La familia chechena

0
38

Peligro de hipnosis a partir del 2 de noviembre en la Sala Lugones.

Difícilmente se pueda olvidar por un tiempo los sonidos y las imágenes de La familia chechena, de Martín Sola (Caja cerrada, El mensajero,  Hamdan) multipremiado film

Estructurada a partir de tres danzas zicr, baile colectivo sufita, el documental transcribe con insistencia cercana a la oración devocional el universo íntimo de esta danza corporal, sensorial y  cargado de atemporalidad, algo cercano a un rezo universal en el rezo musulmán. Lo notable es cómo Martín Sola (Caja cerradaEl mensajeroHamdan) entiende y da a conocer ese pacto entre lo observacional y la reflexividad, entre lo poético y lo político, entre lo terrible y lo maravilloso a través de una danza tradicional, prohibida por la ocupación rusa, y recuperada como signo de libertad.

Al testimonio de la madre de Abubakar sobre la deportación en Siberia cuando era una niña, le sigue otra danza más extrema, más larga, con tomas más en detalle, más cercanas: el seguimiento de las cabezas y los rostros parciales en medio de esa pérdida de sí. Una cosa debe ser borrada por la otra: el dolor de la guerra por la danza. Hay una yuxtaposición curadora, arrebatada en si misma. Tomada desde dentro, vívida, experiencial, la cámara se entromete, choca con los cuerpos, borronea caras y gestos,se pierde en detalles, registra sonidos casi animales. Sola se toma su tiempo: son 16 minutos frenéticos e intensos tras los cuales el ritmo calma en pantallas en negro, que separan momentos de otros. Cuando el mundo checheno parecía algo exclusivamente masculino aparecen las mujeres, primero a través de un retrato cotidiano a través de transparencias en la lente y retratos detrás de postigos, luego con su propia danza.

Raramente vemos el espacio más allá de las personas en La familia chechena, todos los paisajes son los paisajes humanos.  No parece haber lugar para ninguna amplitud. Chechenia es un país que fue históricamente ocupado por la URSS, su población mayormente musulmana, sometida a la ocupación de las guerras contemporáneas, generaciones enteras son representadas en la familia de Abubakar quien se pregunta en un momento “si una guerra de 1000 años no habrá sido comprimida en solo algunos meses, porque la violencia fue extrema”.

Tal vez una danza de mil años es comprimida en un puñado de minutos, de ahi su intensidad y potencia.

Excelente. No se la pierdan.

 

La imagen puede contener: 1 persona, barba y texto

[vimeo]https://vimeo.com/127771201[/vimeo]