Sumario de la muerte de Kleist, Alejandro Tantanian

0
0

¿Será acaso el escritor alemán Heinrich Von Kleist, del siglo XIX  un genio incomprendido? ¿Qué lo llevó al suicido? Hay muchos interrogantes y varias hipótesis que se pueden sugerir. Lo que se sabe es que la de Kleist fue una muerte planificada. La exaltación del yo romántico llega a su máxima expresión como genio creador de la propia muerte. Su compañera,  Henriette Vogel  estaba enferma y el poeta tenía un sufrimiento espiritual.

La idea de un sumario se podría decir que contrasta con la idea de poesía. Un sumario tiene que ver con lo técnico, con una descripción científica, fría, muy alejada de lo literario. En la figura del escritor encontramos al creador de belleza. Kleist puede crear con el poder de la palabra el mundo que imagina. La fuerza del color rojo se puede vincular en la poesía, tanto  a la sangre, como a las flores; es decir a lo terso y suave o a lo violento y ambas pueden entremezclarse, confundirse.

El forense da cuenta del estado de los cuerpos muertos. Kleist da cuenta del sufrimiento del alma y de la libertad del espíritu humano al elegir y planear su propia partida. Si bien se nos habla sobre la belleza de una bala en el corazón, sería indicado pensar más bien en lo sublime como ese sentimiento de horror, de asombro y espanto al vislumbrar algo cuya enormidad sobrepasa la vida humana. Al enfrentarse con la muerte y la incertidumbre de un más allá, Kleist realiza con su suicidio un acto que tiene que ver con el carácter de lo sublime. Al mismo tiempo, es la fusión de su arte con su vida.

Lo que quise presentar … es esa escena  que se actúa, que se ensaya. El poeta que construye su plan de muerte. La voluntad de suicidio funciona, según Tantanian, a modo de predrama, una historia que se ensaya y se lleva a cabo. Heinrich es el escritor y el personaje principal de su obra. Esta idea metateatral me atraía enormemente”, cuenta el autor en el artículo de Lydia Di Lello (CCC)[i].  “El dramaturgo dispone una cuidadosa cartografía para poner en foco esta suerte de obra dentro de la obra.”, comenta Di Lello y nos habla de una puesta en abismo de lo teatral.

El texto de Tantanian rescata todo el caudal poético de este autor romántico y lo despliega ante el sinsentido de una muerte planificada y ritual (no por ello menos absurda que otras muertes). El dramaturgo nos entrega un texto fuerte y dramático cuya intensidad no decae en ningún momento. Los seres de tinta se enfrentan aquí a los seres de carne o se dan continuidad unos a otros; la figura de Kleist aparece como un demiurgo o Dios que puede dar vida o quitarla. Los roles del poeta Heinrich  y de su compañera Henriette están sólidamente construidos; las interpretaciones de Joaquín Gomez y Lupe Iñiguez nos obligan, sin piedad, a descender  al abismo de lo trágico y nos dejan sin aliento. Carlos Folias realiza un buen desempeño en su rol no menor. El arte de Milton Moreira Muzio logra una correcta ambientación con pocos elementos.

“Se dice aquí que estamos en Alemania, pero no lo sabemos con certeza. Se dice aquí que corre el año 1809, pero no lo sabemos con certeza…y que estamos muertos; pero nada de todo esto lo sabemos con certeza. … Ninguno de los dos cree en este infierno de la cronología. Infierno en el que nos quemamos sin arder. Sólo conozco su nombre, sus versos y nuestro plan”, exclama Henriette. Todo es relativo, todo tiene su cuota de fantasía. Este sumario puede verse como un texto biográfico, aunque es más que nada un texto de ficción, donde el registro de lo histórico da lugar a lo imaginario. Se presenta, así, un mundo donde ya no hay evidencias, donde todo puede ser y no ser, nos “quemamos sin arder” en una bella contradicción. Los personajes de esta obra muestran un estado de herida permanente, un quemarse por dentro al que solo la muerte podrá ponerle fin, solo quizás, no lo sabemos…

Henriette: Sufres demasiado. Piensas demasiado. Hay que olvidar. Y sumergirse en las calles. Heinrich: No, debo escribir”, la escritura como condena aparece en esta pieza desde los primeros momentos. Habrá que ver si puede ser también un acto de liberación.

Ficha Artística: Autor: Alejandro Tantanian; Intérpretes: Carlos Folias, Joaquín Gómez y Lupe Iñiguez; Dirección de Arte, Vestuario, Escenografía: Milton Moreira Muzio; Puesta en Escena y Dirección: Joaquín Gómez; Puesta y Diseño de Luces: Horacio Novelle

// Funciones:Viernes, 21 h // Teatro El Ópalo, Junín 380 // Entrada $200.- // Prensa: Silvina Pizarro

[i] Di Lello, Lydia. “Cuerpos de tinta: una aproximación a “Sumario de la muerte de Kleist” de Alejandro Tantanian”. La revista del CCC [en línea]. Enero / Junio 2014, n° 20. Actualizado: 2014-07-22 [citado 2017-06-28]. Disponible en Internet: http://www.centrocultural.coop/revista/articulo/464/. ISSN 1851-3263.