Empleados, “una especie de poética del descarte”, José Mehrez

0
0

En su segunda temporada y después de haber formado parte de la Fiesta de Teatro CABA 2017, Empleados puede verse todos los sábados en el Teatro del Abasto. Durante ese evento, la obra fue seleccionada para representar a la ciudad en la próxima edición de la 32º Fiesta Nacional del Teatro, que se está realizando en la provincia de Mendoza hasta el domingo 28 de mayo.

- Publicidad -

La obra propone un tema actual y que preocupa: la alienación que provoca el trabajo indigno o alejado de las vocaciones personales. Charlamos con su director José Mehrez.

¿Cómo fue el surgimiento de esta obra en el Seminario de teatro musical de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático?

Propuse una serie de escenas y estructuras musicales que pudieran contener referencias a empleos no calificados; experiencias subjetivas de los actores más  algunas situaciones  que  propuse yo.

¿Qué temas pone Empleados en escena?

Las formas del empleo juvenil, una especie de poética del descarte, confrontando con el imaginario de la vocación.

¿Qué papel juega el humor dentro de la obra?

El humor es un proceso que requiere un saber musical. La efectividad del humor, al ser un proceso mental, una sorpresa intelectual, depende de una rítmica muy precisa. Pero otra propiedad muy valiosa del humor es que aclara, aumenta, ayuda a comprender, por quiebre, lo que está pasando en escena. No me interesa el gag descolgado de la situación. No creo que empleados sea una comedia y nunca nos propusimos generar diversión.

¿Cuánto hay de absurdo en las situaciones que se presentan?

Lo que me atrae del absurdo es la búsqueda desesperada de creer en un sistema racional que abarque el mundo, y no encontrarlo. Pero para generar eso tan especial hay que creer fervientemente en algo, si no todo se banaliza. Es algo difícil y no lo veo como un género, más bien como una marca de identidad en algunas culturas. Creer, buscar y no encontrar.

¿Cómo te planteaste esta puesta? 

Traté de que sea lo más dinámica posible. Son 21 escenas. Eso me hizo descartar rápidamente el uso de paneles, escenografía fija etc. Diseñamos más bien objetos escenográficos que condensen los espacios de representación, y a la vez  exponer todo el espacio: el de  los actores, el de  los personajes, el cambio de los actores, el desarme de las situaciones.

TEATRO DEL ABASTO; Humahuaca 3549; CABA; Reservas: (011) 4865-0014; Web: http://www.teatrodelabasto.com

Actúan: Lucila Chedufau, Matías Corradino, Valentina de La Fuente, Priscila Lombardo, Fernando Morales, Florencia Rebecchi, Ignacio Torres