Crìtica de En el cuerpo, de Alberto Masliah

0
0

Mezcla de documental con video danza, En el cuerpo registra la obra performática del grupo Compañía de Danza Sin Fronteras, a la vez que testimonia el proceso creativo de la coreografía y los ensayos previos.

Bajo la premisa de abarcar las vicisitudes de la sociedad durante el último gobierno de facto, hasta ser vencido por la democracia, se estructuran las piezas de esta danza conceptual. La introducción de un bailarín que se contorsiona en las penumbras de un espacio oscuro y desanclado es la primera referencia al período negro de la dictadura, para luego ir intercalando diferentes representaciones metafóricas de los períodos consecuentes de nuestro país. Estos incluirán un espectáculo circense, la simulación de las olas del Río de la Plata, una persecución en colores, una danza femenina en clave de luto, que en palabras del director refiere a las Madres, o incluso una serie de encuentros y desencuentros entre los bailarines -que refuerzan la búsqueda de identidad ante el triunfo democracia- que culmina con un baile multitudinario correspondiente a la libertad.

En los entretelones de estos cuadros existan otras vicisitudes: las del rodaje mismo. La prohibición de poder continuar filmando en el Parque de la ESMA es uno de los conflictos iniciales que da cuenta del poder simbólico de esta obra de danza. Como afirma el director no se trata simplemente de un lugar o una locación, sino que es sede de un vínculo emocional que reforzaría la tesis de la obra, aunque a las autoridades del Parque no pareció importales.

Candelaria Iocco, Gabriela Torres, Leticia Abelle, Lucrecia Rossetto, Mariano Landa, Pablo Pereyra y Yohan Chavarría son los integrantes de este grupo de bailarines. Tres de ellos -dos hombres y una mujer- son discapacitados por lo que deben circular en silla de ruedas, pero lejos de resultar un impedimento, es otro matiz que se acopla con naturalidad a las coreografías. Alberto Masliah -director- opta por registrar los ensayos y las reuniones en que se debaten tanto puntualidades de los movimientos de las coreografías como la disponibilidad semanal de los bailarines para poder ensayar o incluso conversaciones banales, con el fin de transmitir el buen clima de compañerismo dentro del grupo.

Con la participación también de músicos que hacen sus apariciones ocasionalmente durante los momentos de danza, En el cuerpo es una película de escaso metraje -62 minutos- que hoy tiene su estreno en el Cine Gaumont, a las 12.10 y 20 hs.