Retrospectiva de Guido Van der Werve en Milán

0
2

Durante más de quince años, Guido Van der Werve (1977, Papendrecht, Países Bajos) ha realizado películas que atestiguan la resistencia humana, la capacidad de desafiar el principio de la muerte, correr, cruzar mundos congelados, nadar, escalar e ir en bicicleta. Van der Werve acompaña cada actuación con bandas sonoras que compone y toca a menudo, rindiendo homenaje a los autores románticos que admira. Se define a sí mismo como un loco romántico, pegándole un golpe bajo a la profundidad existencial de su trabajo con un humor poco convencional que se mueve en el absurdo.

El 28 de febrero, FuturDome inaugura la muestra más completa de Guido van der Werve. FuturDome, en calidad de edificio no terminado y museo independiente, transforma sus espacios cada vez, como un hábitat no natural, terreno natal adaptado para el artista holandés. La exposición incluye veinte obras entre videos y videoinstalaciones.

La retrospectiva, titulada Auto Sacramental, evoca las dramáticas composiciones cíclicas, escenificadas al aire libre y en un solo acto, nacidas en España a principios del siglo XIV y luego desarrolladas en la Edad Media en toda Europa. Los autos sacramentales desempeñaron un papel dialéctico durante las procesiones del Corpus Christi del siglo XIV, expresando con gran fuerza teatral el cambio en la transubstanciación del cuerpo y el misterio de la fe. Cada auto sacramental, interpretado por actores no especializados, se basaba en el uso de figuras alegóricas y símbolos que se materializaban durante las acciones escénicas, en pleno respeto de la jerarquía de valores existente entre el hombre y las fuerzas sobrenaturales.

A lo largo de los siglos, perdiendo el valor original de la composición dramática religiosa, muchos autos han asumido un tema profano, glorificando no tanto un hecho pasado como la materialización de un milagro presente. La tensión extrema del cuerpo, entre el nacimiento y el renacimiento, se manifiesta como un recordatorio de las polaridades de la vida.

El género del auto sacramental, en la obra de Guido van der Werve, se revela no solo en el contexto de cada actuación individual, sino también como un vínculo dramático y recursivo generado entre una obra y otra. Invertir elementos estilísticos y traer nuevos significados a las fenomenologías físicas e intrapsíquicas del acto escénico.

A partir de tres de sus primeros proyectos, The Walking Pigeon (2001), Suicide no 8945 till 8948 (2001) e Nummer Twee, Just Because I’m Standing Here Doesn’t Mean I Want To (2003) toda su las obras están numeradas en holandés y subtituladas en inglés.

Aquí el proscenio físico, así como los paisajes de actuación altamente codificados, proporcionan al espectador información aparente; lógicas relacionadas con las intenciones que se vuelven accidentales en la realización de la acción. En el espectador se produce una especie de anticipación en el conocimiento de la acción, que interpreta el destino del sujeto en un movimiento sin fin.

Nummer zestien, the present moment, 58’00”, 3 channel 4k video, installation with pianola. Amsterdam, 2015_Courtesy Monitor Lisbon, Rome_SCREEN01_SCENE_11_preview

Cada escenario, como en Nummer Acht, Everything Is Going to Be Alright (2007), requiere al espectador luchar contra las construcciones fisiológicas y sociales, lugares del cuerpo humano, a través de la aniquilación del contexto, preguntándose que está percibiendo en cada gesto representado, prestando atención a los detalles visuales y a la música que corresponden a los atributos precisos de los personajes.

Cada epílogo, así como cualquier conclusión en la práctica de van der Werve está grabado en el terreno neutro que media entre el sujeto y el visitante del mundo subjetivo.

En FuturDome, los catorce escenarios creados por las proyecciones y las videoinstalaciones hacen surgir situaciones imprevistas y transcurren profundamente interiorizadas en una sociedad en la que se evita cada vez más el contacto con la memoria de lo que nos precede.

 

Guido van der Werve. Auto Sacramental
Curaduría de Atto Belloli Ardessi y Ginevra Bria, Isisuf
Del 28 de febrero al 12 de abril de 2018
Performance: Lunes 9 de abril
FuturDome, via Paisiello 6, Milano
Via Giovanni Paisiello 6, 20131 Milano
Martes a sábado de 16.00 a 19.00

 

Compartir
Artículo anteriorMaría y los demás en #espanoramas2018
Artículo siguienteLa forma del agua (II)
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.