Mamushkas: Carla Lucarella en el CdF de Montevideo

0
0

La sala del primer piso del Centro de Fotografía en la 18 de julio nos recibe en esta fría espera del invierno rioplatense. Estamos en Montevideo y nos asomamos a una exposición que se ve muy interesante, y en la que hay que comenzar leyendo una suerte de memoria conceptual de vuelo poético escrita por la propia autora, que explica que ese archivo/colección que veremos expuesto en series de postales, o páginas, a manera de un libro de artista, es una biografía errática a la que entramos por un doble código: palabra-historia e imagen-memoria.

Ya de comienzo las hipótesis del juego entre ambos pares de elementos citados surge provocando extrañamiento. Lo que podría ser un registro biográfico se transforma en una suerte de creación afectiva, suerte de novela gráfica con repositorio de una historia de ausencias, con album de figuritas, con deriva de una vida que sin dudas, en el pacto ficcional que propone Lucarella, se transforma en una constelación romántica y heroica, en un relato biográfico y literario que suma poética personal a una historia que podría ser una de tantas, pero que atrapa, fascina, y produce una fuerte empatía, punto de toque del relato visual con cada una de nosotras.

carla 1

Hablamos de repositorio justamente porque lo que la artista hace, al enmarcar con textos explicativos su propia historia, es reponer en algún corte posible el continuo de andares que es la vida. Comprendiendo su vida personal, entendemos mucho de la propia. Quizás esa sea la clave más fascinante del feminismo. Las fotos provienen de colecciones familiares y se asemejan tanto a nuestras propias cajas de fotos. Otra manera de manejar el furor de los archivos no ya desde la lógica meramente curatorial o etnográfica, sino más bien desde cierto entramado que nos relee en lo común y nos entrecruza en lo colectivo.

Ver esta muestra a horas nomás de aprobada la ley de interrupción voluntaria del embarazo, en una Montevideo que tiene su ley desde 2012, y luego de estar en la vigilia, le da a esta experiencia algo más que la simple contemplación de una muestra de fotografía.  Hoy estamos revisando en las calles, pero también en la intimidad de las juntadas, los recuerdos y los abrazos, nuestros modos de ser y representar maternidades, biologías y parentescos. En este sentido el trabajo de Lucarella, curado por Lorena Fernández, afirma esa voluntad que parece haber rebalsado hoy las prácticas artísticas, instaurando otros posibles desde el relato personal.

Si andan por Montevideo, no pueden perdérsela.

 

Mamushkas, fotografías de Carla Lucarella
Hasta el 8 de septiembre de 2018.
Sede CdF. Primer Piso.
Av. 18 de Julio 885 (entre Andes y Convención), Montevideo.