Entrevista a José Campusano a propósito de El Azote

0
0

 

Este jueves se estrena la última película del prolífico José Campusano. Pudimos charlar con él sobre El azote.

Blanca María Monzón: ¿Cuáles son los sentimientos básicos que te movilizan a la hora de abordar un nuevo proyecto?

José Campusano: Creo que podríamos hablar de solidaridad y empatía mutua.

BMM: Si pudieses verte en perspectiva, -y ver- todo el trabajo que como cineasta venís realizando a lo largo de más de 10 años, ¿qué sería aquello de lo cual estás seguro no desearías cambiar, y que sí, si es que compartís la idea de existencia de estas dos variables?

JC: Cinebruto se fundó en base a ciertos principios como el priorizar la inclusión de diferentes sectores sociales, apostar a la experimentación narrativa, el no incluir a actores y actrices famosos, basar los contenidos en anécdotas reales, filmar en cualquier parte del mundo donde surjan recursos, de todos estos principios no cambiaríamos ninguno.

BMM: Pienso, que Vil Romance -Primer largo presentado en la Competencia Oficial en Mar del Plata- dio cuenta no sólo de tu coherencia brutal con el entorno, o de que esa era la única moral posible de los personajes, sino, y sobre todo, de tu radical deseo de autenticidad. ¿Te ha costado mantenerlo en el tiempo?

JC: No, no me ha costado en absoluto.

BMM: ¿Cómo fue y cuanto duro tu trabajo de campo con los actores? y como evoluciona esto hacia lo que constituye tu idea de guión?

JC: En realidad al trabajo de campo lo realizo con referentes sociales, quienes pueden o no ser parte del plantel actoral, y en general se desarrolla a lo largo de meses o años, suelo avanzar con varios proyectos a la vez. La idea de guion comienza a generarse partiendo de una media docena de anécdotas verídicas, el trabajo que lleva mas tiempo es cuidar que las transiciones que completan al argumento también partan de sucesos reales.

BMM: ¿A partir de qué premisas solés trabajar los diálogos con los actores profesionales, y no profesionales?  ¿Cuál es tu método de trabajo?

JC: Hay seis films que hice sin una sola línea de guión, sólo con escaleta, entre ellos Brooklyn Experience. Fango por ejemplo jamás tuvo guión ni escaleta. Suelo también desgrabar audios o consultar a personas sobre qué dirían y cómo reaccionarían ante determinados estímulos.

BMM:– ¿Cuáles son las cuestiones que te interesan comunicar en él ¿Y por qué?

JC: Me interesa que el propio sector abordado se identifique plenamente tanto con el tipo de diálogos como con el lenguaje corporal de los personajes, a fin de dejar el testimonio más fiel, el menos contaminado.

BMM: ¿Cómo opera dentro del film el tema de la verosimilitud, donde está la delgada línea que conecta apenas la ficción a la realidad? que constituiría, claro, un punto de vista de lo que suponemos es la verdad.

JC: Ante esa búsqueda y como realizador pretendo desde nuestros primeros films incluir a la verdadera comunidad en materia de contenidos, producción y personificación. Lo particular es cuando quienes jamás han frecuentado estos ámbitos pretenden saber o definir qué es verdad y qué no, eso nos hace realmente mucha gracia.

BMM: ¿ Se podría decir que la geografía en donde acontecen los hechos, tiene semejanza con la realidad de nuestro conurbano, de tu conurbano, bonaerense? Espacio de casi la totalidad de tu filmografía. ¿En qué sentido creés que se parece a este último?

JC: Creo que todas las periferias tienen fuertes puntos de contacto, por ejemplo el barrio de Brooklyn, donde fuimos muy bien tratados, tiene mucho de abandono, desolación y polución, te diría que en esos aspectos no difiere en absoluto de las periferias de otros países donde hemos filmado.

BMM: Sé de tu creencia en el poder de la imagen para generar una reflexión y a la vez denunciar. En este caso, ¿podés contarmeun poco de toda esta problemática social que te interesa comunicar?

JC: Lo que destaco fundamentalmente en El Azote es cómo la vida de miles de jóvenes se ven afectadas para siempre al caer como victimas de abusos sexuales en el espectro familiar y de diferentes atisbos de humillación y violencia aplicados por las fuerzas de seguridad o por sus pares, en un marco de carencias constantes acentuadas por un clima muy duro.

BMM: ¿Qué papel vendría a jugar la inclusión de lo fantástico?

JC: En todos mis viajes a La Patagonia ese factor ha estado siempre presente, tanto en el espectro criollo como en el de los pueblos originarios, por ello consideré que no podía estar ausente.

BMM: ¿Cuál es tu expectativa con el público, y cual sería tu mayor espectador? si es que crees que existe uno que se destaca del resto.

JC: Sabemos lo caótico que resulta el momento del estreno, por ello sólo me permito acompañar la experiencia, sin acumular expectativa alguna. He comprobado que nuestro público es sumamente variado