No sin antes verla feliz, Paula Alaimo

0
0

No sin antes verla feliz, la primera novela de Paula Alaimo, narra la transformación y el aprendizaje de Alejandra a partir de la pérdida y del dolor. Alrededor de ella, además, se entrelazan las vidas de otros personajes que circulan en un centro comercial, que transitan casualmente, que trabajan allí o que llegan para cambiar definitivamente la realidad de la protagonista.

En ese entrecruzamiento de diferentes historias, surgen conflictos que se van resolviendo durante el relato y que, fundamentalmente, ponen a prueba la capacidad de Alejandra –la dueña de un local de arreglos florales– de asumir lo que le pasa y superarlo. De este modo, el centro comercial deviene en una metáfora de la vida misma con todos sus matices.

El eje alrededor del cual se organiza el universo de la novela es la persistencia de un pasado que hay que superar para poder mirar el futuro con otros ojos más esperanzadores. Alejandra tiene que afrontar su realidad después de un accidente, y tiene que aprender a volver a amar y a confiar.

Los distintos personajes que pueblan el texto están bien delineados con todas sus contradicciones, lo que le da verosimilitud a lo que se narra. En este sentido, se nota el interés de la autora por profundizar en el alma humana a partir de los vínculos que vamos generando con el otro que la vida nos pone enfrente.

No sin antes verla feliz es una novela sencilla, pero no por eso exenta de ciertos procedimientos interesantes como la intertextualidad o el quiebre de la temporalidad dentro de una historia que, en algún punto, bien podría ser la de cada uno de nosotros.

Ficha técnica

No sin antes verla feliz, Paula Alaimo, Textos Intrusos, 2015, 350 págs.