Alba: película ecuatoriana ganadora del FICSUR

0
0

Sin probabilidad de estreno en Buenos Aires, la proyección de Alba en el reciente FICSUR fue una buena oportunidad para descubrir una película pequeña, realizada por Ana Cristina Barragán, una directora de cortometrajes, admiradora del cine de Lucrecia Martel y Víctor, Erice, entre otros.

De procedencia ecuatoriana, realizada en coproducción con México y Grecia, Alba propone un cine intimista, de pocos diálogos y de climas generados por los rostros de su actriz protagónica tomada mayormente en planos cerrados y claustrofóbicos.

Obligada a vivir con su padre por la enfermedad de su madre, una niña transcurre ese momento en pleno pasaje a la adolescencia con la vida en la Escuela, la relación con sus compañeras, los juegos infantiles, el primer baile.

Con mucha capacidad para decir mucho, con poco, Barragán pone a su joven actriz, Macarena Arias, al frente de una historia que la tiene practicamente todo el tiempo en la pantalla, una pequeña en relación con un hombre que conoce poco y nada y que tiene una vida extraña, humilde y vergonzante.

Alba, que venía de ganar en el FEstival de Lima, en Toulouse, en Rotterdam y en San Sebastián pasó por el FICSUR y se llevó el premio al mejor largometraje de ficción y está muy bien.