El futuro de la memoria

0
4

Reunidos por el Goethe-Institut, Marcelo Brodsky, Grupo etcétera, Gabriela Golder y Mariano Speratti exponen en el Parque de la Memoria, desde este sabado 17 de marzo, relatos, documentos y ficciones que surgen de la intención común de hurgar, errar, intervenir, dialogar e imaginar el futuro de la memoria a partir de la interpelación de nuestro pasado y su relación con el presente. ¿Qué recordamos como individuos y como sociedad? ¿Qué olvidamos? ¿Cómo recordaremos en el futuro? ¿Es acaso la memoria un registro inalterable del pasado o más bien un laberinto cambiante y dinámico? son las preguntas en torno a las cuales se construye esta muestra.

Marcelo Brodsky – Los archivos del CELS
Las imágenes y los textos originales de archivo son testigos privilegiados de la historia: su contenido narra lo que ha sucedido como material de primera mano, son testigo y son prueba, son elementos para la investigación y para la reflexión. El trabajo visual de Brodsky se ha venido centrando los últimos años en la creación de narrativas basadas en material de archivo combinado con sus propias imágenes. Para esta muestra, Brodsky interviene el archivo de una de las principales organizaciones de derechos humanos de Argentina, el Centro de Estudios Legales y Sociales.
image-2018-03-14
Grupo etcétera – Museo del Neoextractivismo
El Museo del Neoextractivismo (MNE) es un proyecto nómade que adopta diversos formatos expositivos según el espacio, institución y contexto al que se desplaza. Surgió a partir de una investigación llevada a cabo por el Colectivo Etcétera acerca del modelo neoextractivista y sus consecuencias para el medio ambiente, la salud social y los derechos humanos. El montaje en la sala PAyS del Parque de la Memoria incluye instalaciones, obras site specific, fotografías, videos, objetos y mapas, entre otros elementos. Durante la duración de la exhibición, en el museo también se presentarán algunas perfomances e intervenciones en los alrededores del Parque de la Memoria. El neoextractivismo es un modelo de desarrollo económico adoptado por algunos gobiernos de América del Sur a principios del siglo XXI. Su historia se remonta al llamado “extractivismo convencional”, un modo de acumulación que comenzó hace más de 500 años, después de la conquista y colonización europea de territorios americanos, africanos y asiáticos. Hoy, la explotación neoextractiva no se limita a los minerales o el petróleo, también están incluidas actividades como la agricultura, la pesca e, incluso, el llamado extractivismo cognitivo.
image-2018-03-14 (1)

Gabriela Golder – Cartas
A partir de la Colección Cartas de la Dictadura de la Biblioteca Nacional, un grupo de niños de entre 8 y 12 años lee cartas escritas desde diversas cárceles del país, el exilio o la clandestinidad durante la última dictadura militar (1976 – 1983), pero también de los años precedentes. Las hay de chicos y para chicos, a padres, de padres, de abuelos, de tíos. Cartas en las que se relata el modo de vida en la cárcel y en el exilio, que cuentan allanamientos, secuestros y fusilamientos y que, al mismo tiempo, narran escenas cotidianas de la vida bajo la dictadura, adentro y afuera, hablan sobre los modos en los que se sostenían los vínculos afectivos, los modos de hacer, de contar, sobre el amor, el miedo, el dolor, la muerte, el exilio, los hijos, sobre las estrategias de la supervivencia.

image-2018-03-14 (2)
Mariano Speratti – Habeas sonus. La memoria auditiva
“Que tengas el sonido”, “sonido presente”. Restitución de la memoria a partir del sonido. Una posible banda sonora de la memoria retransmitida al futuro. En el juego de imaginar un futuro donde han cesado las imágenes, son los niños los que refundan un territorio cargado de señales que no conocen pero buscan interpelar, y donde son ellos quienes administran la memoria. Donde a la pulsión de olvido contraponen una compulsión de memoria, ejercicio de resistencia y herencia que hasta ahora ha demostrado ser la más poderosa arma cargada de futuro.
image-2018-03-14 (3)

 

Nada sucede a menos que primero sea un sueño
20 años del Parque de la Memoria

“Los nombres permanecerán en la piedra de este Monumento cuando ninguno de nosotros sea recordado, están en la memoria colectiva y ya no saldrán de ese lugar”. Esta frase fue parte del discurso con el que los organismos de Derechos Humanos inauguraron el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado el día 7 de noviembre de 2007. Habían pasado diez años desde la presentación, ante la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, del proyecto de ley para la creación del Parque de la Memoria. Así, cuando se pronunciaba este discurso, los derechos humanos comenzaban a establecerse como política de Estado en la Argentina. Poco tiempo antes se reabrían las causas por delitos de lesa humanidad, y para ese entonces, ya se habían dictado las primeras sentencias. Se estaba avanzando en la recuperación de los ex Centros Clandestinos de Detención y el presidente de la Nación, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, y los Organismos de Derechos Humanos inauguraban el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado a orillas del Rio de la Plata.

Pero hacia fines de la década de los años noventa el contexto político y social era muy distinto. Las leyes de Obediencia Debida, Punto Final y los Indultos continuaban vigentes y el Estado no realizaba acciones para reparar los crímenes que había cometido. La creación del Parque de la Memoria y del Monumento fue, entonces, uno de los primeros pasos hacia ese cambio de paradigma. El Estado comenzaba a construir políticas públicas de Memoria, Verdad y Justicia.
Esta exposición recorre parte del extenso trabajo de estos veinte años de historia e intenta mostrar el modo en que el Parque de la Memoria impulsó la construcción de la memoria colectiva a través del Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, la confección de una Base de Datos de consulta pública y de la implementación de programas artísticos y educativos que vinculan el pasado con el presente.
La línea de tiempo en imágenes presenta algunos momentos más significativos de la construcción del Parque, el Monumento, las esculturas, el programa de exposiciones de artes visuales y las actividades educativas y, por otra parte, el video documental recopila imágenes de los inicios del proyecto.
Asimismo presentamos la versión completa del discurso pronunciado por los organismos de Derechos Humanos el día que el Monumento quedó inaugurado; un texto que sin duda recupera la voz de quienes, a lo largo de veinte años, trabajaron para que este sueño se tornara realidad.
image-2018-03-14 (4)
Compartir
Artículo anteriorAdiòs Entusiasmo y hola Sala Lugones
Artículo siguienteSe estrena El Padre de mis hijos, y entrevistamos a su director.
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.