Damien Hirst, monumental y megalómano, en la 57Biennale

0
0
Prudence Cummings Associates. Todos los derechos reservados.

(exclusivo desde Venecia para leedor.com)

Treasures from the wreck of the unbelievable, 5000 m2 de exposición para el más grande del sensacionalismo europeo, que ahora la emprende con una interminable producción dentro del -un tanto desgastado- género de los fakes en la historia del arte contemporáneo.

Enterate de toda la 57Biennale y la movida de la ciudad en este especial 2017, aquí.

Por un lado, el proyecto se desarrolla profusamente y hasta el hartazgo del recurso, en la sede de la Punta de la Dogana del Dorsoduro. La vanitas explotada, astillada en infinita cantidad de obras, en un despliegue del relato que de tan enorme y exagerado se vuelve paródico y es casi un gesto vacío. Por el otro, el monumentalismo, maximalismo, hiperrealismo desmesurado en la reconstrucción de ese coloso monstruoso en el patio central del Palazzo Grassi en San Samuele.

En el medio, entre el esperpento, la cultura de masas, el despliegue de técnica, materiales, y sobre todo, presupuesto, que provoca cansancio y sinsentido. O sea, Damien en estado puro, pero con relato posible. Vanitas dentro de la vanitas que es, en el fondo, toda práctica artística, todo corpus de obra, porque el proyecto le toma a Damien más de diez años de realización.

Lo que vemos responde a la colección que un esclavo liberto logra reunir, para consagrar un templo del Sol, Aulus Calidius Amotan, conocido como Cif Amotan II. El género del fake (falso), que han transitado incirebles proyectos, entre los que no dejamos de mencionar al interesantísimo Joan Fontcuberta y su Pareidolia. Pero aquí hay un regodeo en el recurso, y una clarísima contrucción ideológica relacionada con la post- verdad, la post-historia, el post-arte. Porque a diferencia de una propuesta como la del catalán, aquí Hirst está copiando, no inventa nada. Las polémicas circulan y a momentos aburren, más de lo mismo. Pero es que pareciera un museo de calcos de arte africano, egipcio, griego arcaico, hasta líneas del precolombino. En el límite entre el arte y la etnografía, sin dudas, una vez más, Demian habla de Europa, la museificación del mundo, la muerte del arte y el mercado más que nunca.

 

Se recomienda verla, en esta Venecia 2017 a pura Biennale espectacular para la que se necesitan, como mínimo, dos semanas. No recomendada para tours de 4 o 5 días, más recargada que nunca y atravesada de polémicas, la ciudad que flota sobre pilotes se parece tanto al campo del arte… Y Hirst en este contexto, es su Disneyword.

Galería de imágenes.

20170512_155703rs
20170512_160159 20170512_160559 20170512_161510 20170512_161612 20170512_161813 20170518_162823

WhatsApp Image 2017-05-22 at 10.31.32 20170518_163236 mogly tribi