Pinturas de Jose Joaquim da Rocha en Casa de la Misericordia de Bahia

0
0

Una de las casas mejor conservadas, que hoy alberga un museo, es el Espaço cultural da Santa Casa da Bahia, o Museu da Misericórdia, erigida el mismo año de la fundación de la ciudad de Salvador de Bahía, Brasil, es decir, en 1549. Fue el primer hospital de la ciudad, y hoy es un bonito museo que integra la campaña Vou ao Museu.

Mobiliario, arquitectura, decoración, esculturas e historia cotidiana son los temas que se pueden disfrutar en este espacio, potentes pistas para empatizar comprensivamente con una ciudad cargada de locura y belleza, absolutamente transcultural, sincrética, viva. Posee más de 3000 piezas catalogadas en su colección, algunas de casi 500 años.

Uno de sus tesoros es la colección de paneles pintados por Jose Joaquim da Rocha (c. 1737 – Salvador, 1807), que se muestran en exposición permanente. En efecto, este Via Crucis, que según testimonios visuales de la época se utilizaba de manera portátil en las procesiones de Viernes Santo, es la llamada Bandeira da Procissão dos Fogaréus y se esconde casi como una perla en el interior de la casa.

home rocha

Rocha, cuyo lugar de nacimiento es indefinido, se forma en Lisboa, continúa luego sus estudios en Bahía con el pintor ilusionista Antonio Simoes Ribeiro, que indudablemente aplica en su obra maestra, que se encuentra muy cerca de este museo, que es el techo en trompe l´oeil de la Igreja de Nossa Senhora da Conceição da Praia. Es el fundador de la Escuela Bahiana de Pintura, que ha propiciado muchos pintores, como es el caso de José Teófilo de Jesús y Antonio Franco Velasco.

Los doce óleos de Rocha se presentan en muy buen estado de conservación y cuidado, de a pares: la estación propiamente dicha y en reverso (que se expone junto a ella), la representación de un ángel que porta los atributos de la escena de manera sintética y de fácil comprensión.