Meditaciones de una visitante III: Barrio Joven, lo mejor de ArteBA

1
0

Es cierto que ArteBA es una feria, es decir que su objetivo es la venta de obras de arte, pero he encontrado más orgullo y amor por los productos expuestos en la feria de mi barrio que en este enorme y elegante espacio donde han disminuido aquellas personas que hacían de su cuerpo y de su arreglo una obra de arte y han aumentado los looks ejecutivos en busca de inversiones. Sin embargo, y no me toca a mí decirlo, hay obras maravillosas navegando por los locales de las galerías en varios de los cuales parece haberse materializado lo que Barthes llamó la muerte del autor. Por algún motivo, poco explicable, aparecen obras sin nombre o con nombres amontonados en un rincón; a veces hay que hacer esfuerzo para encontrar el rincón y tener buena vista para visualizar lo escrito con lápiz 6H sobre la pared blanca. Notable manera de poner en valor a la galería y olvidarse de lxs artistas.

Pero allí, al fondo, está el Barrio Joven. Deslumbrante. Con esa energía que antes se encontraba en toda la feria y ahora sobrevive en manos de aquellas galerías más chicas que no sólo muestran un gran y exitoso esfuerzo curatorial en espacios pequeños, sino que aman lo que hacen y las obras que presentan. Es un placer no solamente admirar lo expuesto sino conversar con quienes están a cargo. Aquí va una pequeña muestra de lo que vale recorrer con detalle.

HILO galería expone la obra de Samuel Lasso artista colombiano de la ciudad de Pasto, cercana al volcán Galeras, activo. La obra que se presenta aquí está construida con esas piedras de lava, entrañas de la tierra que podrían hacer que lxs pobladorxs se alejaran del lugar algo que nunca han hecho sino que las veneran y confían que nunca les harán daño.

La arte es una propuesta joven de la ciudad de Salta coordinada por Soledad  Dahbar que presenta a tres artistas: Ana Benedetti, Angeles Rodríguez y Javier Soria Vázquez. Lxs tres comparten el espacio amigablemente, debo decir que me fascinó la obra de Angeles Rodríguez.

Juan Sorrentino deshace sus obras con vibraciones acústicas en el espacio de ACEFALA, lo que hace pensar sobre el efecto de la música que golpea los cuerpos de lxs jóvenes en los boliches; son capaces de destruir algo mucho más sólido que células. Nota al pie: llegué a Sorrentino por recomendación de la encargada de otro espacio, algo que me pareció una muestra de amor al arte más que a las ventas.

Las obras tejidas de Natalia Ortega Gámez y los trompos de madera con las notas escritas de Mencía Zagarella vibran desde SIND-I-CATO, una propuesta que llega de República Dominicana. (4) y (5).

Latinoamérica se luce de muchas otras maneras en este Barrio Joven, como lo hace el peruano Harry Chávez  en Bufeo, Amazonía + ARTE con sus perlas de acrílico y murano bordando un Guerrero Moche.

Y, finalmente, aunque queda mucho por admirar, alguien pasa debajo de las zapatillas de cerámica (sí, de cerámica) de Laerte Ramos y pregunta, sonriendo, dónde venden marihuana. Brillante instalación en Blau Project, de Sao Paulo.

En el Espacio Chandon, pegado al Barrio Joven, está el helicóptero de Eduardo Basualdo. Una muestra de cómo llamar la atención sólo por llamar la atención. Eso sí, las aspas se mueven todo el tiempo y hay gente que quiere sacarse fotos debajo de ellas, no parece del todo seguro.

Samuel Lasso
Samuel Lasso
Angeles Rodríguez
Angeles Rodríguez
Juan Sorrentino
Juan Sorrentino

 

unnamed (2)

rtega Gámez
Ortega Gámez
Chávez
Chávez
Laerte Ramos
Laerte Ramos