiencia personal, se puede exponer a la risa, la pena, el ridículo. La literatura y el teatro contemporáneos nos ofrecen toda una gama de géneros donde la autorreferencia es clave: la autobiografía, el biodrama, la autoficción, por ejemplo son algunos géneros que bucean en las profundidades del yo y al mismo tiempo lo construyen. Con distintos grados de ficción y de realidad, los autores contemporáneos nos hablan de sus tragedias personales, sus infancias traumáticas, sus dolorosos vínculos y esto nos toca quizás más de cerca porque sabemos que su relato tiene un anclaje en episodios reales. La obra de Virginia Innocenti es rotulada como una ficción biográfica descarnada.

El arte de Innocenti posee tanta potencia que nos deja con sensaciones en la piel, no solo porque es una enorme actriz y se maneja con soltura en el canto, sino porque el contenido de su narración impacta fuertemente en el espectador: todos se sentirán tocados por un relato que solo se puede calificar de estremecedor. Una madre autoritaria, manipuladora  y un padre castrador, seres queridos que le piden plata, hermanos que la quieren ahogar o torturan a su perro son estos personajes que Innocenti construye, son como esos espíritus que la acosan, la tienen atrapada,  y que hasta que no les de un cauce no la dejarán en paz.

¿Qué es lo que traduce Traducción de las noches? Traduce la experiencia humana y la transforma en arte, porque eso que lastima pide ser traducido en alguna clase de forma, pide salir de la propia interioridad para ponerse en un lugar donde todos puedan reconocerlo. La poesía y el teatro pueden tener una relación fecunda y esta obra es prueba de ello; por momentos parece que estamos ante una escritura surrealista; por otros, ante un retrato realista, pero siempre con una voz muy auténtica y muy propia, aquella que Virginia sostiene con un manejo asombroso de su oficio, de su arte.

Jugando con canciones conocidas y otras no tanto, la actriz aprovecha algunos temas para hablar de su vida: “Help” de los Beatles o “Volver a los diecisiete”, de Violeta Parra, jugarán un rol principal. Las canciones infantiles son empleadas con una intención irónica constante, como la de la foca que recibe aplausos.

Virginia probó meditación, yoga y reiki pero nada funcionaba. Le han dicho que se perdía en la playa a propósito para ser aplaudida. Una mujer con increíble talento para actuar, escribir y cantar pero que solo es admirada por su cuerpo. Virginia no teme calar hondo en los temas de género que hoy no pueden soslayarse. Su experiencia sexual en la adolescencia muestra su costado más tremendo en la mirada de un padre insensible. Se desencadena una situación desgarradora que ella deberá atravesar sola, sin el apoyo de su familia.

El agua de su alma desbordando una copa y un fuego que no atardece son imágenes que crea la poeta. La voz resiste múltiples embestidas, podrá quebrarse, pero nunca callarse. Al igual que Scheherazade, se nos dice, la artista está cantando y contando bajo amenaza de muerte y el público será el que determine si ella podrá salvarse. Seguro que sí.

El espectáculo se presenta en el marco del ciclo Agosto poético, un encuentro multidisciplinario que acompaña la décima edición del Festival de poesía en el centro, del Centro Cultural de la Cooperación.

Ficha artístico-técnica

Únicas siete funciones

Ficha Artistica y Técnica / Autora: Virginia Innocenti; Interprete: Virginia Innocenti; Músicos en Escena: Sergio Zabala (guitarra y voces) y Gaspar Tytelman (percusión); Vestuario: Myriam Domínguez Argüello; Diseño de Iluminación: Leandra Rodríguez; Foto: Alejandra López; Video: María Jerónimo; Asistencia General: Eugenia Campano, Dirección: Virginia Innocenti y Leandra Rodríguez

Domingos a las 19.30 h

En el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543 / Entrada $350.

Reservas de entradas, por alternativa (http://www.alternativateatral.com/obra59576-traduccion-de-las-noches) ó web del CCC (http://www.centrocultural.coop/eventos/traduccion-de-las-noches)

Contacto de Producción: eugeniacampano@gmail.com

Contacto de Prensa X Festival Latinoamericano de Poesía: pizarrosilvina@gmail.com