Visitamos el Museo de Arquitectura, Arte y Tecnología de Portugal

0
1

 

Hasta 2016, Belem, una localidad a 30 min. de Lisboa, era ya mundialmente reconocida  por los pastelitos portugueses, delicia del lugar y de todo el país.

Belem creció y cambió al ritmo del país, y para bien, porque los pastelitos siguen siendo un éxito, solo que frente a la pastelería y desde hace un año, se yergue el MAAT: Museo de Arquitectura, Arte y Tecnología de Portugal, con dos sedes contiguas: una en la vieja usina reciclada (muy a la manera de la Usina del Arte porteña) que alberga una parte de la exhibición, y otra sede construida especialmente como museo, la que resulta ser  todo aquello que los Guggenheim de NY y de Bilbao ya anticiparon…. el edificio mismo del museo como pieza de arte contemporáneo y del mejor, desafiando las normas establecidas, intrigando y seduciendo sensualmente hasta al transeúnte más desprevenido el que al  abrir su boca para engullir la famosa natilla o pastelito, no llega a cerrarla frente a la magnifica forma orgánica que se levanta al borde del agua, frente al famoso puente 25 de abril.

¿Forma orgánica? Si. Como la bóveda nacarada de un caracol descomunal a orillas del agua, a merced de las olas, esperando a q alguien lo tome y lo lleve.

Dejamos a la persona y su boca abierta, para  acercarnos a esa forma, sin entender por donde acceder a su interior, hasta q una hendidura propia de un caracol anuncia la esperada entrada.

Dicha hendidura varía de forma a medida q nos acercamos, hasta convertirse en la puerta que atravesaremos para entrar al mágico interior y asomarnos al subsuelo abierto,  es la Galería Oval, un espacio a media luz del que nos separa sólo una baranda, al que descendemos por  rampas laterales como quien se aventura mar adentro y que nos llevara a descubrir lo mejor del arte contemporáneo.

En esta ocasión, la Galería Oval, alberga pantallas led enormes que apoyan en el piso o cuelgan del techo a más de doble altura en diferentes ángulos, mostrando imágenes en movimiento. Sobre el piso, enormes almohadones o colchones permiten al público reclinarse para la contemplación de la obra sumergiéndose en una experiencia onírica de luz,  imagen y sonido.

Es la obra del artista norteamericano Bill Fontana, “Sombras Sonoras” quien elige como referencia al puente 25 de abril, ya mencionado,  un icono urbano visible desde la entrada al museo, cuyas imágenes tomadas del streaming así como de ciertos registros visuales y sonoros, se combinan magistralmente, convirtiendo estos registros en visiones abstractas por obra y gracia de la reiteración de  formas y colores así como de las imágenes en movimiento.

El artista obra sobre la distracción con la que miramos los lugares cotidianos, emplea cámaras de vigilancia y tecnología sonora de avanzada que resalta ruidos y vibraciones de la estructura del puente asi como ondas sonoras imperceptibles al oido humano. Fontana logra resaltar contornos urbanos que permanecerían escondidos resignificando de esta manera,  el aurea de los objetos cotidianos.

Se reconoce en Bill Fontana al artista del sonido que hace foco en aspectos inaudibles presentes en todas las cosas. Dentro del amplio espacio de la Galería Oval y gracias al exquisito equipo de sonido se se ha podido espacializar el efecto de las resonancias captadas in situ.

Asi como nos hace redescubrir lo familiar y cotidiano desde diferentes perspectivas, Sombras Sonoras también ostenta avances tecnológicos de envergadura. Como el texto curatorial lo explicita, todo este magnífico despliegue es posible gracias a las entidades que lo sustentan.

Saliendo de la Galería Oval, nos encontramos con la obra de Grada Kilomba, artista nacida en Lisboa y radicada en Berlin a quien conocimos en la última bienal de San Pablo.

Su obra “Secretos para ser contados” se relaciona con sus orígenes en Angola y su preocupación por las cuestiones de raza, género y memoria en contextos de trauma, pre y post colonialismo. Kilomba es artista, académica y escritora. Con su obra pone voz a narrativas silenciadas volviendo a contar historias que han sido censuradas o depreciadas. Sus prácticas artísticas son combinadas. En esta ocasión, la primera en la que muestra su obra en Portugal, lo hace en la Sala de Proyecciones con la obra que fue realizada para la ya mencionada bienal de S. Pablo 2016, “Proyecto Deseo”. Otras de sus obras la muestran en acción presentando artistas que exploran formas subversivas de producir nuevas obras, y  lecturas teatralizadas de su obra “Memorias de la Plantación”.

Dejamos a Kilomba para encontrar  “Tensión y Conflicto”, el Video Arte a partir de 2008. En los últimos 10 años el video se ha convertido en un recurso ineludible para mostrar artísticamente las tensiones y los conflictos que atraviesan las sociedades en las que vivimos. Esta muestra hace foco en una selección excepcional de presentaciones artísticas las cuales haciendo gala de una elocuencia magistral, se basan en videos para registrar los impactos de las crisis a partir del 2008. Esta muestra incluye artistas de América del Sur, Europa, Africa y Medio Oriente. Estos artistas entre los que figura el argentino Jorge Macchi, nos hablan de la historia reciente y de los cambios que acontecen con resultados a menudo inesperados.

El video que más nos ha impactado pertenece a la Yugoslava Dragana Zarevac (1959) se titula “Resistir, (Felicidad que desaparece)” su contenido refiere a 2014 cuando Pharrel Williams posteó en You Tube 24 versiones de sí mismo cantando su tema Happy, uno para cada hora del día. La obra de la artista se basa en la apropiación de dichos videos en los que gente de todo el mundo baila en 12 pantallas simultáneas para ir dando lugar en cada una de esas pantallas a imágenes en las que esa felicidad se desvanece para transformarse en guerra, trauma y represión.

El actual catálogo del museo nos informa sobre las muestras para este año, entre las que se cuenta la de Tomás Saraceno con una escultura que intenta desafiar la gravedad, flotando solamente por la acción del calor del sol, sin combustible, base de su proyecto artístico Aerocene. Se tratará de una instalación site – specific en la ya bien ponderada Sala Oval.  Del 21 de marzo al 27 de agosto.

image-2018-01-17 (1) image-2018-01-17 (2) image-2018-01-17

 

image-2018-01-17 (3) image-2018-01-17 (4)

image-2018-01-17 (5)

image-2018-01-17 (6) image-2018-01-17 (7)

image-2018-01-17 (8)