El guiño de Villar Rojas desde el Met en NY

0
0

Como argentina, de visita en NY, me sorprende muy fuertemente – casi me estremece diría, acercarme al Museo Metropolitano de Arte y reconocer su imponente fachada esta vez atravesada por la palabra “desaparición” (The Theater of Disappearance) dicha por un artista argentino… 

La muestra del rosarino Adrian Villar Rojas  “El Teatro de la Desaparicion” dialoga con el patrimonio y la historia del Met como institución que da testimonio “del camino de los EEUU como nación” según el texto curatorial. Una cartografía de cultura humana emerge de salas y rincones para versionarse en un mapa de la actividad humana en la tierra. 

A la manera de un banquete, en la terraza del museo, un laberinto de mesas y personajes en blanco y negro nos intriga y fascina. Surrealismo y contemporaneidad, el arte muestra en esta ocasión, esculturas resultado  de la combinación de imágenes tridimensionales que Villar Rojas construye, desafiando toda interpretación, para proponer desde su posición de artista (nacido en 1980) un nuevo y sorprendente juego de intercambio y miradas.

Su práctica artística tiene un desarrollo internacional altamente reconocido. Para esta instalación en particular, el artista argentino toma material del mismo museo, de sus propias colecciones para relacionar la puesta en escena con el trabajo de curadores, conservadores, científicos y expertos en el escaneo en 3-D. El Teatro de la Desaparición transforma la terraza del Met en un diorama performativo.

Dieciséis esculturas en blanco y negro incorporan en su realización cien replicas de objetos de la colección del museo, seleccionadas de una amplia variedad de periodos y culturas para reconfigurarlas en nuevas esculturas y personajes, figuras imposibles   de compatibilizar desde una mirada tradicional, conviven ahora en un “banquete” que alberga y contiene las figuras de animales, alimentos, utensillos y piezas de mobiliario.

Se trata de un trabajo arquitectónico que abarca toda la terraza y la rediseña para albergar este site especific. Pérgolas, bancos, canteros, plantas y el bar mismo fueron remodelados creando así un escenario que llega a transformar la vista del Central Park y el horizonte de rascacielos en la escenografía que alberga tamaña instalación.

El efecto logrado con el remixado de piezas escultoricos, el edificio y el ambiente exterior es simplemente… fascinante. Los mismos objetos escultoricos asociados al museo parecen contar una nueva historia del arte al ofrecer una revision de las practicas de la museologia. 

Ciertamente, este es el trabajo de un artista que convoca un equipo para convertirse en artista-editor y coloca su obra a la vista del mundo. El Met es su escenario.

image-2017-10-21 (5)

image-2017-10-21 (6)

image-2017-10-21

image-2017-10-21 (1)

image-2017-10-21 (2)
image-2017-10-21 (3)
image-2017-10-21 (4)
image-2017-10-21 (8)