Entrevistamos a Santiago Bengolea sobre PROA21: proponemos un espacio flexible, donde el proceso sea el foco

0
11

Fundación PROA inauguró el mes pasado un nuevo espacio con una importante proyección dentro del campo artístico contemporáneo. Lo que hasta el momento funcionó como depósito de la Fundación conserva esa impronta en su estructura arquitectónica y se propone como un espacio dinámico de producción y experimentación con el funcionamiento de dos salas en su interior, y el emplazamiento de seis obras, 5 artistas de hombres y una de artista mujer, a la intemperie, en su espacio a cielo abierto.

(Leé aquí la nota sobre la inauguración de PROA21)

Santiago Bengolea coordinador general de PROA21, nos responde algunas preguntas que surgen al dar a conocerse este nuevo espacio, planteadas como una apertura a la reflexión.

 

Jimena Pautasso: Para conocer cómo surge el proyecto PROA21 y teniendo en cuenta que se inscribe como una suerte de continuidad del programa Espacio Contemporáneo, nos preguntamos qué particularidades comprende este nuevo espacio de Fundación PROA en su creación y cuál es el anclaje territorial vinculado con el barrio de La Boca.

 

Santiago Bengolea: El proyecto Espacio Contemporáneo (2009- 2017) fue creado para que los curadores emergentes ejerzan la curaduría en todas sus aristas. Esto implicaba no sólo la parte conceptual o intelectual sino que también debían gestionar los presupuestos e interactuar con los artistas y la Institución. PROA21 está dirigido hacia la experimentación y la reflexión de las distintas disciplinas del arte. Creemos que no es una continuación del Espacio Contemporáneo sino mas bien una evolución del mismo.

El barrio de La Boca, su arquitectura, el río, los habitantes y la tradición artística que atesora, es una enorme fuente de inspiración para los artistas. El hecho de que PROA21 esté alojado en el solar de la Casa Cichero, donde artistas como Lacámera, Victorica o Quinquela Martin hayan tenido sus talleres, o donde surgió casi 100 años atrás la Agrupación El Bermellón, seria un buen presagio para la creación contemporánea y sus nuevas modalidades.

 

JP: Los artistas seleccionados para esta apertura fueron si bien tienen diversas trayectorias tienen como premisa común ser menores de 40 años, ¿desde la curaduría cuál es el sentido de esta selección para la inauguración de PROA21, cada uno de ellxs y en el conjunto logrado? ¿Cómo fue el proceso de trabajo en ese espacio descubierto y en  relación a tu rol designado como productor?

 

Santiago Bengolea: Pensamos en varios artistas para presentar en el jardín de PROA21. La convocatoria fue decantando por distintas circunstancias o por la adaptación de sus piezas ya que tienen que convivir en la intemperie durante más de un mes. Como todavía estamos en proceso de construcción del edificio, hubo que trabajar con el mismo espíritu que pretendemos que tenga esta sede.

Fue un momento muy particular. El trabajo al aire libre, la sensación de estar en un espacio público pero a la vez privado, la convivencia con albañiles, pintores, materiales de construcción, escombros, fueron elementos que impactaron en la propia concepción del espacio expositivo. Cuando detectamos eso, sentimos que ya estábamos funcionando.

 

JP: El programa comprende espacios de formación, laboratorio en sentido amplio de experimentación en todos los campos. ¿Cómo trabajarán en la selección y producción de las futuras propuestas?

SB: Queremos trabajar con un Consejo Asesor multidisciplinario conformado por curadores, actores, poetas, músicos o artistas de otras escenas, que vayan rotando según las necesidades. La idea es gestionar propuestas donde se crucen las disciplinas y así crear otras formas de arte contemporáneo.

Se incluye también una plataforma en la web con el canal PROA21 Radio, que ya viene funcionando hace unos meses, PROA21 TV en Youtube, y también  como fuente de archivo de los proyectos trabajados.

 

JP: Teniendo en cuenta que se trata de un proyecto cultural que va más allá del montaje de exposiciones, ¡qué rol te parece que ocupa la curaduría hoy en este programa en particular y en el campo artístico en general?

SB: Los curadores trabajarán directamente con los artistas desde un lugar de asesoramiento aportando otra perspectiva a la experiencia artística. Aunque esta figura puede incluso no estar; proponemos un espacio flexible, donde el proceso sea el foco.

 

Santiago Bengolea
Desde finales de los años 80 está vinculado directamente al medio artiístico trabajando en distintos espacios culturales. Participa en la constitución de la Fundación PROA hasta llegar a coordinar el Espacio Contemporáneo (2010-2017). Crea y dirige el Espacio Virtual REDgalería y Proyecto RED, revista digital. Es curador independiente especializado en intervenciones Site-Specific y también en proyectos relacionados al dibujo realizando muestras en los principales museos e instituciones de Buenos Aires como el MNBA, MAMBA, PROA, Colección Fortabat, Pabellón de Bellas Artes de la UCA y Usina del Arte. También en galeriías como ZavaletaLAB, Praxis, Cecilia Caballero, Gachi Prieto, Miranda Bosch, Mundo Nuevo, Acéfala, Quadro y otras. En el año 2014 diseña el concepto expositivo del Museo de Periodismo Argentino Margen del Mundo. Produce junto al artista Mariano Ferrante la intervención de la estación Belgrano línea E de Subterráneos de Buenos Aires. En 2015/16 trabaja junto a Javier Aparicio para desarrollar el proyecto bosquejar esbozar proyectar que conforma dos muestras -con 54 y 94 artistas respectivamente- en la Galería Quimera de Buenos Aires y de las cuales se han editado dos libros homónimos por Q Editora. En el año 2017 es co-curador junto a la artista Monika Dillier del proyecto ¿Quén está dónde? Junto a 15 artistas de Basel y Buenos Aires realizado en Villa Renata, Basel-Suiza. Participa en la muestra Ciudades Invisibles con la curaduría de Silvana Muscio en Ungallery. Es curador del proyecto Cuadernos de Artistas en el Consulado argentino en Nueva York- EUA. Forma parte del Comité de Selección del Proyecto URRA para las ediciones 2011 y 2016. Integra la comisión de la Asociación Amigos de la Fundación PROA. Es Coordinador General de PROA21 desde su fundación en abril.