Entrevista a Cecilia Atán y Valeria Pivato a propósito de La novia del desierto

0
0

La novia del desierto es una de las buenas películas argentinas en cartelera por estos dias. Entrevistamos a sus directoras. Aclaramos que las respuestas son de ambas directoras.

Blanca María Monzón: ¿De quién esla idea de llevar a cabo un film con esta historia, y cómo eligieron el título?

Atán y Pivato: El punto de partida de La novia del desierto fue poder representar, a través de un personaje, el sentimiento de no lugar. Teresa es una mujer de 54 años que dedicó su vida al cuidado de una familia y habita un mundo que siente propio pero que, en realidad, no lo es. Al comenzar la película la casa donde ha trabajado durante treinta años se vende y sus circunstancias cambian de pronto, quedando varada en un espacio fuera del tiempo. Pero el vértigo y la incertidumbre que le provoca el abandono de su lugar seguro se convierte al mismo tiempo en el motor de cambio que la llevará a iniciar una búsqueda que no estaba en sus planes, a conectarse con sus deseos y enfrentarse el mundo. El título de la película remite al mito de la Difunta Correa: un mujer que, atravesando el desierto cuyano, muere de sed con su hijo en brazos. Su cuerpo sin vida es encontrado días después, sin embargo su hijo logra sobrevivir amamantándose de su pecho. Nos atrajo sobre todo la sensorialidad que propone.

BMM: ¿Cómo se realizó la selección de actores, ya que también hay actores no profesionales?.

A y P: La novia del desierto cuenta con dos maravillosos actores protagónicos que son Paulina García (Chile) y Claudio Rissi (Argentina). A Paulina le acercamos una primera versión de guión en el 2013 y enseguida se enamoró del proyecto y de su personaje. Desde entonces caminamos juntas en este hermoso viaje que es hacer una película. La interpretación de Paulina y el tiempo de trabajo compartido durante el proceso previo al rodaje hizo de Teresa un ser sutil, construido desde el cuerpo y el silencio. Aún hoy, cada vez que vemos la película, nos sorprende seguir encontrando detalles exquisitos de la construcción de su personaje. Paulina y Teresa se hicieron una durante el proceso y al terminar de rodar se despidió de Teresa de una manera tan amorosa como elocuente:

Hoy es la última jornada de Teresa en el desierto cuyano. Aquí te dejaré esta noche donde te desesperaste y te confundiste tanto. Aquí te quedas para siempre, como la Difunta Correa. Bajo cielos vastos, soles inclementes y vientos seductores. Hoy tendré mi minuto para recordarte por última vez en una ruta seca pero contradictoriamente verde como tú misma. Todo lo vivido-recordado se queda acá. Apagaré esta luz y se encenderá LA NOVIA DEL DESIERTO. Una botellita de agua en tu nombre. Paulina García, 16 de Diciembre de 2016.

La interpretación que Claudio Rissi hace del Gringo lo transforma, sin duda, en un personaje memorable, que cobra vida y fluye en su doble dimensión de atracción amenazante y seductora dulzura. Es en esta hermosa y delgada línea, por la que transita el personaje, con un gran componente latinoamericano, y construida por el actor con coherencia y honestidad.Haber tenido el lujo de dirigir en nuestra primera película a estos dos grandes actores, fue un desafío que nos hizo aprender y crecer muchísimo como directoras. Por supuesto, La novia del desierto no sería tal, sin la enorme Paulina García y el maravilloso Claudio Rissi.

Por la naturaleza de la historia, necesitábamos que el resto del elenco pudiera aportar el color local, que sentíamos imprescindible para hacer verosímil de esta película. Trabajamos durante meses, convocando a la distancia, a actores Sanjuaninos y de Mendoza, organizando un casting que llevamos a cabo algunas semanas antes de filmar. La gran mayoría de los actores surgieron de estos encuentros, y hoy en día, en retrospectiva, estamos muy contentas con los resultados de esta sinergia latinoamericana que se ha dado en el frente y en el detrás de cámara.

BMM: ¿Cuánto tiempo llevó la escritura del guión, y que tan estrictamente se sometieron a su estructura durante el rodaje?

A y P: La escritura del guión llevó tiempo, casi el mismo que demandó el desarrollo del proyecto. Trabajamos 5 años y hasta el inicio de la preproducción, seguimos escribiendo. Luego, en los ensayos, con la posibilidad de trabajar con los actores y acompañarlos en el proceso de ´pasar por el cuerpo´ esos textos, hicimos algunos ajustes y así llegamos al rodaje.En el set, pocos cambios surgieron, porque ya teníamos consensuado entre los cuatro – Claudio, Paulina, Cecilia, Valeria – hacia donde queríamos ir en cada escena.

BMM: ¿Cómo fue la experiencia del rodaje, y cuál fue su duración?

A y P: El rodaje sucedió a fines del 2016, durante 5 semanas; la primera en Buenos Aires y la cuatro restantes en San Juan.La experiencia del rodaje siempre es dura, pero al mismo tiempo es gratificante empezar a ver concretizada esa historia que te acompañó durante tanto tiempo. Ver que ese germen empieza a tomar cuerpo es una experiencia muy enriquecedora.No fue un rodaje fácil, ya que teníamos un presupuesto acotado, pero por suerte contamos con el apoyo y la colaboración de todo el equipo técnico, actores y coproductores ( Eva Lauría/ Raul Aragón/ Vanessa Ragone/ Sebastián Mignogna/ Alejo Crisóstomo) sin los cuales hubiera sido imposible realizar esta película.

BMM: Dado que todo el peso del relato recae sobre los personajes principales. ¿Cómo fue imaginada y llevada a cabo la fuerte impronta de la psicología de los mismos?

A y P: Nosotras trabajamos el guión durante varios años, hicimos un recorrido en laboratorios de guión internacionales y luego dimos con Martin Salinas, nuestro colaborador autoral. La impronta de Teresa y del Gringo fueron diferentes desde el inicio. Teresa se nos fue devalando de manera más pausada; progresivamente fuimos conociéndola a medida que recorría ese desierto, escena tras escena. De alguna manera, la pensábamos como una unidad bastante hermética, que iba despojándose de sus capas a medida que comenzaba a andar.Lo del Gringo fue totalmente diferente, fue un personaje que se nos presentó en una escena y que empezó a cobrar más presencia a medida que avanzaba la historia. Su doble dimensión de atracción amenazante y seductora dulzura hizo de él una presencia imprescindible para nuestro relato.Ambos comienzan siendo aparentemente dos seres en clara oposición pero finalmente es un encuentro de dos soledades. Estas dos almas se emparentan en ese punto tan universal y humano que la necesidad de ser amar y ser amado.

BMM: Todos conocemos la carrera tanto de Paulina García también actriz de teatro y dramaturga. Protagonista entre otros de Cachimba (2004) de Silvio Caiozzi, Las Analfabetas ( 2013 ) de Moisés Sepúlveda y Gloria (2013 ) de Sebastián Lelio. Así como la de Claudio Rissi, también de una larga trayectoria en Teatro, TV y en cine con más de 40 interpretaciones. Donde ambos casualmente hacen en muchas ocasiones de personajes con mucho de introspección y de búsqueda consciente o inconsciente de una segunda oportunidad en sus vidas. Dada esta características. Es este un tema central en la estructura narrativa? Y si hay otros con parecida relevancia. ¿Cuáles serían?

A y P: Cuando empezamos a delinear la historia que queríamos contar, un modo de profundizar el conflicto de Teresa ( personaje fuera de tiempo y de lugar) era elegir un momento de su vida en donde muchas de las decisiones importantes ya habían sido tomadas. En nuestra película lo que sería para la mayoría el final del viaje, para nosotras fue el principio. El mundo de hoy supone que lo que no te ocurre antes de los 35 años probablemente no te ocurra nunca. Por eso nos interesa recuperar el valor del proceso, de la búsqueda, del paso del tiempo, el trabajo que lleva crecer y encontrar ese lugar seguro donde realmente existe, dentro de uno mismo.

BMM: Creo que uno de los muchísimos logros de su película es que es una excelente propuesta para todo público. ¿Cuáles son sus expectativas respecto de los espectadores?

A y P: Hemos estrenado hace pocos días en Argentina con muchísima expectativa pero en un contexto complejo y hostil para las películas nacionales. La distancia que existe entre nuestras obras y los blockbusters deja fuera del tablero, y con muy pocas posibilidades, a todas las producciones locales. La Novia del Desierto, sin embargo, logró hacerse espacio en el mundo siendo parte de festivales como el Festival de Cannes y San Sebastián, tendrá estreno comercial en más de veinte territorios que van desde China, Turquía, Suiza, México, Alemania, Austria, entre otros, y sin duda llegará a muchos más espectadores de los que imaginábamos en un principio. Pero la batalla en casa es dura y habrá que seguir luchando para que nuestras historias conserven el espacio que merecen: al fin y al cabo hablan de nosotros mismos.

BMM: En esa dirección encuentro una filiación con la filmografía de un Sorin, un Campanella, o un Trapero. ¿Qué piensan al respecto?

A y P: Ante todo, es un halago que nuestra película genere reminiscencias a directores tan talentosos como los que nombras. Nos parece que hay una manera de concebir el cine que posiblemente nos convoque a ellos y a nosotras. Afortunadamente las dos hemos trabajado muchos años como parte del equipo de dirección de grandes directores. En ese desempeño, reconocimos maneras muy disímiles y singulares de afrontar los diferentes obstáculos que se generan en el proceso mismo de la realización de un film.Entonces cuando pensamos en nuestras influencias, creemos que el set ha sido para nosotras un lugar de aprendizaje por la cercanía que nos ha permitido tener con creadores tales como Pablo Trapero, Juan Campanella, Chistopher Hampton, Juan Solanas, entre otros. Por supuesto, también hemos recibido influencia de directores extranjeros a los que accedimos principalmente como espectadoras, pero la vivencia de más de 15 años de rodaje como técnicas ha sido determinante en nuestra formación.