Enrique, Luis Longhi

0
0

Enrique nos acerca a la vida del compositor Santos Discépolo, jugando con elementos históricos y personales de la vida del gran compositor. Un joven empleado del teatro recibirá las lecciones de vida de este maestro y en sus diálogos se revelarán verdades. La relación de Discépolo con el peronismo, su amor por la música y algunas de sus limitaciones saldrán a la luz. Siempre con el piano presente, esta obra catalogada como un grotesco musical siembra interés en el público.

- Publicidad -

En la obra se pinta al autor de Cambalache como un hombre con varios defectos pero que lograba seducir por su personalidad y también podemos apreciar su enorme nariz como un rasgo distintivo. Una misteriosa mujer asoma enmascarada y no emite sonido. El joven que lo acompaña lo admira, aunque pronto descubrirá esos aspectos del famoso personaje, que nadie ve. El relato se sitúa el 23 de diciembre de 1951, preámbulo de la última función que Santos Discépolo dio en su vida. Como todos los finales, tiene algo de amargo aunque quien puede despedirse con alegría es quien ya ha trazado su propio camino y no tiene cuentas pendientes.

Rubén Pires sabe otorgarnos, como en otras ocasiones una puesta poética. El año pasado lo vimos dirigiendo seis obras cortas de Beckett y también pudimos apreciar su trabajo como dramaturgo en una pieza memorable sobre la vida de Camille Claudel. Combinando testimonio histórico e imaginación, este trabajo de Luis Longhi como dramaturgo logra con éxito reconstruir este día en la vida de Discépolo y abrirnos a su mundo. Se ha buscado a profesionales de primer nivel para completar el equipo: el entrenamiento vocal estuvo a cargo de Guillermo Fernández  y Marina Tamar;  el entrenamiento de piano, a cargo de Federico Mizrahi y Víctor Simón. La actuación de Longhi resulta muy convincente y nos transporta a otros tiempos. Con pocos elementos visuales la caracterización  del personaje está lograda eficazmente. Nicolás Cucaro nos brinda un personaje que aporta frescura y calidez. El texto de Longhi va en búsqueda de un tiempo perdido; Pires y su elenco lo recrean y quizás consigan atraparlo.

Ficha artístico-técnica

Autoría: Luis Longhi

Actúan: Nicolás Cucaro, Eleonora Dafcik, Luis Longhi

Objetos: Alejandra Farley, Kati Raggi

Máscaras: Analía Arcas

Pelucas: Myriam Manelli

Maquillaje: Analía Arcas

Diseño de vestuario: Rubén Pires

Diseño de escenografía: Rubén Pires

Diseño de luces: Rubén Pires

Video: Pic By Lis Arte En Imagen

Fotografía: Pic By Lis Arte En Imagen

Diseño gráfico: Nahuel Lamoglia

Entrenamiento en danza: Luis Solanas

Entrenamiento musical: Federico Mizrahi, Victor Simón

Entrenamiento vocal: Guillermo Fernandez, Marina Tamar

Asistente de producción: Mechi Lando

Asistencia de dirección: Alma Curci

Prensa: Tehagolaprensa

Dirección: Rubén Pires

Duración: 60 minutos

TEATRO LA COMEDIA
Rodriguez Peña 1062
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Teléfonos: 4815-5665 / 4812-4228
Web: http://www.lacomedia.com.ar
Entrada: $ 300,00 / $ 200,00 – Domingo – 18:00 h