Che, Bergman: homenaje al gran Ingmar en clave porteña

0
0

Conociendo a Che Bergman

En julio, Buenos Aires es sede de un evento que rescata la figura de Ingmar Bergman y sus lazos con el público y la cultura argentinos. Producido de manera independiente, Che Bergman promete material inédito, homenajes, testimonios y un libro entre otras actividades. Conversamos con Raúl Manrupe, su director, para que nos cuente más.

Leedor: Diez años de la muerte de Bergman este año, cien años de su nacimiento en 2018…Ingmar Bergman vuelve a cabalgar en la Argentina en un evento inédito. El nombre llama la atención.

Raúl Manrupe: Le pusimos Che Bergman porque reúne ambas orillas, lejanas en kilómetros, pero con muchos puntos en común. Y es por medio del cine y uno de sus creadores más grandes, con las películas y su lenguaje universal influyendo en las vidas de las gentes, en este caso, los argentinos. Che es porteño, es argentino y es también apropiarse un poco de a quien así llamamos. Como Bergman, que sin saberlo, es un poco argentino.

Leedor: Esto no fue casual, en la Argentina de los años 50s el psicoanálisis tuvo un desarrollo muy grande y a la vez había una legión de espectadores/conocedores, lo que contribuyó a formar una audiencia ávida de un cine que le dijera cosas, que lo interpretara y a la vez fuera interpretado.

RM: Al ver películas de Bergman de los años 50s como Cuando Huye el día y ver que trata el divorcio, el dilema de tener o no tener un hijo, el odio entre hijo y padre o la psicoterapia, no se puede dejar de pensar en lo que debe haber impactado en la sociedad argentina de la época. Hacerlo desde la poesía, con una sensibilidad humana muy especial –a veces se olvida esto al hablar de Bergman!-, nos da pistas seguras para ver por qué su cine tuvo aceptación inmediata en el país. Desde la intelectualidad, bajó a un público más general, y la relación duró por décadas. Que haya obras de teatro de I.B. en cartel habla de eso.

L: Qué actividades comprenderá Che Bergman?

RM: Partimos de un concepto básico que es reunir al director con un público que lo disfrutó y con otro que lo descubrirá. El San Martín y sus salas serán sede de un ciclo, Bergman 2017 mucho por descubrir, con material poco o nada visto en pantalla grande. Sorprenderá y creemos será un gran aporte ver el proceso de filmar Luz de Invierno, o escuchar a Bergman sobre el teatro o incluso ver –creemos que nunca se proyectaron en sala- los spots publicitarios que Bergman filmó para un jabón en la década de 1950, y de los que renegó, pese a que son cortos de mucha creatividad. Serán cuatro jornadas dobles en total, con extras como la performance de Alicia Herrero sobre Persona, entrevistas a actores argentinos interpretaron obras de I.B. y otros contenidos producidos especialmente que todavía no podemos revelar. Será del 27 al 30 de julio.
El libro, “Che Bergman/Ingmar Bergman en la Argentina”, incluye artículos sobre el tema a cargo de Eduardo Russo, Paula Vázquez Prieto, Emilio Bernini, Hernán Gaffet, Carlos Gustavo Motta Fernando Varea y Adrián Muoyo, y también un muy abundante material gráfico sobre la huella del director en el país, como ser facsímiles de programas, entradas, notas en diarios y revistas, avisos de sus estrenos, artículos sobre la censura, en un volumen de colección. El material proviene de colecciones públicas y privadas como la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional, Cineteca Vida, la Biblioteca del Museo del Cine, la Biblioteca de la ENERC, la de la Legislatura, la colección de Horacio Campodónico. Un trabajo de relevamiento que nos llevó su tiempo y búsqueda y que nos entusiasma.
Se presentará en la Facultad de Artes de UMSA (Universidad del Museo Social Argentino), de Sarmiento y Montevideo que será la sede también de una mesa “Bergman y Lacan” coordinada por Carlos G. Gustavo Motta.

L: Cómo se une esto con los cien años del nacimiento de Bergman?

RM: Es una proyección lógica que surgió cuando empezamos a desarrollar Che Bergman. El año que viene es centenario bergmaniano y lo de julio lo vemos como un primer paso, a un posible documental en preparación y actividades en Argentina y Suecia. Nuestros contactos en Suecia nos dicen que tal vez allá Bergman no es lo suficientemente valorado, lo que ya es un doble punto de interés, como la otra cara de la moneda de cómo aquí se lo aprecia. Contamos con el apoyo de la Embajada de Suecia, y estamos en búsqueda de otros apoyos, es un evento hecho de manera totalmente independiente con la gente de Ama! Agencia (Melania Zilic se encarga de la coordinación y con ellos surgió la idea). Es un momento difícil, con coyunturas como lo del INCAA y otras más, pero creemos en la gestión cultural que hace. Después se suman los apoyos, mientras tanto, desarrollamos esta acción que nos parece un aporte a la cultura de dos países. De eso se trata.