Murió Ursula K. Le Guin

0
4

Hoy se confirmó la muerte de Ursula K. Le Guin, quien falleció ayer en su casa de Portland, Estados Unidos, a los 88 años.

Le Guin fue una cuentista y ensayista estadounidense cuya obra, encasillada en la ciencia ficción o ficción fantástica, va mucho más allá de cualquier clasificación. De sus textos se desprende una indudable propuesta moral al ocuparse de sociedades en desaparición y de las posibilidades metafísicas del hombre contemporáneo. Publicó quince novelas, tres colecciones de poemas, varios libros para niños, dos volúmenes de ensayos y cinco libros de relatos breves. Entre sus títulos más recientes figuran Tehanu (1990, ganadora del premio Nébula) y Cuentos de Terramar (2001, premio Endeavour). Recibió, además, el Premio Hugo, el Premio Locus y el Premio World Fantasy por su trabajo, a los que se suma la Medalla de la National Book Foundation por la Contribución Distinguida a las Cartas Americanas. Asimismo, fue la primera mujer galardonada con el título de Gran Maestra por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos.

En compañía de su marido, de quien tomó el apellido, se instaló en Macon (Georgia), donde trabajó como profesora de lengua francesa, ya que no conseguía que ninguna editorial publicara las novelas que iba escribiendo. Finalmente, en 1964, cuando ya llevaba escritos cinco libros, consiguió ver impresa su novela El mundo de Rocannon.

La obra de Le Guin gira en torno a civilizaciones inexistentes en la realidad. En ella postula un encadenamiento mítico del universo como historia total de la humanidad a partir de un mito fundador, el planeta Hain, que desarrolló una tecnología avanzada en el campo de la biología, colonizando el espacio con razas humanas adaptadas a los nuevos mundos, y que dio paso a grandes conflictos y a la ulterior decadencia del mismo planeta Hain. A partir de aquí se cuenta la saga del restablecimiento de la unidad perdida, a través de varios planetas que plantean sociedades distintas, como la anarcosocialista, tema recurrente en Le Guin. Entre sus novelas más conocidas se hallan La mano izquierda de la oscuridad, Un mago de Terramar, Los desposeídos y El nombre del mundo es bosque, entre otras.