Sudores de niña virgen, Darío Bonheur

0
18

Sudores de niña virgen aborda el tema de la trata de personas de una manera original. Un supuesto director ensaya una y otra vez, y allí se mezclan la realidad y la ficción.

La obra de Darío Bonheur trabaja con varios planos a través del recurso del teatro dentro del teatro. Como espectadores asistimos a una obra en la que dos actrices y un director repasan diferentes escenas de un espectáculo que encubre algo siniestro. A medida que avanzan los ensayos, se pone en evidencia una dialéctica entre la verdad y la mentira, en la que se ve involucrada la niña virgen, pero también nosotros que devenimos en testigos y, junto con la protagonista, vamos descubriendo lo que está oculto, el detrás de escena.

Sudores de la niña virgen, además, elabora muy bien la tensión entre los personajes, basada en una muy buena actuación de Julio Pallares, Paloma Santos y María Nydia Ursi-Ducó. La inocencia de la niña se contrapone con la astucia, el engaño y la falta de escrúpulos del director y de la dueña del prostíbulo. Estos últimos pasan del falso paternalismo a la crueldad, lo que se evidencia incluso en ciertos objetos que adquieren una simbología especial como los zapatitos, que encarnan lo que la niña se ve obligada a dejar en el camino. Otro elemento que se destaca es una enorme tela que va sumando diferentes significados así como el banco: ambos completan una escenografía minimalista pero sugerente, lo que habla también de una muy buena puesta de la dupla Bonheur y Ursi-Ducó.

La obra vuelve después de una excelente temporada en el 2017, a la que asistieron figuras como Alejandra Darín, Luisa Kuliok, Débora Longobardi, Magalí Meliá, Sandra Martínez, Gustavo Castellano, Roberto Romano, Osmar Nuñez, Julieta Strasberg e Ingrid Pelicori.

Ficha artístico-técnica

Actúan: Julio Pallares, Paloma Santos y María Nydia Ursi-Ducó; Voces: Martín Caminos, Alejandra Darín, Pochi Ducasse, Osmar Nuñez y Susana Varela; Diseño de escenografía y vestuario: Alejandro Mateo; Diseño de iluminación: Lucas Orchessi; Diseño gráfico: Adrián Arellano; Video y Sonido: Javier Mollo; Producción ejecutiva: Alejandra García; Dirección y puesta en escena: Darío Bonheur y María Nydia Ursi-Ducó

Todos los viernes a las 21 h, Teatro Abasto Social Club (Yatay 666)