El futuro llegó

0
0

Estoy leyendo un libro de Ulrich Beck sobre la globalización y descubro esta frase: “Los empresarios han descubierto la nueva fórmula mágica de la riqueza, que no es otra que”capitalismo sin trabajo más capitalismo sin impuestos””. El libro es del 2008, no muy atrás. En el medio de esta lectura, miro la nueva película del grupo Cine Insurgente que estos próximos días va a tener seguramente sus últimas funciones en el Gaumont. Demasiado realista para los momentos que transcurren: la historia de la ciudad de Ingeniero White, a 10 km de la ciudad sureña de Bahía Blanca, puerto y Polo Petroquímico más grande de Latinoamérica.

- Publicidad -

El documental es duro, pone en permanente contradicción el progreso y el bienestar de la población. Por eso la noción de futuro no tiene acá una connotación positiva, al contrario. Localidades que sufren desde hace dos décadas una creciente desocupación y la contaminación generada por esas empresas que se fueron transnacionalizando, atacando los derechos de los pobladores que en un principio miraron con esperanza la llegada del trabajo. Pero el capitalismo no trae trabajo. Frase contundente si la hay.

El desguace de los ferrocarriles y los testimonios de viejos ex trabajadores de los trenes que terminaron donando sus herramientas a uno de los proyectos museísticos más importantes del pais: el Museo FerroWhite; los accidentes laborales producto de la precarización laboral y la falta de seguridad en las plantas que manipulan materiales peligrosos, las madres de los accidentados, la pérdida de la pesca artesanal, base de una cadena económica,

Krichmar, Guzzo y Neri, socios conocidos del cine insurgente (Diablo familia y propiedad; El camino de Santiago, Cuba Santa, Seré Millones) eligen el método de las entrevistas a cámara y el montaje probatorio, las imágenes omnipresentes de las industrias, un paisaje de chimeneas que cada vez necesitan menos mano de obra. Esas voces referencian constantemente la avanzada industrial, sobre la tierra y sobre el mar. El dato esperanzador, aunque queda corto, es el debate y la lucha de la gente por restablecer una vida que ya ha sido transformada para siempre.