#20BAFICI: Le lion est mort ce soir

0
0

La presencia de Jean Pierre Leaud en pantalla supera la garantía de observar una gran actuación. Mas allá de sus infinitos matices gestuales Leaud es la huella en carne y hueso de un pedazo de la historia del cine, que está adosado a cada de poro de su piel, y no hay disfraz ni maquillaje ni personaje que pueda sacarlo de la mente del espectador. Ver a Claude -el personaje que encarna el actor francés- en verdad es ver a Jean-Pierre Leaud actuando de Claude. Lejos de querer contrarrestar este efecto metacinematográfico que propina el actor, la inteligencia de Nobuhiro Suwa -quien vuelve a la dirección de un  largometraje en solitario tras 13 años-  está en aprovechar esa posibilidad extradiegética para fortalecer la sensibilidad de Le lion est mort ce soir, película que adopta un camino lúdico para abordar tópicos a priori solemnes como la inminencia de la muerte o la añoranza de seres perdidos.

Los conflictos de un rodaje en el que Claude/Leaud está protagonizando provocan una breve suspensión en el cronograma, que fuerzan a postergar una escena que lo desvela: representar su muerte. La perspicacia del director japonés está en unir el inevitable advenimiento de la muerte en el actor francés -que nuestra memoria cinéfila le proyecta una vitalidad extra- junto con lo que atormenta a Claude, quien a su vez debe interpretar en aquella película el paso al más allá. De la misma manera que sucediera en Lucky con Harry Dean Stanton, Le Lion est mort ce soir incorpora una lectura documental que invisibiliza el aparato ficcional. El gran acierto de la película esta en el complemento de Leaud: unos niños aficionados al cine casero descubren la mansión en la que se refugia el actor para rememorar el gran amor difunto de su juventud y le proponen realizar un film que lo tenga como protagonista. Claude interactúa diaramente con el fantasma de su difunta, que se le aparece inopinadamente, y en la trama de la película escrita por los niños su personaje también se comunica con el espíritu de su novia fallecida para luego terminar convirtiendo a los niños exploradores en fantasmas. Suwa ficcionaliza la operación artística que está realizando sobre la figura de Leaud, dándole un valor simbólico al proyecto en que se embarcan los niños. Esta invisibilidad observacional propia de un documental se entrevé en cada gesto y acción de los niños, quienes inundan la pantalla con su naturalismo. ¿Son los niños concientes que están filmando, en la realidad, a una leyenda cinematográfica? ¿Qué tanto de ficción y qué tanto de documental hay en el registro de este grupo de chicos a punto de fimar una película sobre Jean-Pierre Leaud hablando con fantasmas? ¿En que se diferencian Suwa con los actores jóvenes?

Le lion est mort ce soir es esencialmente una comedia. La omisión de cualquier signo de solemnidad en la película detenta la honestidad en la mirada del director, quien a su vez se permite breves momentos sentimentales que por escasos se vuelven más potentes dramáticamente. Con los tiempos que exige un festival resulta difícil desentrañar las múltiples capas de lecturas que despierta la película, como la bellísima metáfora a la que alude el título, tomado de una canción francesa que entona Leaud junto con los niños cineastas, que luego al singularizarse en la historia personal de uno de ellos pasará a literalizarse.

Le lion est mort ce soir es una de los grandes obsequios de la programación del BAFICI. No solo resulta sobrecogedor el testamento de un actor monumental sino que termina siendo la sensibilidad con que Nobuhiro Suwa lo conjuga amablemente con la inocente fantasía de los niños.

Claude/Leaud, tras la exhibición del fantástico corto que realizan los niños, realiza una reflexión al final de la proyección de la película, que expresa la hipótesis que resume la intención del cineasta y describe a la perfección la película que exhibió esta tarde en el Gaumont. No hacen faltas las palabras mayúsculas para hacer una gran película que hable de los grandes temas. Una película hecha por niños sobre fantamas puede contener un discurso de una enorme profundidad. El cine puede ser simple, puede ser lúdico y, a consecuencia de esto, más profundo y más hermoso.

Funciones:
14 de abril a las 14:40 hs Alianza Francesa (AGOTADA)
17 de abril a las 14:00 hs Village Caballito Sala 7