La mosca blanca, entrevista a Eduardo Rovner

0
2

Eduardo Rovner es un autor y director teatral con una trayectoria impresionante. Escribió alrededor de cincuenta obras, fue director del Teatro San Martín, es docente y recibió numerosos premios.

Hace poco menos de un mes estrenó La mosca blanca con la dirección de Gaby Fiorito, con quien ya había trabajado en otras oportunidades. En este caso, Blas y Funes, dos autoexiliados del sistema, se encuentran en una plaza donde cobra vida una escultura de la ninfa Dafne.

Eduardo nos cuenta sobre la génesis de esta obra y su relación con el resto de su producción.

¿Cómo surgió la idea de reunir a dos personajes marginales con la Dafne de la mitología griega?

Los personajes surgieron de un conflicto que muchos tenemos: por un lado, la insatisfacción frente a un mundo que no da respuestas a nuestras necesidades de justicia, paz, igualdad social, solidaridad… y, por otro, la fascinación por la belleza de la naturaleza, el placer.

La imagen de Dafne surgió de la escultura de Apolo persiguiendo a Dafne para conquistarla, y Dafne, para que Apolo no cumpla su cometido, se transforma en árbol. Vi la escultura de Bernini en el Palacio de los Uffizi, en Roma y, desde entonces, no me abandonó. Y, misterios de la creación, sentí que debía estar en escena en esta obra y la puse. Después cobró sentido. Para Funes, el crítico implacable, era el símbolo de la resistencia. Y para Blas, quien disfruta todo de la naturaleza, era “simplemente” una bella estatua.

Después de tantas obras escritas y traducidas a varios idiomas, ¿qué temas se fueron repitiendo a lo largo de estos años?

Creo que todos los temas que fui tratando surgieron de las historias conflictivas que más me conmovieron. Me gusta partir de imágenes o situaciones que me impresionan y luego descubrir la historia que quiero contar. Me atraen mucho los vínculos humanos. Por eso no me animo a encontrar en mis obras, aunque seguramente existe, temas que se repiten. Sin duda, desarrollo historias que fueron tratadas desde el origen del teatro, pero aspiro a que tengan una mirada, una huella personal mía. Busco la originalidad, por eso escribí desde obras de teatro, fundamentalmente, hasta obras para títeres, históricas, versiones de óperas, libretos de ópera, obras para ballet y títeres, entre otras.

¿Qué podés decir de la dupla que hacés con Gaby Fiorito después de haber trabajado varias veces con él?

Me impresiona su talento, su entrega al trabajo y su creatividad. Tiene la particularidad de generar situaciones diferentes y de crear acciones en lugares del texto difíciles de transitar. Además, es mucho más joven que yo, nos escuchamos y respetamos mucho, y me da la posibilidad de sorprenderme de mis propios textos.

La mosca blanca es del 2000, ¿cómo podrías relacionar el contexto en el que surgió la obra y este del 2018?

La obra, como dije, trata del vínculo entre un crítico implacable de esta sociedad, que quiere matarse porque le vida no tiene sentido, y un hombre sencillo que disfruta las “pequeñas” bellezas que nos brinda la naturaleza, En el final, los dos se hieren accidentalmente y Blas, el optimista, le dice a Funes, para consolarlo: “Por lo menos estamos heridos”. Creo que hoy estamos más heridos que antes.

Rovner

Funciones: sábados a las 23; Teatro: Método Kairos; Dirección: El Salvador 4530, Palermo; Entradas: $250. Por Alternativa Teatral: 2 x $400. 2×1 con Club La Nación; Reservas e informes: 4831-9663

Seguinos en facebook: https://es-la.facebook.com/ElMetodoKairos/