Audiocuentos: literatura de calidad accesible para todos

0
1

Ya se puede acceder a la segunda entrega de Audiocuentos de la Nueva Narrativa Argentina, un proyecto de UnaBrecha y del Grupo Heterónimos en el que participan 77 escritores, lectores e ilustradores, y que tiene como objetivo que la literatura que se escribe hoy en Argentina pueda ser leída, escuchada y mirada por miles de personas en todo el mundo.

En Leedor entrevistamos a Nicolás Hochman y a Marcos Urdapilleta que nos cuentan más sobre este proyecto que llegó para quedarse, afortunadamente.

¿Cómo nace Audiocuentos?

Nicolás Hochman: Surgió a partir de una investigación que hicimos con UnaBrecha –grupo de gestión y producción cultural– en 2015 buscando caminos para hacer confluir la literatura y las herramientas digitales. El proyecto tuvo en primera instancia como destinatario a un público de personas no videntes y con problemas de visión, que en Argentina solamente lo componen más de un millón de personas. Lo que encontramos es que existe muchísimo material en audio para que ellos puedan acceder a la literatura, pero casi nada vinculado a la nueva narrativa argentina. Nos pareció que ahí había algo para hacer.

¿Qué objetivos se propusieron en esa primera edición?

N. H.: Armamos la web y la app de Audiocuentos con el objetivo de que esos primeros veinticinco textos pudieran ser escuchados por invidentes, y pensamos que iba a ser un proyecto muy acotado. Pero se nos fue de las manos, felizmente, y la propuesta terminó llegando a lugares y personas que no esperábamos, lo que nos obligó a repensar muchas cosas para que el proyecto fuera más inclusivo.

A partir de esta segunda edición, ¿qué diferencias pueden establecer con la anterior?

Marcos Urdapilleta: Para esta segunda edición, que suma veinte textos nuevos, se trabajó con otros ilustradores y locutores. Entre los nuevos convocados, aportan sus imágenes Javier Reboursin, Gabriela Thiery, Juan Sebastián Amadeo y Alina Najlis. Algunos de los que ponen la voz son Flavia Pittela, Juan Otero y Natalia Arenas. De todos modos, hay que marcar que esta segunda entrega está integrada a la primera: en la web, de hecho, los cuentos aparecen juntos y sin orden de distinción. Es que el espíritu del proyecto es el mismo: buscar nuevos intersticios por donde difundir literatura contemporánea de calidad y que al mismo tiempo sea accesible (gratuita) para todos.

¿Cuál es el criterio para seleccionar a los autores o a los lectores?

M. U.: En el caso de los locutores, la idea fue básicamente que pudieran aportar una lectura clara y transparente, que fuera amable para quien quisiera escucharla y que al mismo tiempo se mantuviera fiel al tono del texto. En cuanto a los autores, se lanzó una convocatoria abierta desde las redes sociales de la productora UnaBrecha y, a partir de las más de 600 obras que llegaron, un comité de lectura hizo la selección que resultó en los textos de, entre otros, Esther Cross, Franco Dall’Oste, Ariana Harwicz, Luciano Lamberti, Flavia Pantanelli y Andrés Neuman.

¿Qué devoluciones tuvieron después de la primera edición?

N. H.: Fueron excelentes. Una de las cosas que más nos sorprendió es el caudal enorme de pedidos de escuelas, sobre todo del interior del país, que nos piden el material en MP3 para poder trabajarlo con los chicos en el aula, a veces en espacios que no tienen acceso a internet. Hoy la página tiene más de medio millón de visitas, con ciento ochenta mil usuarios. La tercera parte de ellos son menores de veinticuatro años, y eso nos pone muy contentos, porque es un gran argumento para discutirle a los que piensan que los jóvenes no leen.

¿Hay planes de seguir con Audiocuentos?

N. H.: Sí. Este año vamos a estar lanzando la tercera convocatoria, pública y abierta, para incorporar treinta textos más. Y queremos empezar a diversificar el proyecto. Por un lado, sumando material de todas las provincias argentinas, buscando que esto se federalice, que se vuelva una propuesta real para las narrativas de todo el país. Por otro lado, queremos armar un proyecto paralelo, absolutamente vinculado, que es el de audiocuentos escritos, leídos e ilustrados por adultos mayores. Estamos buscando la manera de poder financiar todo esto, para que el proyecto pueda seguir siendo libre y gratuito, y no tenemos dudas de que así va a ser.

Se puede acceder al proyecto de manera libre y gratuita desde audiocuento.com.ar  y también desde app para Android en Google Play.

Ilustración de Virginia Piñón para el cuento “Soy el hombre de la máscara” de Luciano Lamberti (Locución de Juan Agustín Otero)

Soy el hombre de la máscara Luciano Lamberti