Portugal: 2da Bienal de Coimbra. Curar y reparar

0
1

Anozero,17: “CURAR Y REPARAR”, en su segunda edición, confirma que Coimbra, Portugal, goza de su bienal.

Tal vez sea una señal para el 2018: llegar a Coimbra casi de casualidad para descubrir que ese día, el 30 de diciembre terminaba la bienal que por ser la segunda edición de la misma, se constituía como tal.
Ahora desde un café en Lisboa vuelvo a valorar al arte contemporáneo en los espacios de bienales. Lugares comprometidos ideologicamente, que apuntan a transformar la sociedad de los espacios que las alojan. Las bienales nos afectan sin duda desde el punto de vista cultural como artístico. Por eso Coimbra se muestra orgullosa de alojarla.

Cómo no afectarnos con el titulo de esta bienal: “Curar y Re-parar”.

image4 (1)

Para el rector de la Universidad de Coimbra, una Bienal es como una bicicleta que se mueve sobre una base angosta y sólo mantiene su balance porque hay quien sigue pedaleando, sólo se mantiene por el movimiento constante. El arte hoy es trabajo y es compromiso. “Pedalean” esta bicicleta la Universidad de Coimbra y el Circulo de Artes Plásticas de Coimbra. Su curador es Delfin Sardo y su asistente Luiza Teixeira de Freitas.

En principio el titulo de la Bienal “CURAR E REPARAR” (Healing and Repairing para el Mundo) es una propuesta con diferentes entradas, “curar” refiere al cuidado que restituye un organismo a su condición de salud. “Reparar” implica “re-componer” “arreglar” para “conservar” y también…. “observar” como deteniéndonos para hacer foco en aquello que tenemos delante, sin imponer nuestras miradas condicionantes.

La Bienal no supone ni asume que el arte cure, el arte de por sí no cura, sólo sugiere nuevas ideas y nos invita a considerarlas. Nos afecta. Nuestra transformación por el arte puede ser curadora.
Por otra parte, está la ciudad y sus espacios. Una exhibición que toca diferentes lugares y aun así sigue siendo “una” exhibición.

Comenzando por la Baixa, (zona baja, cercana al río), la Universidad, el Circulo de Artes Plásticas y luego del otro lado del río el Monasterio de Santa Clara donde se encuentra la mayor parte de la Bienal. El Monasterio de por sí constituye un desafío fascinante que, a título personal, justifica el viaje. La calidad arquitectónica y patrimonial, su emplazamiento sobre la ciudad, el que nos permite mirarla… a cierta distancia! Lo cual es mucho decir para seres ultra urbanos como quien escribe.
Las intervenciones artísticas son como botones eléctricos que encienden la arquitectura y generan situaciones propuestas por los artistas participantes.

En cuanto a las intervenciones arquitectónicas, fueron mínimas pero el resultado ha sido superlativo, según su curador, Delfin Sardo.

Artistas participantes:

Alexandre Estrela, Ângela Ferreira, Buhlebezwe Siwani, Céline Condorelli, Danh Võ, Dominique Gonzalez-Foerster, Ernesto de Sousa, Fernanda Fragateiro, Francis Alÿs, Franklin Vilas Boas, Gabriela Albergaria, Gustavo Sumpta, Henrique Pavão, James Lee Byars, Jill Magid, Jimmie Durham, João Fiadeiro, João Onofre, Jonathan Uliel Saldanha, Jonathas de Andrade, José Maçãs de Carvalho, Juan Araujo, Julião Sarmento, Kader Attia, Louise Bourgeois, Lucas Arruda, Manon Harrois, Marwa Arsanios, Matt Mullican, Paloma Bosquê, Pedro Barateiro, Rubens Mano, Salomé Lamas, Sara Bichão e William Kentridge
De esta lista, algunos como: Louise Bourgeois, Dominique Gonzalez-Foerster, Francys Alÿs, Jimmie Durham, Matt Mullican, William Kentridge, Marwa Arsanios, Ernesto de Sousa, presentaron trabajos iniciados en otros contextos,  son obras pre-existentes.

Galeria de Imagenes

Jonathas de Andrade: 1982 Maceio, Brasil. Vive y trabaja en San Pablo: La obra que presenta es un ejercicio que surge a partir de la destrucción de la casa modernista, modelo de derroche y saqueo. Hay nostalgia por el fin de una era y reconocimiento de la devastación producida por los negocios inmobiliarios especulativos y su efecto destructor en la especificidades de la cultura.

image-2018-01-01

image-2018-01-01 (1)

 

Jill Magid, EUA, 1973. vive y trabaja en N.Y. Y Amsterdam. Como performer y artista plástica, Magid explora las tensiones emocionales, filosóficas y legales entre los individuos y las así llamadas instituciones “protectoras”, como las agencias de inteligencia y la policía. Su interés y su practica consisten en llegar a contactar a las personas por debajo de esas estructuras. La dinámica y narrativa de su obra constituyen casi historias de amor. Tal es la obra que presenta correspondiente a la serie Ex-Voto acerca de un legado del arquitecto mejicano Luis Barragan.
image-2018-01-01 (2) image-2018-01-01 (3)

 

Matt Mullican EUA, 1951. Vive y trabaja en NY. A menudo la obra de Mullican se relaciona con otros autores y sus visiones del mundo contienen teorías interpretativas o producciones simbólicas. Su obra en esta bienal “El hombre y sus Símbolos” se construye a partir de un collage y posterior reorganización póstuma de dibujos de Carl Jung (publicados en 1964). Como resultado aparece un mapa de entradas múltiples en el que los dibujos de Jung se constituyen en símbolos de otro tipo de orden.

image-2018-01-01 (4)

 

James Lee Byars EUA, 1932- Cairo, Egipto, 1997. Fascinante artista de la post guerra, Byars desarrollo un aspecto performático de gran sofisticación con un mínimo de recursos. La obra auditiva que se presenta en esta sala del Monasterio de Santa Clara la cual muestra su búsqueda de perfección en la forma de un mantra en el que la palabra “perfect” se repite hasta convertirse en un mantra que como tal excede su propio significado.

image-2018-01-01 (5)

 

Angela Ferreira. Mozambique 1958. Vive y trabaja en Lisboa. Criada en un contexto post colonial, ha desarrollado su obra alrededor de cuestiones sociales, políticas y éticas. Cuestiona las ficciones históricas acerca del pasado por medio de narrativas de la historia que ella combina con sus propias vivencias. Para esta bienal ella ha concebido una obra que cuestiona la apropiación de la columna de Luxor, hoy emplazada en Paris, en la Plaza de la Concordia. La historia del retiro y apropiación de dicha columna del templo de Luxor, en Egipto y su traslado a Francia así como su emplazamiento en el pedestal que hoy la muestra puede verse en la enorme maqueta diseñada por la artista. La intensa alusión a la apropiación simbólica y real de lo colonizado se expresan en este trabajo.

image7 image8

 

Francis Alys. Belgica 1959. Vive y trabaja en México. En el trabajo de Alys se combinan cuestiones políticas y sociales las que el artista manifiesta con gran delicadeza. Suele atender cuestiones fronterizas en las que las situaciones de identidad y resistencia se hallan al borde de la supervivencia. Las situaciones a menudo performáticas que propone se ubican en comunidades que son política, económica y socialmente marginales. Esta obra consiste en una lista de consideraciones o pensamientos relativos a situaciones de artistas situadas en 1943, en medio de la segunda guerra mundial. Comenzando con una referencia al pintor italiano Georgio Morandi y finalizando con el nacimiento de Blinky Palermo en la caída de Lipzig. Alys muestra un “mapa” del mundo en colapso a partir de su propia subjetividad y de momentos en la vida de artistas.

image-2018-01-01 (8)

 

Fernanda Fragateiro. Portugal 1962. Vive y trabaja en Lisboa. La artista desarrolla estructuras que interactúan con el espacio re- convirtiéndolo con una nueva carga critica, histórica y emocional. En esta obra, el uso de los espejos contradice nuestra habitual percepción y nos habilita a relacionarnos con el espacio desde una nueva perspectiva en la cual la conciencia corporal genera nuevas sensaciones.

image-2018-01-01 (9) image-2018-01-01 (10)

 

Juliao Sarmento. Portugal 1948. Vive y trabaja en Estoril. El trabajo de Sarmento se despliega en los conceptos de memoria, evocación y deseo. Destacado en las artes plásticas y fílmicas, algunas de sus obras son solamente auditivas. En este caso la instalación de luces que presenta fue diseñada especialmente para este bienal. Quien entra al vasto y oscuro corredor del monasterio observa como a su paso se encienden luces tenues las que van creciendo en intensidad a medida que se avanza caminando. Para llegar al final del corredor, bañado de una luz que se vierte sobre la persona con una intensidad tal que resulta como una metáfora de bendición o de condena. De espectadora/or nos volvemos protagonistas.

image-2018-01-01 (11) image-2018-01-01 (12)

 

Por ultimo citaremos a Danh Vo. Viet Nam 1975. Vive y trabaja en Berlin. Si bien se crió en Dinamarca y vive en Berlin, su trabajo combina la reflexión sobre la traumática historia de Viet Nam y la resolución expresiva, exacta y formal del concepto. Tal es el caso de la obra que presento en esta bienal “We the People” que consiste en la reproducción de un fragmento de la Estatua de la Libertad en bronce delgado en escala 1:1.La universalidad de la propuesta refiere a las complejas relaciones sociales y afectivas marcadas por la violencia de la guerra y del exilio.
image-2018-01-01 (13)