La maestra serial, Gonzalo Demaría

0
4

En su declaración frente a la policía, una maestra descendiente de una de las traídas por Domingo Faustino Sarmiento, refiere al fracaso de la educación pública y enarbola sus propios métodos para llevar la “educación” a la calle. Con un humor que combina el sarcasmo con la ironía, Gonzalo Demaría despliega un texto potente, en el que resuenan los ecos de la antinomia civilización y barbarie.

El título de la obra remite a un tipo especial de asesino que mata repitiendo un patrón en forma sistemática. Nuestra protagonista se siente orgullosa de su antepasada y utiliza la palabra como arma, convencida de que tiene una misión: terminar con la ignorancia. Sin embargo, el fundamentalismo de esta maestra la lleva a utilizar métodos poco ortodoxos que denotan una gran cuota de xenofobia en su actuación.

La maestra serial es, además, un texto que parodia cierto discurso académico que establece la norma culta, lo que está bien o está mal dentro del habla, y que estigmatiza a aquel que maneja un dialecto o un sociolecto diferente. La protagonista conoce bien el arte de la retórica y encuentra en el oxímoron una especie de síntesis de lo que somos. Definido como una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión –lo que genera un nuevo significado–, nos define en tanto estamos tensionados entre el adentro y el afuera, lo popular y lo culto, el orden y la trasgresión.

Un texto tan rico necesitaba una actriz que lo potenciara: Lucía Gandolfo se luce con una dicción y una memoria impecables; maneja además muy bien los diferentes registros y puede pasar de un lenguaje poético y barroco a uno que se apropia del habla de todos los días. Asimismo, no solo comunica con la palabra, sino también con todos sus gestos, con los tonos de voz, con su mirada y con el recorrido que hace sobre el escenario.

¿Quién es el encargado de educar? ¿A quién se educa? ¿Qué relación de poder se establece entre maestro y alumno? ¿Qué proyecto educativo abrazamos como país? Estas son algunas de las preguntas que plantea la obra y que quedan parcialmente respondidas porque la educación sigue siendo una asignatura pendiente en la Argentina. La maestra serial es una obra que hay que ver y sobre la que hay que seguir hablando a la salida del teatro.

Ficha artístico-técnica

Autor: Gonzalo Demaría
Actúa: Lucila Gandolfo
Escenografía: Gonzalo Córdova
Iluminación: Gonzalo Córdova
Vestuario: Sofía Di Nunzio
Música: Hernán Vives
Fotografía: Claudio Larrea
Prensa: Octavia Comunicación
Dirección: Martín Blanco

Funciones: sábados, 20.30 y 22 h
Lugar: CC25 de Mayo, sala redonda (Av. Triunvirato 4444)
Localidades: $200
Reservas: 4524-7997 |  Alternativateatral
Duración: 50 min.