#20BAFICI: Blue my mind

0
0

En esta edición hay muchas películas realizadas por directoras que están dando que hablar. Aún no se equipara el cupo de películas de realizadoras con las de realizadores (lo que nos lleva directo a un problema del mundo, no del BAFICI), pero este año hay muy buenas propuestas dirigidas por mujeres. Una de ellas está en la competencia internacional y es Blue my mind, de la sueca Lisa Brühlmann.

- Publicidad -

Este relato de factura técnica impecable se concentra en la vida de la adolescente Mia, a quien le cuesta relacionarse con su familia, no termina de encajar en la escuela y, para colmo, sufre bullying. Detrás de su amarga cotidianeidad hay pulsiones que la llevan a tener malos hábitos, básicamente promovidos por las tres chicas que al principio la rechazan. La película tiene sobre ese grupo una mirada interesante, porque no las condena a ser tan sólo “las malas influencias”; también explora el contexto en el que viven, grafica sus deseos y sus temores.

Brühlmann construye un relato íntimo y convincente, para el que cuenta con una soberbia intérprete: Luna Wedler. Esta joven actriz dota a su criatura de todo el pesar que necesita para hacerla frágil, sin por eso caer en el gesto grandilocuente. Hacia mitad del relato, la historia toma un rumbo más arriesgado pero a la vez alegórico, vinculado a la adolescencia y a sus zonas más dolorosas. Es allí donde Wedler enfrenta el mayor riesgo, y sale más que airosa a la hora de exponer su cuerpo a la violencia del afuera y a los cambios esperables para su edad.

Blue my mind es una película que parte de caminos muy transitados, tanto por el cine independiente como por el mainstream. Un giro argumental logra darle una mayor identidad a esta película dirigida por una mujer y orientada a comprender a otra, en ese camino tan vital pero conflictivo que es la adolescencia.

Funciones

Miércoles 18, Gaumont, 22:45