Firenze: Bill Viola recrea el Renacimiento en el Palacio Strozzi

0
0

Hay que animarse al Renacimiento, y nada más ni nada menos que en su ciudad madre. Esta primaveral Florencia que nos recibe, previo paso hacia la Bienal de Venecia, acoge una muestra retrospectiva del videoartista Bill Viola, el más famoso del mundo, dicen los carteles.

“Bill Viola. Rinascimento elettronico” en el Palacio Strozzi juega con la ciudad, con el patrimonio, con la historia del arte (que aquí está en todas partes), y además con el ser de nuestro tiempo.

Como siempre, Viola se atreve a todo. El piano nobile del Strozzi está dedicado a las video instalaciones: 8 en total: 1) The crossing (1996), 2) The greeting y la Visitación (Pontormo), 3) The path 4) Surrender, Four Hands, Catherine´s Room, Caterina da Siena 5) Emergence y la Pietá 6) El Diluvio (Uccello) y The Deluge 7) Inverted Birth 8) Adan y Eva, y Hombre y Mujer.

“Explorando la espiritualidad, la experiencia y la percepción”, Viola invita a sumergirse en esos espacios negros que hay que recorrer con el cuerpo para ser atrapados por la luz pregnante de los videos gigantescos que ocupan gran parte de la pared. El Adán y Eva de Lucas Cranach del Uffizi afina los ojos, imposible de bellas esas dos tablas en las que Cranach desnuda a los primeros, a los que los italianos ya había desnudado. El diálogo con “Hombre buscando la inmortalidad” y “Mujer buscando la eternidad” es fantástico. Viola los hace ancianos, desnudos, formando un díptico (como el de Cranach), ambos caminan hacia el espectador, recurso muy usado en su obra, y se ponen a buscar con una pequeña linterna sobre su propio cuerpo.

image-2017-05-10 (1)

Estrella de la muestra, el dúo que forman “La visitación” de Pontormo, Iglesia de San Michele, Carmignano, y “The greeting”, una obra de 1995, inspirada en la tabla del pintor manierista florentino, Pontormo. Por primera vez juntas en Florencia, la última vez que se habían exhibido había sido en la Biennale Venecia de 1995. Pintura y cine, religión y vida cotidiana contemporánea. Lo sacro y lo laico. Una experiencia inolvidable. En Florencia las obras están ahí. A unas pocos minutos de caminata.

image-2017-05-10 (3)

La más espectacular es, sin dudas, la instalación que usa el fresco de Uccello “El diluvio” pieza trasladada del Museo de Santa María Novella colocada por sobre el dintel de una puerta que accede a la videoinstalación de The deluge en la que una calle con dos ventanas y una puerta es atravesada por una sorpresiva invasión de agua que proviene del interior de esa casa. La obra de Uccello (datada en 1439-40) es una de las más atrevidas, inquietantes y sorpresivas del Renacimiento, con una extraordinaria experimentación en torno a la perspectiva lineal, recién inventada.

image-2017-05-10 (4)

En la Strozzina, la obra en video baja a los televisores como sucede con “Presence” (1995), o “Eclipse / Il vapore” (1974) o Cycles  (de 1973). Un espacio especial para la famosa “The reflecting pool” (1977-1979)

Un apartado especial con fotografías de Gianni Melotti sobre Florencia en los 70´s, años de efervescencia de protestas en las plazas y creatividad en las Escuelas de Arte. El video arte y las obras conceptuales de Sandro Chia, Giuilio Paolini, Muriel Olesen.

Del 10 marzo al 23 julio 2017 en Fundación Palazzo Strozzi