#ConstruirCine: La escuela contra el margen

0
28

La escuela contra el margen es el registro documental de un proceso que se llevó a cabo en el 2015 en la Escuela N°1 “Mujica Lainez” del Distrito Escolar 13 (Villa Lugano), a partir de un taller que se impartió para que los estudiantes pudieran hablar acerca de cómo percibían ellos el barrio en el que viven. Esta actividad se desarrolló luego del conflicto del Parque Indoamericano del 2010, donde vecinos de las villas aledañas ocuparon el terreno reclamando viviendas dignas. El resultado fueron tres muertos durante el desalojo y la promesa incumplida de parte del Estado de que se iban a construir las mismas. Este episodio fue la visibilización de un conflicto  social más grande, en el que hay disputas entre los vecinos que habitan en las villas y en los complejos de edificios. La escuela, que alberga a los estudiantes de todo el/los barrio/s, es el lugar donde todos los días estas problemáticas de hacen carne.

El documental de casi dos horas de duración (quizás un poco excesivas) sigue las peripecias de los alumnos de cuarto año junto a la docente Florencia Vives, mientras desarrollan el proyecto que termina confluyendo en la participación de Jóvenes y Memoria (programa dirigido a estudiantes secundarios donde se abordan distintas temáticas relacionadas con el terrorismo de Estado y los derechos humanos). Allí los estudiantes plantean que “tu sur es mi norte”, y denuncian cómo el Estado no distribuye equitativamente los recursos entre estos dos polos de la ciudad, generando una agudización de los conflictos y estigmas sociales.

El film de Diego Carabelli y Lisandro González Ursi cuenta, además, con música original compuesta por estudiantes de la Escuela de Enseñanza Media 6 del distrito escolar 5 “Polo Educativo Barracas”, la Orquesta Juvenil del CABA “Violeta Parra” y el Taller de música de egresados, completando esta visión de que los jóvenes de la Escuela Pública son igual de talentosos que los de los institutos privados, en tanto se les den los recursos y las posibilidades. De hecho, una de las grandes virtudes de este film es que muestra la realidad de las escuelas públicas de la Ciudad, sus dificultades -edilicias, de convivencia- pero fundamentalmente sus virtudes -la vocación docente y la capacidad de TODOS los estudiantes de decir sus verdades si les dan el espacio y la confianza para hacerlo-.