Meditaciones de una visitante: yoga en la muestra de Elba Bairon, un abuso en el MAMBA

0
2

Sábado de mañana fresca. Con poco tránsito de enero y un chofer de colectivo daltónico me llevó 40 minutos llegar al MAMBA, a las 11 y 30 hs., pero tenía muchas ganas de ver la muestra de Elba Bairon.

En la taquilla me avisan: “acaba de comenzar en esa sala una actividad para mujeres”. Ese modo de presentar la actividad me predispuso mal pero no me esperaba encontrar a 8 o 10 personas tiradas sobre mantas en el piso ocupando todo el frente del “edificio” realizado por la escultora. Una mujer les daba instrucciones sobre cómo relajarse. Era imposible ver la obra. El vigilante de la sala dijo que esa “actividad” terminaba a … las 12 y 30 hs.

Me quedé hasta entonces viendo otras cosas y al volver encontré al relajado grupo recogiendo, sin apuro sus mantas. Sólo entonces pude admirar la sutil obra de Bairon pero me quedaron un par de dudas: ¿quién y por qué autoriza esa actividad? ¿Qué sentido tiene?

Dejé una nota en el libro de quejas, espero alguna respuesta.