Fiódor Dostoievski, Luis Martín Santos, Kurt Vonnegut Jr. y Carlos Fuentes

0
0

Más allá de la coincidencia en las fechas de nacimiento, 11 de noviembre, Fiódor Mijailovich Dostoievski, Luis Martín Santos, Kurt Vonnegut Jr. y Carlos Fuentes fueron grandes escritores que dejaron su impronta en la historia de la literatura a partir de los temas abordados y de las técnicas que  utilizaron.

- Publicidad -

La idea de ruptura, de confrontación con la tradición literaria, está en todos ellos, lo que a su vez les permitió ser referente de otros escritores de su generación o de las posteriores.

Fiódor Mijailovich Dostoievski

Fiódor Mijailovich Dostoyevski (1821-1881) fue un novelista ruso, autor de Crimen y Castigo, la primera obra de la serie de grandes novelas que lo consagraron definitivamente como uno de los mayores genios de su época.

Otras textos de este excelente narrador son: Memorias del subsuelo (1864), inspirada en su experiencia como prisionero en Siberia; El jugador; El idiota (1868) y Los endemoniados (1870) –entre otros?, que le proporcionaron una gran fama y la posibilidad de volver a su país, en el que fue recibido con entusiasmo. En ese contexto, emprendió la redacción de Diario de un escritor.

En 1880 apareció la que el propio autor consideró su obra maestra, Los hermanos Karamazov, que condensa los temas más característicos de su literatura: agudos análisis psicológicos, la relación del hombre con Dios, la angustia moral del hombre moderno y las contradicciones de la libertad humana. Máximo representante de la novela de ideas, en sus obras aparecen evidentes rasgos de modernidad, sobre todo en el tratamiento del detalle y de lo cotidiano, en el tono vívido y real de los diálogos, y en el sentido irónico que suele aparecer junto a la tragedia moral de sus personajes.

Luis Martín Santos

Santos

Luis Martín Santos (1924-1964), psiquiatra de profesión, fue detenido y perseguido por la dictadura de Francisco Franco entre los años 50 y 60 por ser miembro del Partido Socialista Obrero Español. Su única novela, Tiempo de silencio, fue publicada por primera vez en 1962 y se transformó en una de las mejores del siglo XX.

Un año antes de publicar la novela, el autor había presentado el mismo manuscrito al premio Pío Baroja, bajo el título Tiempo frustrado, aunque sin éxito. No todos estaban preparados para recibir un texto que inauguraba una nueva época con un discurso técnicamente muy elaborado y con un lenguaje de registros múltiples influido por James Joyce, Virginia Wolf, Marcel Proust y William Faulkner.

En Tiempo de Silencio, Martín-Santos realiza una crítica social a la España franquista, pero también postula una renovación de la novela y de sus postulados estéticos a través del uso del monólogo interior, del estilo indirecto libre o de la segunda persona.

Kurt Vonnegut Jr.

Vone

Kurt Vonnegut Jr. (1922-2007) fue un escritor norteamericano, cuyas obras, generalmente pertenecientes al género de la ciencia ficción, participan también de la sátira y la comedia negra. Es autor de catorce novelas, entre las que destacan Las sirenas de Titán (1959), Matadero cinco (1969) y El desayuno de los campeones (1973).

Matadero cinco o La cruzada de los inocentes es una novela semiautobiográfica que relata sus experiencias como soldado en el bombardeo de Dresde y está estructurada alrededor de viajes en el tiempo. A partir de esta obra, Vonnegut se constituyó en uno de los críticos más feroces de la sociedad contemporánea, aludiendo a la guerra, la destrucción del medio ambiente y la deshumanización. Expresó estos temas a través de la ciencia ficción, mezclándola con un humor ácido e hilarante.

Carlos Fuentes

Fuentes

Carlos Fuentes (1928-2012) fue un narrador y ensayista mexicano, uno de los escritores más importantes de la historia literaria de su país. Figura fundamental del llamado boom de la novela hispanoamericana de los años 60, su narrativa recoge los recursos vanguardistas inaugurados por James Joyce y William Faulkner (pluralidad de puntos de vista, fragmentación cronológica, elipsis, monólogo interior), apoyándose a la vez en un estilo audaz y novedoso.

La región más transparente (1958), su primera novela, supuso una ruptura con la narrativa mexicana, estancada en un discurso costumbrista y en la crónica revolucionaria testimonial desde una óptica oficialista.

La denuncia del fracaso de la Revolución se halla en la base de diversas obras de Carlos Fuentes, y muy especialmente en La muerte de Artemio Cruz (1962), una de las mayores novelas de las letras mexicanas. La influencia de James Joyce (autor que lo impresionó profundamente) se verifica en el uso del monólogo interior como técnica narrativa fundamental.

En 1987 fue galardonado con el Premio Cervantes, en 1994 con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, y en 2008 recibió la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.