A 4 manos, se estrena en la Asociación de Amigos del Museo Nacional

0
0

Osvaldo Tcherkaski es escritor, columnista político, y ha sido corresponsal para América Latina en acontecimientos de relevancia internacional en el mundo. Actualmente es el director de la Maestría de Periodismo Documental de la Universidad 3 de Febrero, y quien nos propone como director y coguionista este documental, que es un trabajo literal a cuatro manos. Los antecedentes directos fueron una larga serie llamada Me arruinaste el dibujo, presentada en el 2011, en el Centro Cultural Borges. Anteriormente hubo un dibujo a dúo, que Noé le propuso a Stupía, que se llamó Dos no hacen uno, y que formó parte de una exposición individual que realizará Noé en la galería Rubbers en el 2006. A continuación vino La Línea Piensa también en el Centro Cultural Borges, proyecto indispensable y vigente. El otro antecedente en común fue un mural que realizaran junto a León Ferrari y Rep en 2010.

- Publicidad -

A este dúo se suman en el documental Carlos Alonso y Guillermo Roux en una muestra que se realizó en la Galería Ro, llamada Contra Corriente, que se llevó a cabo en el festejo de sus 10 años en 2004. Pero quizás lo más relevante de este documento sean las reflexiones que estos 4 artistas hacen sobre sí mismos, sobre el resto de los artistas convocados, e insoslayablemente sobre el arte plástico como disciplina, y como lógica consecuencia sobre el arte argentino.

Sabemos, que cuando el artista trabaja en soledad existe generalmente un planteo previo, una idea, un sentimiento. Pero, que todo eso a la hora de su ejecución, no cuenta en su totalidad, ya que es la obra en todo caso, la que decide. Como es de suponer, este diálogo que el artista establece con sí mismo, a la hora de hacerlo entre dos, se vuelve mucho más complejo aún. Aunque A 4 manos sea un pacto de entrega, respeto, y más que nada un acto lúdico a repetición, donde se asume a la colaboración como un fenómeno intrínseco.

En un mundo que está absolutamente distante de ser amable, los artistas devienen -directa o indirectamente-, en cronistas de su tiempo. Un tiempo que a veces presagian… en una historia que acompañan, con la idea de mejorar la sociedad en que vivimos, de un modo más o menos consciente, y con diferentes virtuosismos estéticos.

Trabajar de a dos una obra es un fenómeno raro, aunque tiene otros antecedentes, entre ellos uno que data del siglo XVII, en El Gusto de la Serie Los Sentidos, el que se diera entre Peter Paul Rubens y Jan Bruegel, donde el primero se dedicaba a hacer los personajes y el segundo los paisajes. O la colaboración que se da en 1933 y 1934, entre Spilimbergo, Siqueiros, Berni y Castagnino en Ejercicio Plástico, en un ir y venir respondiéndose los unos a los otros. Historia, que encontramos tan bien contada en Los Próximos Pasados (2006), el documental de Lorena Muñoz.

Con diferentes modos de llevar a cabo la propuesta, Noé y Stupía trabajan juntos, por lo que la cámara puede en muchas ocasiones registrar ese proceso conjunto. Y por otra parte esta ese diálogo epistolar, que Alonso y Roux llevan a cabo mediante una valija que va y viene desde Unquillo a Martínez y viceversa. Procedimientos que los cuatro refuerzan y completan mediante entrevistas que hablan de honestidad en el trabajo, del relato social y político de la cotidianeidad, de intensidades gráficas, de texturas, filigranas, pinceladas y manchas, de grandes maestros de una lógica constructiva, y de conversaciones que se interrumpen para dar rienda suelta a la abstracción informal y espontánea, donde el devenir se rige por el Caos, porque la vida es Caos.

A 4 manos es un trabajo que nos lleva a preguntarnos sobre el concepto de autoría en la obra de arte, ya que son dos los que la ejecutan, representan y comunican al mismo tiempo. Es decir que la argumentación subjetiva y personal se ve duplicada. Pero quizá el mayor logro, no este dado en el ámbito de los artistas como sujetos textuales, que vienen a compartir un lienzo o una hoja. Sino que este mismo espacio es habitado por dos sujetos sociales, que no siempre comparten la misma ideología, más cuando se reconocen diferentes como personas, aunque exista como puente necesario, una admiración mutua por lo que el otro hace. Porque pintar de a dos es también una discusión sobre pintura. Debemos aceptar que estas obras son la suma de todos los sentimientos sutiles e individuales que mediante el poder de lo lúdico se unen, para comunicarnos que los desacuerdos, los contrapuntos y las contradicciones han sido instancias enriquecedoras. Y que las similitudes y diferencias más que arruinar un dibujo constituyen su singular identidad.

Se estrena este jueves 5 de octubre en Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes

Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes

Viernes 13, 20 y 27 de Octubre a las 19hs
FICHA TÉCNICA

DIRECCIÓN
Osvaldo Tcherkaski

REALIZACIÓN
Alejandro Hartmann
Juan Pablo Lattanzi
Alejandra Martin

GUIÓN
Osvaldo Tcherkaski
Gerardo Pranteda

DIRECCIÓN ADICIONAL DE FOTOGRAFÍA
Alejandra Martin

MONTAJE
Martín Senderowicz
Federico Zambrano
Maxi Gramajo

PRODUCCIÓN
Enrique Sarkis
Manuela Zuazu Ezcurra
Julieta Casini
Silvana Cascardo
Paula Asprella

INVESTIGACIÓN
Lucía Martínez
Ariel Pukacz
Agustina Frontera
Adriana Casas

DIRECCIÓN DE ARTE Y DISEÑO
Claudio Neira

DISEÑO Y ANIMACIÓN
Sol Noriega
Freddy Fernow
David Bohorquez

COORDINACIÓN DE POSTPRODUCCIÓN
Alejandra Harburguer

POSTPRODUCCIÓN DE SONIDO
Diego Acosta
Pablo Sosa