Retrospectiva de Paulo Pécora en la Sala Lugones

0
0

A partir del lunes 28 hasta el miercoles 30 se muestra esta retrospectiva del realizador argentino, periodista, y aficionado al dibujo y la fotografía, Paulo Pecora.
Paulo Pécora nació en Buenos Aires en 1970. Es Estudió en la Universidad del Salvador, TEA y la Universidad del Cine de Buenos Aires. Trabaja como redactor en la sección Espectáculos de la Agencia Télam. Escribió, dirigió y produjo los largometrajes “El sueño del perro” (2007) , “Marea baja” (2013), “Amasekenalo” (2015) y “Lo que tenemos” (2018), además del mediometraje de terror “Las Amigas” y más de 30 cortos y videoclips filmados en su mayoría en Super 8 milímetros. Sus filmes recorrieron muestras y festivales como Mar del Plata, Locarno, Karlovy Vary, La Habana, Bafici, Beijing, Río de Janeiro, Sitges, Trieste y Toulouse, entre otros. Es uno de los productores de “La cama” (2018), ópera prima de Mónica Lairana estrenada en el último Festival de Berlín.

Programación

Lunes 28, a las 16.30.
LAS AMIGAS.
Escrito y dirigido por Paulo Pécora (Argentina, 2013)
Duración: 35 minutos.
Con Mónica Lairana, Ana Utrero, Gladys Lizarazu y Natalia Festa.
Producción, arte, cámara: Paulo Pécora.
Dirección de fotografía: Emiliano Cativa, Alan Endler.
Montaje: Mariano Juárez.
Música: Alan Mumenthaler.
Sinopsis: Y desde entonces, las arpías paseaban su pestilencia por toda la ciudad, intentando superar el hastío que les producía su inmortalidad… ser eternas era su condena, la seguridad de un aburrimiento incalculable, y su olor rancio y nauseabundo marchitaba todo a su paso, como un ácido que contagiaba un virus de putrefacción…
Competencia Vanguardia y Género del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici).
Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges (España).
Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana (Cuba).

“Espectral y fantasmagórica, entre el cine surrealista de los años ’20, el terror a la europea (de Dreyer al giallo italiano pasando por la Hammer) y de ahí a los revulsivos freakshows de David Lynch, este mediometraje de Paulo Pécora filmado en Súper 8 se centra en un grupo de amigas/vampiras que viven en un caserón y desde allí acechan a presas propias y ajenas, transformando todo en baños de sangre y saliva. Inquietante y enigmática, por momentos complicada de seguir y en otras atrapante, LAS AMIGAS podría ser vista como una secuela o respuesta, en versión arty/experimental a MUJER LOBO, de Tamae Garateguy, que tiene a tres mujeres (acá son cuatro) entre vengativas y desquiciadas como protagonistas (y hasta comparten una actriz, Mónica Lairana, dueña de una intensidad inimitable). Un filme de horror avant-garde que decididamente no es fácil de ver (está en las antípodas estéticas del otro filme de vampiros en esta misma competencia, VAMPS), crece mucho gracias a sus sugerentes planos de la ciudad, su montaje afiebrado y una música que por momentos pone los pelos de punta. Si bien en este caso se pasó por unos minutos al mediometraje (el filme dura 35 minutos), Pécora sigue demostrando acá ser uno de los cortometrajistas más originales y creativos del país”. Diego Lerer, Micropsia.

“Prolífico y audaz como pocos, Pécora sigue haciendo sin descanso cortos, medio y largometrajes en los que combina su pasión por el cine clásico, por la fotografía, por la literatura, por lo narrativo y por lo experimental. Aquí, se mete con el vampirismo (y el canibalismo) a partir de la historia de cuatro amigas depredadoras que conviven en una decadente mansión. Súpero 8 + blanco y negro + color + efectos que remedan la estética (y las copias gastadas) de las primeras películas mudas. Pécora juega al (y con el) cine, apelando a todas sus posibilidades estéticas (las texturas y los contrastes de las imágenes) y un relato cuyo tono y climas remedan a los de los surrealistas. Una buena decisión la de incluir en la sección Vanguardia y Género del último BAFICI los 35 minutos de Las amigas, que son, efectivamente, tanto de “vanguardia” como también de “género”. Diego Battle, Otroscines.

VALE BARCELONA!
Realizado por Paulo Pécora. (España, 2013, 3 minutos).
Viaje alucinado a través de la gente y la arquitectura de la ciudad de Barcelona.
Corto realizado especialmente para Toma Única, producido por Arcoiris Super 8.
Selección Primera Bienal de la Imagen en Movimiento de Buenos Aires.
Premio al Mejor Corto Experimental del Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales de Rosario 2013.

LOS FANTASMAS.
Escrito y dirigido por Paulo Pécora (Argentina, 2012, 12 minutos).
Con Eleonora Capobianco y Kevin Kalbermatten.
Dirección de fotografía: Emiliano Cativa.
Cámara: Paulo Pécora.
Producción: Jerónimo Quevedo.
Asistencia general: Fabiana Gallegos.
Montaje y sonido: Mariano Juarez.
Sinopsis: Una pareja de fantasmas juega y pasa sus horas de ocio en el campo, disfrutando de la naturaleza y las palabras eternas que Rainer Maria Rilke le escribió -hace ya más de un siglo- a un joven poeta.
Cortometraje realizado especialmente para la apertura el tercer Festival de Cine Hecho con Cámaras de Fotos del Centro Cultural Ricardo Rojas de la ciudad de Buenos Aires.

HIPNOSIS.
Realizado por Paulo Pécora (Argentina, 2014, 3 minutos).
Montaje: Nubia Campos.
Sinopsis: Collage de imágenes de los años ’40, ’50 y ’60 pertenecientes al noticiero Sucesos Argentinos, que narra el trance hipnótico de un personaje imaginario.
Corto realizado especialmente para Sucesos Intervenidos, proyecto de found-fotage producido por el Museo del Cine de Buenos Aires en base a los noticieros Sucesos Argentinos. Selección Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici), Festival Internacional de Cine de Viena (Austria) y Ventana Sur (Buenos Aires).

SIEMPRENUNCA.
Escrito y realizado por Paulo Pécora (Argentina, 2006, 12 minutos).
Montaje: Mariana Lifschitz.
Cámara: Paulo Pécora y Alejandro Midlin.
Dirección de fotografía (Super 8 y 16 milímetros): Martín Frías y Agustina Eyzaguirre.
Con Franco Grimaldi, Romina Dellavalle y Jill Mulleady.
Sinopsis: Desventuras sentimentales de un joven confundido en los recuerdos de un amor que nunca existió.
Competencia Oficial de Cortometrajes Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici).
Formó parte de las retrospectivas personales en el Bafici, el Festival de Cine de Montevideo y en La Sudestada, París.

Lunes 28, a las 19.
MLA.
Año: 2017
Super 8 milímetros color y blanco y negro.
Duración: 4 minutos.
Realización y entrevista: Paulo Pécora.
Sonido y edición: Mariano Juarez.
Scaneo de Super 8 mm: Sebastián Tolosa.
Producción: Ríoabajo.
Sinopsis: Entrevista a la fotógrafa y cineasta experimental Marie-Louise Alemann.
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, sección Estados Alterados.
Ciclo Cine de Artistas en el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires.
Festival Internacional de Cine de Cosquín.
Festival Internacional de Cine Independiente de El Palomar.

“Un cortometraje que demuestra que el cine experimental, sin dejar de lado su rigor, también puede emocionar”. Cecilia Barrionuevo.

NUMEN.
Año: 2015
Duración: 4 minutos.
Idea y realización: Paulo Pécora.
Montaje: Nubia Campos.
Producción: Talents Buenos Aires, Universidad del Cine y Ríoabajo.
Sinopsis: Collage de imágenes que invita a atravesar espejos y portales hacia otra dimensión. Realizado por invitación del Talent Buenos Aires, con motivo de su décimo aniversario.

8CHO.
Escrito y dirigido por Paulo Pécora (Argentina, 2006, 15 minutos, color y blanco y negro).
Dirección de fotografía Super 8 milímetros: Martín Frías.
Cámara y arte: Paulo Pécora.
Sonido: Enrique Bernacchini.
Con Mónica Lairana y la participación de Maricel Santín y Fernando Brenner.
Sinopsis: Visiones y pesadillas de una mujer que escapa de su propia sombra.
Premio Mejor Cortometraje Festival Internacional de Cine Independiente de Mar del Plata (Marfici), Mención Especial del Jurado Festival Latinoamericano de Cine y Video de Rosario, Mención Especial del Jurado Festival En-Trance. Formó parte de las retrospectivas personales en Buenos Aires Festival Internacional de Independiente (Bafici), Festival de Cine de Montevideo, en La Sudestada de París (Francia) y en el Palais de Glace de Buenos Aires.

MUJER100CABEZAS.
Realizado por Paulo Pécora. (Argentina, 2015, 10 minutos)
Super 8 milímetros color y blanco y negro.
Actores: Natalia Festa, con la participación de Ernesto Baca y Emiliano Cativa.
Dirección de fotografía: Emiliano Cativa.
Montaje y sonido: Nubia Campos.
Sinopsis: “Más aislada que el mar, siempre ligera y poderosa: turbación, hermana mía, la mujer 100 cabezas”. Libremente inspirado en los collages y novelas gráficas de Max Ernst.
Premio al Mejor Film Experimental del Festival Latinoamericano de Cine y Video de Rosario 2016.

CHAMPAQUÍ.
Realizado por Paulo Pécora (Argentina, 2011, 10 minutos).
Super 8 milímetros color.
Montaje y sonido: Mariano Juarez.
Con Mónica Lairana.
Sinopsis: Una mujer, una montaña, una pesadilla.
Mención Especial del Jurado Festival de Cine Inusual 2011.
Muestra de Cortometrajes Argentinos del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici).

LA NUBE.
Realizado por Paulo Pécora (Cuba, 2011, 12 minutos).
Super 8 milímetros color y blanco y negro. Fotografías 35 milímetros color.
Montaje y sonido: Mariano Juarez.
Con Mónica Lairana.
Sinopsis: Sobre el malecón de La Habana flota la nube de incertidumbres de una mujer abandonada.
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, sección Estados Alterados.
Premio Mejor Cortometraje, ex aequo, Festival de Cine de Imágenes Sociales de la Rioja.

ÁSPERO.
Escrito y dirigido por Paulo Pécora (Argentina, 1999, 8 minutos).
Director de fotografía: Matías Carneiro.
Con Daniela Romero.
Sinopsis: Cosas terribles pueden pasarle a una mujer mientras se baña.
Premio Mejor Actriz Festival Sueños Cortos 1999. Formó parte de las retrospectivas personales en el Buenos Aires Festival Internacional de Independiente (Bafici), el Festival de Cine de Montevideo y en La Sudestada, París.

LOS ESPEJOS DE STERN
Realizado por Paulo Pécora (Argentina, 1999-2017, 6 minutos).
Super 8 milímetros blanco y negro.
Actriz: Lucía Panno.
Fotografía: Martín Frías/Emiliano Cativa.
Arte: Matías Perego.
Música: Matias Mielniczuk.
Montaje: Mariano Juarez.
Sinopsis: Viaje libremente inspirado en los fotomontajes de la fotógrafa Grete Stern.
Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, sección Super 8.

Martes 29, a las 16.30 y 19 (en 35 milímetros)
EL SUEÑO DEL PERRO.
Argentina, 96 minutos, super 16 mílimetros color.
Una producción de Ríoabajo, con el apoyo de la Universidad del Cine de Buenos Aires.
Dirección, guión y producción general: Paulo Pécora
Elenco: Guillermo Angelelli, Mónica Lairana, Néstor Noriega,
Aldo Niehbur, Marcos Sánchez, Jorge Sesán y Jorge Valor.
Producción ejecutiva: Constanza Sanz Palacios
Prod. ejecutiva desarrollo proyecto: Laura Bruno
Jefa producción: Natalia Forcada
Dirección de fotografía: Martín Frías
Cámara: Leandro Tamer
Arte: Cecilia Jacquemin
Vestuario: Victoria Cachán
Sonido: Germán Chiodi
Montaje: Pedro Razzari y Paulo Pécora
Música original: Marcelo Ezquiaga.
Sinopsis: Buscándose a sí mismo, encontró un mundo de sueños, sacrificio y heroísmo. Un lugar mágico y extraño, donde recobró su fe en la vida y los seres humanos.

“El primer largometraje de Pécora, producido tras una década de dirigir cortometrajes, proyecta en tiempos más vastos la lógica de la miniatura, la sugestión y la extrañeza de su obra previa. El modo de contar la historia de un hombre cuya vida es golpeada ferozmente por la tragedia, un hombre que además procura encontrarse contándose a sí mismo, alcanza, por intermedio de una consumada orfebrería visual, un nivel de detalle inédito: lo que Pécora cuenta es mucho pero no alcanza, hay que trabajar con eso, acomodar piezas, porque el director jamás es explícito u ostensible. El sueño del perro es como una catedral sin sentido, sin cura, sin paz; una película ornamentada, barroca, hipnótica, por la que hay que vagar en busca de fragmentos de sentido, como quien remonta un río buscando un refugio que apenas puede entreverse en medio del macizo vegetal. Es curioso que un director haya decidido dar el salto del corto al largo con semejante tour de force. Y es más que bienvenido”.

Competencia Oficial 22nd. Leeds International Film Festival, Inglaterra.
“One of this year’s discoveries, A Dog’s Dream is a mesmerising and lyrical poem which expresses, without dialogue, a writer’s process of grieving and healing after the loss of his young family. Set in the pure nature of Argentina’s Parana river delta, this beautiful and impressive work of art conveys real depth of meaning. Perspectives blur and time ripples like reflections in the flowing river, drawing us into that non-linear world and gorgeous pace that belongs to the waking dream”.
“Uno de los descubrimientos de este año, A Dog’s Dream es un poema hipnotizante y lírico que expresa, sin diálogos, el proceso de un escritor en duelo y curación después de la pérdida de su joven familia. Ubicado en la naturaleza pura del delta del río Paraná en Argentina, esta bella e impresionante obra de arte transmite profundidad de significado real. Las perspectivas se difuminan y el tiempo se ondula como reflejos en el río que fluye, atrayéndonos hacia ese mundo no lineal y un ritmo maravilloso que pertenece al sueño de la vigilia”. (ojo: traducción mía, que seguro no es la mejor)

Premio “Découverte du Jeune Cinéma Argentin”
XI edición La Sudestada París. 11 al 19 de mayo de 2009. Selección Ficciones Recientes.
“C’est le premier long métrage de Pécora, il a été produit après une décade où il ne dirigea que des courts-métrages. Le film raconte l’histoire d’un homme dont la vie est férocement frappée par la tragédie. Le film atteint, par l’intermédiaire d’une accomplie technique visuelle, un niveau de suggestion inédit. Pécora n’est pas un metteur en scène explicite ; il faut aller à la recherche des fragments de sens et raccommoder les détails à l’abri de la logique de l’étrangeté caractéristiques de son œuvre préalable”.
“Este es el primer largometraje de Pécora, fue producido después de una década donde dirigió sólo cortometrajes. La película cuenta la historia de un hombre cuya vida está ferozmente golpeada por la tragedia. La película logra, a través de una compleja técnica visual, un nuevo nivel de sugerencia. Pécora no es un director explícito; debemos ir en busca de fragmentos de significado y reparar detalles lejos de la lógica de extrañeza característica de su trabajo anterior “. (trad).

Premio a la Mejor Fotografía (Martín Frías) Competencia Oficial XXIII Festival del Cinema Latino Americano de Trieste, Italia. 11 al 19 de octubre de 2008.
“La giuria per la Migliore Fotografia ha deciso di premiare il film “El sueño del perro” con le seguenti motivazioni: Per il particolare uso delle inquadrature mediante, talvolta, la limitazione dell’immagine a una porzione dello schermo, tesa a richiamare l’attenzione dello spettatore. Per la scelta delle luci che evidenzia la tranquillità del paesaggio contrapposta all’utilizzo dei chiaroscuri al fine di sottolineare la tensione del protagonista. Per l’accorto uso delle tecniche di ripresa che, con una tecnica di zoomata, invitano lo spettatore ad entrare nel vivo della scena lasciandolo continuamente sospeso tra sogno e realtà”.
“El jurado para la Mejor Fotografía ha decidido premiar a la película El sueño del perro por los siguientes motivos: por el uso particular de las tomas y el encuadre mediante el cual, a veces, la limitación de la imagen a una parte de la pantalla está destinada a captar la atención del espectador. Por la elección de las luces que destacan la tranquilidad del paisaje opuestas al uso del claroscuro para enfatizar la tensión del protagonista. Por el uso inteligente de técnicas de disparo que, con una técnica de zoom, invitan al espectador a entrar vívidamente a la escena, dejándolo continuamente suspendido entre el sueño y la realidad “. (trad)

Una forma estúpida de decir adiós.
Escrito y dirigido por Paulo Pécora (Argentina, 2003-2004, 6 minutos).
Dirección de fotografía y cámara 16 y 35 milímetros: Leo Tamer.
Con Alelí y Franco Grimaldi.
Sinopsis: En el extraño espiral de sus recuerdos, un hombre descubre los rastros olvidados de una vieja relación. ¿Retroceso melancólico o punto de partida para una nueva percepción sentimental?

Premio al Mejor Cortometraje Panorama Forum del primer Festival Internacional de Jóvenes Directores de Miskolc (Hungría, 2004); nominado al Cóndor de Plata como Mejor Cortometraje Argentino de 2004; Mención Especial del jurado en el Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales de Rosario (2005) y Mención Especial del jurado en el Festival Internacional Sueños Cortos (2004).
Formó parte de las retrospectivas personales en Buenos Aires Festival Internacional de Independiente (Bafici), Festival de Cine de Montevideo, en La Sudestada de París (Francia) y en el Palais de Glace de Buenos Aires.

“En Una forma estúpida de decir adiós, Pécora pone en escena el clásico tema del espiral de los recuerdos amorosos, pero demoliendo la idea clásica del flashback para desplazarlo por un perverso juego que pone en escena registros fotográficos. Un pasado en imágenes fijas, pero que sólo filmadas se establecen como figura retórica, un falso still pues está en movimiento, que permite así referirse a lo ocurrido en ese lugar, espacio fílmico puro”. Jorge La Ferla

“Aquí la narración se fragmenta, pone en evidencia aquellos momentos irrecuperables. El cine vuelve a su principio básico: la fotografía. Y con él, la resignificación del plano secuencia, de la continuidad de los tiempos. La continuidad y la fragmentación se oponen, conforman el recurso que Pécora pone al servicio de la narratividad”. Ernesto Baca

Miércoles 30, a las 16.30 y 19.
MAREA BAJA.
Argentina/2013/72 minutos.
Una producción de Ríoabajo, con el apoyo de la Universidad del Cine de Buenos Aires.
Con Germán de Silva, Susana Varela, Mónica Lairana, Marcelo Páez y Abel Ledesma.
Guión, dirección y producción: Paulo Pécora.
Jefe de producción: Jerónimo Quevedo.
Dirección de Fotografía: Emiliano Cativa.
Diseño de sonido: Germán Chiodi.
Montaje: Mariano Juárez.
Arte y vestuario: Fabiana Gallegos.
Asistencia de dirección: Rosella Fragoso.
Asistente de cámara, foquista: Carla Roccasalvo.
Sonido directo: María Victoria Padilla.
Colorista: Alejandra Lescano.
Sinopsis: La llegada de un extraño a un paraje lejano y selvático del delta del Paraná produce grandes cambios. Es un ladrón que escapa de sus cómplices, que lo buscan para cobrarle una deuda. En su huida hacia el Uruguay, decide detenerse allí unos días, a buscar el dinero escondido de otro atraco. El botín no aparece y, con el correr de los días, el extraño teje una extraña relación con las mujeres que lo alojan. Un triángulo que se rompe violentamente con la irrupción de sus perseguidores, que llegan a matarlo.
Competencia Foro de los Independientes Festival Internacional de Karlovy Vary, Républica Checa.
Competencia Festival Internacional de Cine de Gotemburgo, Suecia.
Competencia Festival Internacional de Cine de Beijing, China.
Primer Festival Latinoamericano de Cine de Tigre.
Festival Internacional de Cine de Gualeguaychú.
Festival de cine Latinoamericano y Caribeño Isla Margarita , Venezuela.

“El primer tramo de Marea baja es lo mejor del film porque se ocupa por encontrar un clima en donde abrumar al espectador. El montaje sonoro es vívido, bien cierto, casi insoportable. Con mucha muerte, mucha vida rondando: las hormigas devoran, las avispas están prestas al ataque, cabezas de animales muertos flotan. Es el equilibrio indudable, del que no hay forma de salirse, sólo desde la ilusión del juego de cartas, un tarot insuficiente”. Leandro Arteaga. Rosario/12.

“Si para El sueño del perro existía cierta esperanza en la veta espiritual y de la propia trascendencia, en Marea baja no es posible redimirse del pasado, que siempre acecha como aquel monstruo interior que todo lo domina y que emerge cuando la espesura parece aclarar porque no todo lo que brilla reluce, tampoco la condición humana”. Pablo E. Arahuete, Cinefreaks.

“Marea baja es un intento bellamente concretado de hacer entrar el género en ese universo tan particular de sus películas. En este caso se trata del género policial. Pécora imagina (y tiene razón) de que le basta para ello filmar en principio un hombre solitario, un revólver y un fajo de billetes. El director tiene con eso todo lo que necesita, y el espectador también. (…) Pécora hace un policial sostenido en la espera y la incertidumbre, no sólo acerca de qué va a pasar en la siguiente escena sino, sobre todo, de qué es lo que estamos viendo”. (…) Como esos cráneos desamparados que descansan cuando se retiran las aguas del río, hay todo el tiempo en Marea baja un intercambio sutil entre el carácter misterioso del sueño y el estatuto conmovedor de la materia, que habita los planos con el halo de una resignación dolorosa, como si se viera obligada a pagar alguna clase de tributo por su naturaleza prosaica”. David Obarrio, Cinerama.

“La voluntad narrativa se impone sobre el costado experimental del realizador Paulo Pécora en esta pequeña película con algunas secuencias notables y un trabajo sólido de Germán de Silva. (…) La dimensión atmosférica de la película es tan relevante como su voluntad narrativa. ¿Cómo conjurar el minimalismo de un relato? Maximizando la propuesta formal. En efecto, una película es siempre mucho más que sus diálogos, los conflictos entre los personajes y las posibles resoluciones del nudo que empujan el relato. Se trata de resaltar la materialidad sonora y visual, y hacer entonces de la materia un suplemento del argumento”. Roger Koza, Con los ojos abiertos.

“Una anécdota sencilla diluida en un clima de tensión y misterio delicadamente articulado: en eso consiste el segundo largometraje de Paulo Pécora. “Lo único que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola”, decía Jean-Luc Godard, y Marea baja parece tomar algo de aquella máxima, aunque aquí las mujeres y las armas son más de una, y no son utilizadas como tópicos glamorosos. En tanto, el ámbito natural en el que transcurre la acción –el Delta del Tigre– no es decorado de fondo sino espeso universo que inquieta y agobia a sus criaturas.
Como si se cruzaran Todos tenemos un plan (2012, Ana Piterbarg) con El rostro (2013, Gustavo Fontán), Marea baja combina una intriga en torno a perseguidores y perseguidos con el agreste, sinuoso mundo que rodea al río. Lejos de echar una mirada benigna sobre el lugar, insuflándolo de humo, alcohol y detalles enigmáticos (los naipes, los pequeños tesoros escondidos, las casas repletas de trastos viejos e iluminadas con velas), Pécora nos lleva a percibirlo como una turbia pesadilla, un espacio húmedo y ligeramente irreal donde la vida intenta vanamente ganarle el partido a la muerte”. Fernando G. Varea, EspacioCine.

Compartir
Artículo anteriorLectura de El Quijote por twitter
Artículo siguienteDante Alighieri y Gilbert Keith Chesterton
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.