Siniestra

0
0

Estamos viviendo en un mundo de ciencia ficción. Novelas como 1984 de George Orwell o Sueñan los androides con ovejas eléctricas de Philip Dick muestran cada vez más semejanzas con nuestro mundo. Ya no sabemos si la serie Black mirror anticipa lo que va a pasar o en cierta medida copia lo que ya está sucediendo. Autores como E.T.A Hoffmann han ahondado en la figura del doble o el doppelgänger. Siniestra tiene, por tanto, varias intertextualidades.

La primera historia, Cronoterapia, nos muestra una pareja que no se encuentra en los mejores términos; pronto descubriremos la causa de su malestar. Ellos viajan en el tiempo para ver si logran evitar el origen de aquello que los aqueja. Pero modificar el pasado no es tan simple como uno puede imaginar ya que todo tiene consecuencias. Otro tema que plantea la pieza es la subjetividad de la realidad. Todo es según lo percibimos; no existe realidad objetiva. Nuestros recuerdos, nuestra imaginación darán forma a lo que ven nuestros ojos.  Por eso los personajes de Cronoterapia ven cosas distintas. No hay una visión igual a la otra, cada uno verá su entorno por su propio prisma, dentro de este mágico cubo.

En esta primera historia se menciona el concepto de paradoja. Muchos recordaremos la paradoja de Zenón de Aquiles y la tortuga, por ejemplo. Todo lo que percibimos es ilusorio y no existe el movimiento, no existe el tiempo. Cuando aparece una pareja que es la doble de la pareja actual pero más joven y se crean hipótesis descabelladas acerca de la relación entre ellos, podemos, de hecho, afirmar que todo lo que se genera nos hace pensar mucho en lo paradójico y la contradicción.

En El actor podremos acceder a una traumática historia familiar donde ha fallecido un hermano. Nuevamente la intervención de un doble será la clave para sanar viejas heridas. Y surgirá el amor como un componente siniestro. Lo extraño dentro de lo familiar fascina, pero también perturba. La persona que administra este sistema de recuperar a  la persona querida por medio de un actor también es siniestra. Lucra con el dolor de los demás, como los peores oportunistas.

Javier Daulte (dramaturgo y director) a la cabeza de Espacio Callejón se ha inspirado tanto en la ciencia ficción como en la matemática y la física cuántica. Series de tv como El túnel del tiempo o Perdidos en el espacio y la lectura de libros de Isaac Asimov también han sido sus influencias. El team actoral que convoca Daulte (compuesto en este caso por Silvia Gómez Giusto, Federico Buso, Carla Scatarelli y Matías Broglia) siempre muestra la máxima concentración con un desempeño elogiable. Todos ellos  ofrecen una interpretación que convence, interesa y despierta asombro. Mucha química y un trabajo de relojería para montar un sistema siniestro que nos envuelve  y nos hace preguntarnos por los temas que siempre han generado inquietud en el ser humano: el tiempo, el amor y la muerte.

Ficha artístico-técnica

Elenco: Silvia Gómez Giusto, Federico Buso, Carla Scatarelli, Matías Broglia
Escenografía: Julieta Kompel
Iluminación: Sebastián Francia
Vestuario: Jam Monti
Asistente de vestuario: Guadalupe Mendoza
Videoarte y gráfica: Franco Verdoia
Post Producción Video: LemonDrop
Asistente de dirección: Rocío Literas
Producción ejecutiva: Matías Luna
Dramaturgia y dirección:Javier Daulte
Funciones: Viernes a las 22.15; Localidades: $ 250. Jubilados y estudiantes: $ 220; Espacio Callejón – Humahuaca 3759 – CABA