#MDQFest: Mariana

0
1

¿Cómo representar la frontera? ¿Cómo puede el cine representar un estado fronterizo latinoamericano, caribeño en el que se vive en un estado de permanente movimiento? El norteamericano Chris Gude (Mambo Cool) se vuelca a esto y lo hace de modo caótico, libre, con imágenes asociativas que van encontrando su cauce a medida que transcurren los poco más de 60 minutos. La Guajira es una de las provincias de Colombia, cuna del vallenato, lugar de contrabando, economía informal, transportes de mercadería entre fronteras.

Después de un inicio desconcertante, con motos circulando a toda velocidad en la oscuridad de la noche, entendemos que aquí el Caribe qie presente Gude no es el que usualmente vemos en las postales. Aquí el Caribe es seco, desértico, pobre, ruidoso. Vemos también un operativo de carga de mercadería durante la noche, tras lo cual un camión con dos soldados andan por la ruta mientras sintonizan en la radio el discurso de Hugo Chávez en el aniversario de la muerte de Bolívar.  Porque en la frontera, Colombia es Venezuela y viceversa. Y en las palabras contundentes de Chávez, remitiendo a Bolívar hablando a “los colombianos” de la Patria Grande. Uno de los momentos cruciales del documental de Gude. La voz de Chavez, ampulosa, retórica, inigualable, pone atención sobre ese paraíso perdido alguna vez, que inmediatamente se compara con el barco “La Mariana” atacado y violentado durante el siglo XIX por piratas.

Hacia la mitad, la aparición de un personaje errante (el actor Jorge Gaviria) produce un giro narrativo desde el documental retórico hacia la docu-ficción. Habitaciones de hoteles vacios, gasolineras para beber aguardiente, caminatas por las calles al atardecer mientras se comercia nafta robada de los autos, camionetas andando por la ruta, un baile en un bar oscuro. Hacia el final poemas recitados en medio de ruinas de casas abandonadas en la playa aportan un toque más irreal a ese paisaje desvastado, un no-lugar que Gude retrata bien y con fundamentos.

Muy buena Mariana.