Diane Arbus. No son “ellos”, soy yo.

0
0

Es de día. Me levanto de la cama y me dirijo al baño. Uno de los personajes de Diane Arbus me mira fijamente desde el espejo. Huyo de ese lugar y el personaje huye conmigo, vuelvo al espejo y ya esta ahí mirándome. Me quedo y a medida que la observo, sus rasgos y los míos se van fundiendo en mi cara. Soy yo.

Cuando un espejo me toma desprevenida o aparezco en una foto sin saberme fotografiada, reconozco instancias que me enfrentan con algo que a la vez que se me escapa, me interpela.

Diane Arbus “es la” interpelación.  Nos habla a nosotrxs de nosotrxs mismos: del desaliento en ojos entrecerrados, de sabores amargos en bocas caídas, de almas tatuadas sin gloria ni dios, de momentos tiernos de personas sin encanto. La vida pesa, D. A. documenta el freak dentro de cada una de nosotras o de cada uno de nosotros. No importa la forma que tome, será aquella con la que evitamos ser revelados.

“Para mí, el sujeto de la foto es siempre más importante que la foto. Y más complejo”,escribe D.A.

Cuando en los tempranos ´60, Richard Avedon dominaba la imagen fotográfica, con los ideales de belleza y elegancia del momento, una mujer pudo ver mucho más que eso a través de una lente y lo  documento. Vió lo que casi nadie quería ver: Que el sueño americano y el “pursuit of happiness”[1] no era para todos.

En el principio”, es el título de la muestra que aloja el Malba, acerca de los primeros siete años en los que Arbus trabajó en las calles de Nueva York con su cámara de 35mm.  Incluye además un portfolio de 10 fotografías que van de 1962 a 1970.

IMG_7777

“A lo largo de estos años se da una evolución: el paso de imágenes de individuos que surgen de encuentros fortuitos a retratos en los cuales los sujetos elegidos se convierten en participantes activos”, explica Jeff L. Rosenheim[2]. “Este anhelo de conocimiento, esta curiosidad por la naturaleza oculta de la persona o el objeto que está fotografiando, unida a su creencia en el poder de la cámara para hacerla visible, es, sobre todo, lo que la distingue”, agrega.

Las fotografias en exhibición pertenecen al Met de N.Y y las hemos visto para este medio en noviembre del año pasado, en el hermoso edificio de la calle Madison, hasta hace poco más de un año sede del Museo Whithey, hoy el Met Breuer. La disposición de la sala en paneles angostos, como para colgar una fotografía enmarcada en pequeño formato, que van del piso al techo es idéntica a la del año pasado en NY, el curador es el mismo y nada parece haber cambiado. Pero estamos en el Malba frente al la obra de una antropóloga urbana que no necesitamos decir, excede cualquier frontera, y nos sentimos bien de tenerla en confianza. (Hasta podemos tomar fotografías)

Diane Arbus (1923-1971) nacida  N. Diane Nemerov, nació y vivió en Nueva York, trabajó en lugares como Times Sq. Lower East y Coney Island que sería como decir, el Obelisco, Barracas al Sur y la rambla de Mar del Plata.  Fue mujer y judía en una sociedad en la que si no eras wasp, eras freak.

Antes del feminismo de los años 70 tal vez sin saberlo, ella ya era una feminista al reconocer una mayoría minimizada, documentarla y devolverla en imágenes fotografiadas. La calle ha sido el ámbito de sus fotografías, en su mayoría retratos cuyos sujetos se saben fotografiados y en el encuentro con la inmediatez de la fotógrafa se los adivina comprometidos, como a solas con ella aunque sean uno entre miles de transeúntes de NY. Sus búsquedas se sienten intencionadas, decididas, comprometidas y para nada condescendientes. Los resultados son testimoniales.

Las fotografias de Diane Arbus han sido y serán un cachetazo al narciso y una caricia al ignorado. Mientras sigamos pensando que fotografío o lxs otrxs, no habremos descubierto a la artista ni a su obra.

 

Nada permanece igual, como me habían dicho.
Lo que reconozco, es lo que no vi nunca antes.
Diane Arbus

 

[1] El preambulo de la Constitución de los EU reza como garantía para sus habitantes el “pursuit of apiñes” frase que remite al derecho a ser feliz, como al derecho de buscar la felicidad.

[2] Curador de la muestra en el Met Breuer, en S. Francisco (Cal.) y en Buenos Aires.

 

Imagenes

FullSizeRender

 

IMG_7774

arbus

IMG_7768 (1) IMG_7747 (1)

Gemelas Idénticas NY 1967
Gemelas Idénticas NY 1967

IMG_7731 IMG_7726 (1)Hombre cargando a su niño dormido, NY 1957