Mr. Xpender, unipersonal de Sergio Lumbardini

0
0

Mr. Xpender es una propuesta de varieté que ofrece algo distinto: un clima íntimo, mucha magia, comicidad e interacción con el público. El actor Sergio Lumbardini  (quien codirge esta pieza de su autoría) encarna a varios de los personajes que solían actuar en las antiguas ferias ambulantes de variedades.

Esta es una puesta donde el desempeño físico es fundamental para mantener la atención y donde se recupera la magia perdida de otras épocas. “Hoy el teatro no pasa de ser una opción más de entretenimiento, donde los artistas buscan la idolatría por encima del rol de guía espiritual. Y bien digo, guía espiritual, ya que aquella era la función del místico de la tribu. Otros tiempos. Otra enciclopedia”, nos recuerda el personaje que realiza la apertura de la obra.

Aquí la comicidad es la gran protagonista; la obra se construye con la participación del público y no hay tiempo para aburrirse.  El título de la obra tiene que ver con el verbo “expend” en inglés que significa gastar, agotar, usar, emplear  e invita a reflexionar sobre la sociedad de consumo en que vivimos. Estos personajes marginales, todos interpretados por Sergio Lumbardini, nos proponen una escena alternativa a la del consumo, que sería la del ocio y la creatividad.  Son artistas explotados, pero se mantienen dignos en su entrega al público.

El actor es también bailarín e ilusionista; se formó en danza, acrobacia y clown y despliega todo su potencial en esta pieza que no da respiro porque el entretenimiento es continuo: las situaciones cómicas se enlazan unas con otras y esto exige mucho del actor, quien muestra su gran ductilidad. A veces se vale de las cartas o de un muñeco y también de disfraces para realizar sus rutinas. El ilusionismo y las facultades paranormales como la adivinación y los poderes psíquicos se integran también al show.

Estamos acostumbrados a un predominio de la palabra, muchas veces, sobre lo gestual y lo físico: en este espectáculo la relación se invierte. Lo cómico está en el cuerpo, en los gestos mínimos, en una complicidad que se va armando con apenas un movimiento o una simple pregunta. Las risas abundan pero no porque se recurra al chiste fácil sino porque hay un trabajo por momentos, sutil y por momentos, ligado a lo grotesco.  El espectador tendrá que ir preparado para la sorpresa, para encontrarse con actos de ilusionismo donde la razón no encuentra explicaciones lógicas, donde el asombro se apodera de nuestra mirada.

Leedor  entrevistó a Christian Forteza, quien codirige este espectáculo junto a  Sergio Lumbardini. Forteza es director, actor y profesor de Circo y Clown en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático y está vinculado al área de Varieté del Centro Cultural de la Cooperación.

¿Cuál es el lugar del varieté hoy en nuestro país?

Creo que hoy el varieté está un poco monopolizado por el formato de stand up. No es que esté mal, solo que se pierde de alguna manera la construcción del personaje, el trabajo actoral. Una rutina lleva mucho tiempo en su armado no solo desde el texto, sino y sobre todo, desde la dramaturgia corporal.

El espectáculo Mr Xpender data del año 2005. ¿Qué cambios hubo en el contexto y la recepción de la obra con el transcurso del tiempo?

Mr Xpender lo estrenamos en el 2005 también en el CCC pero en la sala Tuñon y en esa oportunidad la dirección la compartí con Claudio Pereira, Ahora se reestrenó con  cambios y ajustes en algunos personajes, con la codirección de Sergio Lumbardini y se sumó al equipo José Luis Giménez, con un gran aporte en la asistencia  de dirección. Siempre el humor es una buena herramienta de denuncia social y por una cuestión coyuntural diferente de la del 2005, creo que hoy tiene un reflejo más claro, donde ciertas cosas negativas de la sociedad se han profundizado.

¿Qué experiencia te dejó codirgir este espectáculo y trabajar con Sergio?

Con Sergio nos conocemos hace muchos años y ya habíamos trabajado juntos en otros unipersonales, como por ejemplo, Puré de Nervios. Siempre es un desafío estar a la altura de semejante artista, y siempre se aprende algo nuevo. Tenemos miradas  muy parecidas sobre la comicidad y eso hace que el trabajo se dé de una manera muy divertida y gratificante.

“Henos aquí reunidos, por un lado, público, espectador, el respetable; por el otro: feriantes, artistas, performers, polichinelas. Juntos para conformar la ceremonia del teatro, el hecho teatral”, nos dice el presentador del show. Aunque la dinámica de la función nos hará pensar que los límites entre unos y otros son más difusos de lo que parecen.  Podemos recurrir a la figura del espectador emancipado (entendiendo por emancipación el borramiento de la frontera entre aquellos que actúan y aquellos que miran) tal como lo define Jacques Rancière e invocar el rol activo de ese mismo espectador que asocia lo que ve y escucha con sus propias ideas, vivencias y sueños. Así, cada persona que asiste a ver Mr Xpender  será partícipe en la narración de un relato, en la creación de un clima, y en última instancia, será el público el que determinará  el funcionamiento de cada escena donde seguramente aflore la risa.

Autor y actor: Sergio Lumbardini; Dirección: Forteza-Lumbardini; Asistencia de dirección : José Luis Giménez

Viernes 22 h, en el Centro Cultural de la Cooperación (Av. Corrientes 1543) hasta fin de mayo, menos el 12 de mayo que no hay función.