57Biennale: Paz en la tierra, en el Pabellón de Hungría

0
0

Si hay algo que se puede experimentar claramente en el recorrido en la Bienal de Venecia es el pasaje por espacios sumamente oscuros a otros altamente iluminados. Un ejemplo de los primeros es el del Pabellón de Dinamarca y su propuesta de teatro oscuro, el otro el de Bélgica con una luz que prácticamente hiere los ojos.

- Publicidad -

En “Peace on earth”, el artista húngaro Gyula Várnai dispone en el ingreso un cartel de neón con esta frase y sobre ella la paloma de la paz; la luz artificial y la luz natural, ambas contrastan, chocan, se magnifican.

Entre 1958 y 1990 en la punta del edificio mas alto de la ciudad húngara de Dunaújváros había un símbolo de la paz que representaba la utopía universal de la guerra fria y la paz en el mundo.

En el contexto actual de amenazas de guerra mundial, la propuesta del húngaro resulta de verdad un mirada positiva, más allá de la mera consigna.

“Arcobaleno” es un gigantesco y bello arco multicolor, armado sobre una pared con pequeños escudos de varias asociaciones, sociedades, movimientos, ciudades y eventos de los años 60 y 70.

image-2017-05-16

image-2017-05-16 (1)

 

“Ciudad invisible” proyecta la imagen de una ciudad en una videoinstalación conformada por ilustraciones de edificios fantasiosos y vintage de los 40 y 50. El espectador podrá jugar con la presencia y ausencia de alguna parte de su sombra y la ausencia de algunas partes de su sombra entre los edificios de la ciudad. La imagen se mueve lentamente y la acompaña la opera musical del propio artista.

image-2017-05-16 (3)

En “5 minutos” se presenta un futuro retro, positivo, de parque de diversiones imaginario. Consiste en una instalación en cuyo centro un carro de una rueda de la fortuna, negro y fijo, ocupa el espacio mientras se proyecta un video en la pared con el recorrido de una rueda de la fortuna en 16 mm y en 3D. La forma de la rueda evoca a la ciudad espacial de la fantaciencia.

Es un pabellón que mira el futuro con ojos amables y se propuesta lo evidencia invitando a la reflexión desde la practica lúdica.