La pensión, Micaela Fariña

0
0

La pensión, de Micaela Fariña, es una obra, aunque no en el sentido tradicional, con espectadores quietos en sus butacas. Todo transcurre en una pensión de chicas que estudian y que, además, están relacionadas por un crimen ocurrido en el interior de la provincia de Buenos Aires. En esa casona del barrio de Belgrano, cada ambiente es un escenario, cada espacio requiere que nosotros acompañemos a las protagonistas en un recorrido que nos permite ejercitar diferentes miradas sobre los hechos que nos irán completando el mapa de lo que está detrás del crimen.

Lo primero que llama la atención desde el comienzo de la obra es su ritmo. Como en toda casa grande, hay muchas puertas y escaleras por donde los personajes entran, salen, suben o bajan ininterrumpidamente; también gritan, gesticulan, se enojan, se desbordan, corren. Lo otro que se nota enseguida es la naturalidad con la que las actrices asumen sus roles, lo que por momentos hace que nos olvidemos que somos espectadores y casi nos sintamos parte de esa pensión y de lo que allí ocurre, como si compartiéramos la cotidianeidad de estas chicas.

En cuanto a la trama, hay una combinación de realismo costumbrista con una intriga político-policial, a lo que se suma una buena dosis de humor y de situaciones exageradas, por momentos casi inverosímiles. En este contexto, los personajes devienen en estereotipos: la aprovechadora, la estudiosa, la ordenada, la que desentona con los horarios de las demás, la malhumorada dueña de la pensión; todos repiten ciertas características que los definen, pero que no los tornan obvios ni predecibles.

Micaela Fariña, autora y directora, nos tiene acostumbrados a propuestas originales como Bicicletas o En el columpio, todas con el fondo común del movimiento que se transforma en una metáfora: en la vida y en el teatro, nada es permanente.

La pensión es una obra diferente que nos saca del lugar habitual al que estamos acostumbrados cuando asistimos a una obra, y eso en principio es un interesante desafío.

Ficha artístico-técnica

Actúan: Agustina Lucero; Kika Monte; Luciana Lippi, Eugenia Vieytes; Josefina Bonnet; Julieta Núñez; Lucía Luisi; Francisca Pérez Sucunza; Matías Salvo; Agustina Giordano; Ariel Dabbah; Gimena González; Ricardo Castro Guitart; Noelia Caputto; Yami Taborda

Reemplazos: Luli Lami Dozo; Francisco Cerra

Escenografía: Lucila Rojo; Vestuario: Mailén Calvo; Fotografía: Federico Deb; Diseño gráfico: Victoriano Pololla; Realización de video: Lourdes Belén Medina; Producción general: Cia. Sinergia; Dirección adjunta: Ayelén Pérez De Seta y Manuela Bottale

Dramaturgia y dirección general: Micaela Fariña

Funciones: sábados 20 h y domingos 19 h, en Belgrano (la dirección se envía una vez realizada la reserva)