“El fado: absolutamente visceral y desgarrador”, entrevista a María Laura Rojas

0
0

Con el auspicio de la Embajada de Portugal, el domingo 18 de junio, Almalusa presenta Casa de Fados en Café Vinilo. Se trata un espectáculo musical que recrea el clima típico de un espectáculo de fados portugués, como si realmente fuera en Lisboa.

En una entrevista con Leedor, María Laura Rojas, una de las voces, nos habla de la música portuguesa y de esta nueva propuesta del grupo del que forma parte.

¿Cuál es el origen del nombre “Almalusa”?

“Almalusa” es un juego de unión entre dos palabras que significan “alma portuguesa”. Lusitania era el nombre con el que se conocía la antigua región que abarcaba casi la totalidad de lo que hoy es Portugal. Hoy en día se usa la palabra “lusitanos” como sinónimo de la palabra “portugueses”.

El grupo nace como un lugar de exploración musical, ¿podrían explicarnos un poco más acerca de esto?

Si bien Dulio Moreno y yo, que somos los cantantes del grupo, somos descendientes de portugueses y nos criamos bien cercanos al idioma y a la música portuguesa, no dejamos de ser argentinos, y Juan Pablo Isaía y Luis Cativa Tolosa, los guitarristas con quienes comenzamos esta aventura, no solo son argentinos, sino que, además, no estaban familiarizados con el fado u otros ritmos portugueses cuando los convocamos para el proyecto. Es decir que cuando comenzamos, tuvimos que hacer un trabajo de exploración en el vasto repertorio del fado y a su vez un lento proceso de construcción de una sonoridad que se acercara al género y a sus particularidades, y que además tuviera nuestra impronta. Con el tiempo incorporamos la guitarra portuguesa y el contrabajo de la mano de Martín Pantuso y fuimos definiendo cada vez más nuestra musicalidad.

¿Qué son los fados?

Son canciones que generalmente hablan de las frustraciones humanas, de la pérdida, del pasado y del desamor con un cierto grado de fatalismo. La “saudade”, palabra que no tiene traducción exacta en ningún idioma, está siempre presente. La palabra “fado” deriva del latín fatum que significa destino. Hay un fado o destino que cada uno de nosotros tiene del cual es imposible escaparse. Desde lo interpretativo el fado es absolutamente visceral y desgarrador. El fado es un género de origen citadino y portuario. Esto, sumado a las características mencionadas antes, hace que se lo suela comparar con el tango: ciudad, puerto y nostalgia.

¿Cuál es la característica que define la música folclórica de Portugal?

Hay una gran variedad de música folclórica portuguesa que nada tiene que ver con el fado; cada una tiene su particularidad. Generalmente, son ritmos bailables, festivos o también pueden ser cantos de trabajo. Cada región tiene ritmos particulares propios. Nosotros solemos incluir en nuestro repertorio algún vira (ritmo típico del norte de Portugal).

¿Qué grado de difusión tiene la música portuguesa en Buenos Aires o en el interior del país?

La música portuguesa (sobre todo el fado) está bastante difundida, especialmente a través de la figura de Amalia Rodrigues que fue la cantante que, durante los años 60/70, internacionalizó la imagen del fado. Desde hace varios años, la Embajada de Portugal gestiona la actuación de artistas  contemporáneos reconocidos en salas importantes de la Ciudad de Buenos Aires. Algunos de estos artistas también han ido al interior del país. Actualmente, el Festival de Fado, que comenzó en la Usina del Arte y ahora continúa en el Centro Cultural Kirchner, agota las localidades de todos sus conciertos. En Buenos Aires somos varios los que estamos haciendo fado desde diversas propuestas. También la Plata, Mar del Plata y Mendoza han tenido músicos dedicados al género.

Relacionado con lo anterior, ¿consideran que el Festival Porteño de Fado y Tango, y el Buenos Aires Celebra Portugal tienen la suficiente proyección fuera de la comunidad portuguesa?

Sí, creemos que sí. El Festival Porteño de Fado y Tango, como su nombre lo indica, cruza estos dos géneros que tienen, como dijimos antes, muchas características en común, con lo cual se abre a un público que no es exclusivo de un género o de otro, y que en su gran mayoría no pertenece a la colectividad. El Buenos Aires Celebra, por su visibilidad (es un evento que se realiza en plena Avenida de Mayo), también convoca a gente que se interesa por conocer diferentes culturas, más allá de que la organización general dependa de la colectividad. Desde lo particular, a nuestro espectáculo se acercan diversos tipos de públicos, algunos lusodescendientes, curiosos que quieren escuchar música de otros lugares, personas que viajaron a Lisboa y se enamoraron de la ciudad y de su música, o  gente apasionada del género; nunca se circunscribe solo a portugueses o a sus descendientes argentinos.

ALMALUSA

Única función: domingo 18 de junio a las 21 h; Café Vinilo (Gorriti 3780, CABA); Reservas: (011) 4866 6510