Museo Castro Barros

0
1

Museo Castro Barros, cuando el interior también hace cultura

Hay pueblos que no olvidan sus orígenes como tampoco a sus hombres ilustres. Por el contrario, los  recuerdan a diario, estudian y difunden su trayectoria y finalmente guardan esos recuerdos en museos. En Chuquis, Departamento Castro Barros, en la provincia de La Rioja, se construyó en 1966 un Museo en honor al presbítero Pedro Ignacio de Castro Barros, a modo de adhesión de La Rioja a la celebración de los 150 años de la declaración de la Independencia patria en el histórico Congreso de Tucumán de 1816. El motivo no podía ser más auspicioso ya que el sacerdote nació en ese pueblo en 1777 y participó activamente como diputado en la Asamblea del Año XIII y como representante por La Rioja ante el Congreso.

Hasta ahí un hecho de cultura más como tantos que se hacen en materia histórica, pero éste en particular tiene características que lo hacen un faro cultural, social e histórico en la zona ya que el pueblo donde está emplazado (236 habitantes según el censo nacional de 2010) es sede de la celebración provincial del 9 de Julio, recibiendo también la visita de escolares de toda la provincia y de muchos turistas. En el libro de firmas leemos a modo de tesoro las que dejaron el actual Nuncio Apostólico y una delegación del Congreso de la Nación. El entusiasmo de sus directores y el aporte del Estado lo mantuvieron activo en sus más de cincuenta años en un país donde muchas iniciativas de este tipo se pierden en el olvido. No es el caso del Museo Castro Barros, éste crece cada año en reformas de ampliación de sus instalaciones, mantenimiento adecuado y actualmente hasta tiene presencia en las redes sociales a través de su director actual, Agustín Nieto, lo que lo mantiene siempre joven.

Ya desde la puerta de entrada nos recibe un banner con la asombrosa similitud de las palabras pronunciadas por Castro Barros el 25 de Mayo de 1815  y que el Acta de Independencia las repite casi textualmente: “Despertó de su letargo el vasto continente de la América del Sur” ( …) “Para que recuperase sus antiguos derechos” (C.B.); “Nos los representantes de las Provincias Unidas de Sudamérica” (…) “Recuperar los derechos” (Acta), rescatadas gracias a la investigación del director anterior, Juan Aurelio Ortiz, quien tiene publicados varios libros acerca de la figura y actuación de Castro Barros.

El Museo cuenta con cuatro salas donde se homenajea la figura del prócer como persona, se relata su exilio y muerte en Chile (debido a su cercanía con el general Paz, en época de Rosas y su oposición a la Reforma impulsada por Rivadavia), su actuación como patriota, se exhiben los elementos cotidianos de otras épocas que las familias del pueblo van donando, también vemos recuerdos de pintores y folkloristas chuqueños y  por último se muestran las ruinas de su casa natal y se resguardan los orígenes diaguita y español del pueblo.

Si van por La Rioja, no dejen de tomar la ruta 75, ya que solamente en una hora desde la Capital podrán apreciar cómo aun en los rincones más pequeños los pueblos mantienen  vigente la cultura del país.

 

Ilustra la nota: Castro Barros le toma juramento a Pueyrredón como Director Supremo, óleo sobre tela.