Meditaciones de una visitante. Museo Textil de Terrassa

0
0
Colmena inca

La ciudad de Terrassa, cercana a Barcelona, es un centro de la actividad textil. Huella de esto resulta muy claramente en que una avenida principal lleve el nombre de Jacquard, que me recordó el orgullo con el que mi padre me mostró sus nuevos telares capaces de tejer complejos dibujos codificados en papeles con orificios, distintos pero semejantes a los de las antiguas computadoras. De esos telares, uno de los cuales se conserva en el Museo textil de Terrassa, sólo recuerdo el agobiante ruido que producían y la velocidad con la que iba la lanzadera.

- Publicidad -

El Centro de Documentación y Museo textil alberga una exposición muy interesante de piezas textiles en la que se explican los cambios, básicamente tecnológicos, que pasaron por su elaboración. Se encuentran allí bellísimos monederos de avaros (1) y el libro de artista de Onna Kasen (2) con los mejores poemas de mujeres escritos en Japón entre los siglos VII y XIV, pintados con enorme delicadeza sobre tejido y papel.

Monedero de avaro
Monedero de avaro
Libro de artista
Libro de artista

 

También hay allí una sala en la que se exponen los trabajos de tres artistas que trabajan con piezas textiles.

Llegué allí a través de Silvia Japkin, artista argentina que reside hace muchos años en Barcelona. Ella presenta aquí trabajos que realizó luego de visitar, hace quince años, una exposición en el Museo de Arte Precolombino de Chile, trabajos realizados con fibra de palmera y cáñamo que recrea quipus. Los nudos que los forman ¿serían propios de un sistema contable o un código de escritura? Para esta artista los quipus son una señal que se realiza a diferentes distancias una de otra, creando lecturas, ritmos y conexiones que todavía quedan en el misterio. 

Colmena inca
Colmena inca
Memoria del sol
Memoria del sol

Por su parte, Kima Guitart, artista catalana reconocida por su obra de pintura sobre seda, en esta ocasión hace llover plegarias, interpretando las banderas de las plegarias budistas. Sus cintas se mueven dulcemente sobre un espejo que las multiplica al infinito. Pero no olvida la seda y expone sus Mapas pintados sobre ese soporte textil, mapas para orientarse entre océanos de tempestades y mares en calma.

Llueven plegarias
Llueven plegarias

 

Dolors Puigdemont, artista catalana que trabaja con diversos materiales, recrea una cama de hielo, de retorno y del recuerdo; cama helada de su infancia así como los árboles que los hombres talaban y de los que recogía pedacitos de corteza para mantener su recuerdo. Su obra está atravesada por la lluvia, la nieve y el  hielo de su paisaje infantil.

20171005-181354 (1)