“El arte es un derecho”, entrevista a Daniel Fernández

0
0

La oferta teatral de Buenos Aires es amplia y muy variada: Criminal. Pequeña Tragedia sobre una transferencia contratransferencial, de Javier Daulte, con dirección de Daniel Fernández es un policial donde el psicoanálisis también tiene un papel muy importante.

Un asesinato que todavía no se cometió es el escenario para debatir el concepto de verdad. Conversamos con Daniel Fernández que nos habla de esta obra y de la particularidad de que sea “a la gorra”.

¿Cómo aparece dentro de la obra la relación entre psicoanálisis y policial?

Es muy interesante cómo el hecho de que el ámbito sea dentro del psicoanálisis potencia la idea de confesión/verdad y cómo construye a partir de esto el suspenso necesario para un buen policial. Los dos psicoanalistas defiende cada uno su posición, “su saber” en cada caso pero la realidad los supera. Como si ese espacio no soportara la mentira.

¿Desde la dirección, qué requiere la puesta en escena de un policial?

Creo que la construcción de una tensión dramática en constante crecimiento, mantener el acertijo cuidado hasta el final. Por lo general, las novelas policiales comienzan con el asesinato concretado y a partir de ahí construye la investigación. En mi opinión, un acierto de Daulte es la manipulación en el espectador de cuál va a ser el asesinato que se va a cometer, para finalmente girar y transformarlo. Desde la puesta en escena hay que darle al público de a poco las pruebas del asesinato que se va a cometer, no ser obvio, porque el texto no lo es.

¿Cuál es el proceso que seguís para elegir una obra que vas a dirigir? ¿Es una elección tuya o te convocan?

En general estoy abierto. Hay obras que me enamoran en el primer encuentro, otras que me las proponen. Como hace muchos años que trabajo en el teatro independiente la mayoría de las veces dirijo aquellas que por alguna razón necesito hacerlas. Trabajo bastante con propuestas para público adolescente, en donde la elección de una temática que los conmueva y que los acerque al teatro es el principal motor. En una obra para adultos, la elección puede pasar también  por la necesidad de seguir investigando. Una linda pregunta para empezar una puesta es ¿cómo se hace esto?

En particular, esta obra fue elegida en un principio como material de trabajo para el grupo de talle de la Escuela de Teatro de la Universidad Popular de Belgrano. Después de un año de trabajo y una muestra final, decidimos que queríamos profundizar un poco más. Ahí nos pusimos en contacto con Javier Daulte por los derechos y decidimos estrenarla en el Auditorio de la UPeBe

¿Qué expectativas se generan al estrenar dentro de un contexto de crisis y con una oferta teatral tan grande y variada?

El principal motor es que creo que en tiempo de crisis, más que nunca, el arte es un camino necesario. A más crisis, más arte. Es la forma más sana de poder canalizar nuestra emocionalidad y pensarnos cono seres emocionales ante que racionales. Siempre agradecí la frondosa oferta teatral de nuestra ciudad. Creo que me alimento de ella, aprendo de cada espectáculo que voy a ver.

La expectativa es que la mayor cantidad de gente comparta con nosotros este ritual que es el teatro, en particular esta pequeña ceremonia que es Criminal y que cuando salga tenga más ganas de ver más teatro.

¿De quién fue la elección de hacer esta obra a la gorra?

Esta idea surge de varios lados. Por un lado la sala donde estamos presentando la obra tiene una historia en este tipo de modalidad de trabajo; no todos los espectáculos se trabajan así, pero si muchos. Fue una decisión del grupo a partir del contexto dado. Desde lo personal vengo trabajando esta modalidad en los espectáculos para adolescentes, porque me parece que es una forma de que tengan la posibilidad de acercarse. Y por último desde lo ideológico, me parece que el arte es un derecho; como tal, la posibilidad de acceso tendría que ser lo más abierta posible, sin olvidarnos que los artistas también comen. Creo que “la gorra” es solo un camino hacia esta idea.

¿Qué ventajas y desventajas trae esta modalidad?

La ventaja es que todo aquel que quiere ver teatro y se puede acercar a la sala, puede ver teatro. Creo que la desventaja principal es que en nuestra sociedad está extremadamente asociado el concepto valor a calidad: “Lo barato sale caro”. Tal vez de alguna forma esta modalidad aleje a esa gente que tiene muy arraigado ese concepto. Pero de lo que estamos seguros es que si vienen es probable que puedan repensar ese concepto.

Funciones: sábados a las 21h; Entradas: a la gorra; Lugar: Universidad Popular de Belgrano; Dirección: Campos Salles 2145; Informes: 4701-3101

Mail: informes@upebe.com.ar

www.upebe.com.ar