Cristina Barres en el NQN Contemporáneo Huellas: Propiedad Privada

0
0

El trabajo que presenta Barres en el 3 NQN, plantea el tema del territorio ocupado a través de la forma de los carteles de propiedad privada que siembran buena parte de la Patagonia argentina en manos extranjeras.

A manera de un cuadro de pared, se exhibe un collage formado por carteles quitados de tranqueras y alambradas de estancias, campos, accesos a lagos y ríos que son públicos pero se ven cercados por usurpadores de grandes territorios, como Benetton o Lewis. Es decir, el cartel es arbitrario, ilegítimo e ilegal. Tema caro en estos días, donde los medios han inventado y sostienen la amenaza mapuche para justificar la represión de sus comunidades que se cargó la vida de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

La recogida de estas piezas le lleva ya unos años de investigación previa y un trabajo de logística para quitarlos. También existe aquí un trabajo de re-equilibrio del paisaje, ya que quita una grafía que lo afea o interfiere negativamente.

A su vez, la obra interpela según se desprende de las repercusiones de los espectadores que pasan y se detienen a fotografiar y fotografiarse. Propiedad Privada es un ejercicio de memoria, un mapeo del saqueo que revela sin mencionarlos los cientos de espacios que están cerrados a la comunidad, evidenciando no solo la cantidad, sino el atropello. De lejos, parece un recorrido de estilos de cartelería inocente. ¿Pero qué sucede cuando se sacan de contexto y se combinan esos carteles en cantidad monolítica y se colocan en un espacio expositivo? ¿Cómo repercute en el espectador y en la institucionalidad que conforma el hecho estético la conjunción de la alerta que naturaliza ese saqueo: Propiedad Privada, con la imposibilidad del Prohibido Pasar? ¿Qué relaciones hay entre el derecho, la política y el arte que activan estos carteles?

En su propia memoria conceptual se lee: “Investigo el poder que ejercen los juegos de lenguaje para manipular, modelar, justificar, la exclusión, obstrucción y perversión de nuestras capacidades. Muestro cómo la Propiedad Privada es la piedra fundacional del discurso-hegemónico, que afirma como inherente a la condición humana un orden productivo para adquirir un territorio seguro. Planteo la disputa por el sentido común. Cuestiono la riqueza, antes que la distribución de la riqueza. Muestro la legalidad de un arbitrario desconocido como tal. Trabajo en el espacio público, provocando desestabilizaciones en el paisaje humano, urbano o rural. Y aun cuando mi trabajo implique ponerme en riesgo, busco más allá del peligro, pensar nuevas formas de escapar a la regulación”.

Para saber más del Neuquén Contemporáneo:
Leé aquí la lista completa de artistas participantes.
Leé en esta nota el itinerario completo de inauguraciones y sedes.