¿Qué sucede en el Parque de Esculturas de Bahía Blanca?

0
9

A raíz de la situación planteada en el Patio de Esculturas de Bahía Blanca, que generó una gran inquietud en artistas, gestores y directores de museos (instituciones que además parecen ser particularmente vulnerables en la ) entrevistamos a Cecilia Miconi
Directora de los Museos de Arte MBA – MAC, a fin de poder tener un panorama de parte de una voz autorizada en el tema.

KC: ¿Cuándo fue instituido el Parque de las Esculturas de Bahía Blanca? ¿Qué artistas participan? ¿Son donaciones o adquisiciones?

El 1º Simposio Nacional de Escultura Monumental se realizó en octubre de 1993, fue promovido desde el Municipio a través del Museo de Bellas Artes. El trabajo se cumplió en terrenos del ferrocarril, debajo del puente Colón, sobre calle Brickman. Las obras fueron adquiridas. Los artistas estaban felices de hacerlas. Les cubrimos pasajes, comida, hotel y un monto mínimo por honorarios así que también podemos hablar de donación.

Las esculturas que lo integran son: “De lo seco a lo verde. De lo verde a lo seco”, de Patricia Landen; “Quo Vadis, Donde Vas”, de Eduardo Madanes; “Todo es elástico”. De Mariana Schapiro; “Arco y flecha”, de Pájaro Gómez; “La Portuaria”, de Bastón Díaz; “Huellas”, de Claudia Aranovich; “Elemento”, de Danilo Danzinger; “Interacción”, de Hugo Pisani; “Formas de Seducción”, de Rodolfo Nardi; “Ojival”, de Fortunato Jorge.
KC ¿Cuál fue el espíritu del Parque?

La construcción del parque se realizó sobre un entubado, debajo corre un arroyo, era un espacio abandonado y sin uso real para la comunidad. La primera mirada sin dudarlo tenía que ir a las esculturas y luego al verde. Transformar en un Paseo de Esculturas este espacio fue absolutamente un gran hallazgo. Por aquel entonces el Director del Museo de Arte CONTEMPORANEO era Andrés Duprat y el intendente Jaime Linares. Gracias a ellos se pudo llevar adelante este movida. Se solicitó la colaboración del arquitecto Horacio Miglierina y trabajamos juntos en equipo. La ubicación de cada una de las obras así como los árboles y asientos, nada tenía que molestar la mirada, para que esta pudiera extenderse, mirar lejos. Mucha gente trabajó durante y después de construido, hasta los vecinos regaban y cortaban el césped. Se convirtió en un lugar de encuentro y disfrute.

 

KC ¿Qué sucede con el Parque de las Esculturas hoy?

Comencé el 2017 sin caminar durante cinco meses. Cuando volví al trabajo e iba viendo el Paseo mil veces pregunté en cultura qué pasaba sin tener respuestas positivas. Hasta que un día pregunto en otra oficina donde me dicen que lo estaban poniendo en valor. Se había dado una orden superior de no convocar a ningún artista. No se respetó la Ordenanza Nº 15565 del Registro Municipal para la Preservación de los Monumentos y del Patrimonio Escultórico donde  se establece que tiene que convocar a los artistas y a integrantes de Museos MBA-MAC.

Escultura de Edgardo Madanes "intervenida" por la gestión cultural del Municipio con una chapa triangular que no respeta los derechos de creación del artista.
Escultura de Edgardo Madanes “intervenida” por la gestión cultural del Municipio con una chapa triangular que no respeta los derechos de creación del artista.

Desde 2011, en los Museos de Arte: MBA –MAC funciona un archivo de patrimonio urbano. La Lic. Carolina Montero ha realizado un relevamiento artístico de cada objeto emplazado en el espacio público, ha compilado información sobre monumentos y esculturas de la ciudad, material de prensa y documentos oficiales. A su vez, ha realizado investigaciones y tiene publicaciones en relación al espacio público de la ciudad. Este archivo es de consulta pública y a diario atendemos estudiantes e investigadores.
Por último me gustaría agregar que varios de los artistas se encuentran vivos, por lo tanto podrían haber podido colaborar abiertamente en esta puesta en valor. Los que ya no están, han legado indicaciones sobre cómo pensar sus obras. El Paseo de las Esculturas es un espacio que ha costado mucho a la ciudad, además ha representado una renovación visual y conceptual del espacio público en Bahía Blanca y ha logrado con el tiempo la apropiación y disfrute de los ciudadanos.

Ante esto, envío una carta al Director de Cultura, Sr Ricardo Margo, el 30 de octubre de 2017, expresándole mi profundo dolor e indignación como Directora de los Museos de Arte MBA-MAC y vecina de la ciudad de Bahía Blanca, al ver las transformaciones e intervenciones arbitrarias realizadas en el Paseo de las Esculturas.

Estas obras son patrimonio de la ciudad, y el Municipio debe hacerse cargo de su conservación y correcta restauración; en el caso de la obra de Edgardo Madanes, “Quo vadis – Dónde vas”, se la modificó gravemente, soldándole una chapa donde había un vacío, cambiando ampliamente el concepto de la obra y la intención del artista. Por otro lado, la colocación de amplias plataformas de cemento en varias de las esculturas, desvirtúa su concepto original de interacción directa con el paisaje, con el verde y la tierra. Son obras pensadas para espacios públicos, el material utilizado y el emplazamiento sobre tierra y gramilla buscan integrarse en el paisaje. El cemento colocado actualmente por encima de la tierra, contradice ampliamente este objetivo inicial. A su vez, las barandas, de gran tamaño interfieren gravemente la visión integrada de cada escultura. Una de las artistas participantes, Claudia Aranovich, afirmó en una nota de La Nueva Provincia- del día 1/02/2016- “que cercar las esculturas es anularlas”. Por otro lado, el artista Pájaro Gómez, afirmo en el mismo medio de prensa, el día 27/03/2015 que “la idea de cercarlas no es la más eficiente, ni económica.” Adjunto las notas de prensa correspondientes.
Por otro lado, el sendero de cemento, corresponde a un diseño de mi autoría. Las formas geométricas fueron inspiradas en la obra de Pájaro Gómez “Arco y flecha”, haciendo hincapié en el extremo de la flecha y en los colores de la tierra. Me hubiera parecido adecuado que me convocaran a realizar una restauración del sendero original ya que tengo los bocetos de esa obra.
En 2014 trabajamos intensamente con Ingenieros Estructuralistas de la Universidad Tecnológica Nacional en la confección de un informe sobre el estado de las esculturas. En el mismo aconsejaban aislar tres de las esculturas, durante el tiempo que se trabajara en su puesta en valor, no colocar de manera permanente barandas u otro tipo de cerramiento. Le explico todo lo que venía sosteniendo, pero hasta ahora no tuve respuestas.

Reitero la gravedad del tema porque es una vergüenza, han cementado todo, han colocado barandas inútiles, han intervenido las obras. El arquitecto Horacio Miglierina fue contratado por este equipo de puesta en “desvalor” del Paseo de las Escuturas para la realización de los bancos con tachos de basura al lado y el diseño de las barandas de acero inoxidable que impiden la mirada sobre las esculturas. Yo misma había diseñado lo que había, han borrado la historia y la identidad del lugar.
KC ¿Hay alguna relación entre este accionar y los recortes a los museos locales?

Sin dudarlo han recortado presupuesto en todos los museos y sabemos cuánto nos ha costado llevar adelante estos lugares vivos y que brillen con luz propia. Han recortado en personal y en proyectos en cultura. Ya hemos sacado también en noviembre un Comunicado conjunto de los Museos de Arte, el Museo del Puerto y FerroWhite que también publicaron aquí en leedor.

KC ¿Cómo debería encararse desde el quehacer de artistas y gestores la solución de este tema?

Los artistas en Bahía Blanca están muy organizados desde el Consejo Consultivo, que emprende acciones, debates y alza su voz para impedir el desguace de un terreno que se nos achica todos los días. Lo de las esculturas es un paso más, una desprolijidad más, que se suma a lo que está pasando con el ajuste en cultura. Seguimos esperando respuestas de las autoridades, pero hasta ahora no hay mucho diálogo de su parte, solo recortes y desguace. El colectivo Acción Urgente realizó aquí una performance, que puede verse en este video. Toda la comunidad, sean artistas o no, apoyan el reclamo para perder el Paseo en sus condiciones originales ni achicar nuestros museos.

Ilustra la nota: escultura de Mariana Schapiro cementada y encerrada.