Reikiavik, algo más que una partida de ajedrez

0
2

Julio Ordano, Julián Howard y Nicolás Martuccio son los protagonistas de Reikiavik, que se estrena el próximo viernes 9 de marzo y que hace referencia al Campeonato del Mundo de Ajedrez disputado en 1972, durante la Guerra Fría, por el soviético Boris Spassky y el estadounidense Bobby Fischer.

En esta oportunidad, conversamos con los actores antes del próximo estreno de esta obra escrita por Juan Mayorga y dirigida por Enrique Dacal.

La obra tiene una temática inusual, ¿qué les atrajo de esta propuesta?

Julián: Aunque tengo una edad que me permite recordar perfectamente el evento de ese campeonato mundial, gracias al cual me interesé por jugar al ajedrez ?práctica que he dejado?, lo que me atrajo al proyecto fue la gente con la que volvería a trabajar después de mucho tiempo. El equipo de personas que iban a formar parte de este proyecto es gente muy querida por mí.

Julio: Justamente la originalidad de la estructura, el hecho de que no fuera un desarrollo como el habitual, donde se van encadenando los acontecimientos, sino que, de una manera más brechtiana, se cuentan y se actúa simultáneamente.

¿Cómo fueron armando sus personajes?

Julián: Soy de los actores/directores que cree que los personajes surgen del texto. Desde allí fui construyendo el personaje, que por supuesto todavía no he terminado de delinear.

Nicolás: Hace un tiempo yo venía pensado y tenía ganas de interpretar a un chico nerd, distinto a sus compañeros de escuela, abstraído, tímido y solitario, pero inteligente, y no pude conseguir poder volcar a ese personaje en ningún proyecto. A medida que iba leyendo la obra, me di cuenta que ese personaje podría ir perfecto para esta puesta. Entonces le dije a Quique, el director, que tenía una idea de cómo encarar al personaje, me dio el ok, y juntos pudimos pulir más a ese chico adolescente. Cambiamos su postura, el pelo y le pusimos unos anteojos con marco ancho.

Julio: Como cada actor tiene varios personajes, además del central, el camino fue ir encontrando la verdad de cada uno de ellos a través del juego y la intuición. La verosimilitud no es del orden del naturalismo, sino que están encarados con trazos más gruesos, no por ello menos creíbles.

¿En qué punto se conecta la obra con la realidad argentina?

Nicolás: Reikiavik es una obra que trata muchos puntos interesantes y temas que dan a pensar, pero uno de los más importantes que se nombran en la obra y refleja a nuestro país hoy en día, en mi opinión, es el capitalismo, uno de los temas más importantes y que tanto nos tiene preocupados:  el desempleo.

Julián: Todavía no he podido conectar la obra con la realidad argentina. Eso es algo que empezará a pasar por mi pensamiento más adelante.

Julio: En 1972 la “grieta” era realmente profunda y peligrosa. Estaba amenazado el mundo. Los dos personajes (Fisher y Spassky) eran utilizados como fuerzas en un combate a nivel mundial. Ellos buscaban la libertad en medio de semejantes presiones. Un texto de la obra puede dar una idea de la proximidad: “Hay reglas, pero no se cumplen”.

¿Qué marcaciones recibieron del director?

Julián: Cantidades de marcaciones. El texto tiene la particularidad de tener varios personajes en un mismo párrafo dicho por el mismo actor. Sin la orientación de un director, hubiese sido difícil hacer esta versión. Seguramente, con otro director la versión sería diferente.

Julio: Dacal tiene la virtud de ir despertando en los actores la creatividad e ir orientando los resultados que se van obteniendo en función de su visión. Hace más señalamientos que marcaciones.

Más allá del trasfondo histórico, ¿cuál es la dimensión humana que presentan los personajes y que puede llevar a la identificación del espectador?

Julián: Básicamente, la pasión con la que dos ajedrecistas se enfrentan en esta batalla. Cualquier actividad necesita de esa pasión para llevarla adelante.

Julio: La pasión, la obsesión por lograr las metas artísticas en las que creen y persiguen. Tanto aman lo que hacen que son capaces de aplaudir la bella acción del contrincante aunque los perjudique. Aman lo que hacen más que a sí mismos. Creen que uno debe aprender del enemigo.

Todos los viernes a las 20:30, Teatro CELCIT (Moreno 431 / CABA)

Reservas y venta anticipada de entradas: http://panel.alternativateatral.com/obra55065- reikiavik 

Informes: ladomenicaag@gmail. com