Las amigas, Tania Scaglione

0
0

Con una narración muy cinematográfica, Tania Scaglione recorre las calles del centro mientras acompaña el itinerario de dos hermanas y sus amigos.

- Publicidad -

Lo primero que llama la atención al comenzar la lectura de esta nouvelle es una especie de narración monologal que va pasando por varios personajes de manera fragmentaria. Esa fragmentación se ve acentuada por una sintaxis que utiliza las oraciones cortas y las enumeraciones como reflejo del caminar de los protagonistas, de ese ir y venir que, por momentos, se torna vertiginoso como lo enfatiza la prosa de cada uno de los capítulos.

La polifonía, la presencia de varias voces, es constante y se ve remarcada por las alusiones a otros discursos como las canciones, o a un contexto histórico y social, reconocible desde los lugares hasta las menciones políticas.

En cuanto a los personajes, hay un sinsentido que rodea cada una de sus acciones, algo que se escapa a sus decisiones y que los lleva de un lado al otro en ese paisaje nocturno. Las relaciones que se tejen entre ellos, como así también la alternancia entre el adentro y el afuera, entre lo interior y lo exterior, conforman secuencias muchas veces sin demasiada conexión.  Es como si la autora hiciera un recorte en la vida de la ciudad y nos lo mostrara de la manera más despojada para que esos hechos contados queden en primer plano.

Las amigas obtuvo el primer premio del Concurso Municipal Manuel Musto de Narrativa 2014.

Ficha técnica

Las amigas, Tania Scaglione, Editorial Municipal de Rosario, 2015, 96 págs.